COSMOS

Redacción

Publicado en enero de 2017 en el Número 1 de la edición impresa

¿Conoce los riesgos que implica la incineración de residuos que plantea COSMOS?

 ¿Qué solución le daría usted?

        

Violeta Medeiro, Distrito Centro

R1.- No sé exactamente las consecuencias pero en los años 90 cuando iba al Club Asland del polvo del cemento, nos picaban los ojos y costaba respirar. Eso deriva en problemas respiratorios, de piel e incluso de cáncer.

R2.- La solución se debió iniciar cuando se vio que el modelo productivo de este país basado en la construcción no tenía futuro. Ahora desde producir energías limpias o incinerar materia orgánica hasta cambiar la actividad y producir otros materiales.

 

Rafael Castro, La Viñuela

R1.- Las que conoce todo el mundo, la incineración de residuos genera partículas que son nocivas para la salud y para el medioambiente. Yo creo que siempre habrá alternativas para quitar esos residuos de en medio que no sea de esa forma.

R2.- La mayoría de la gente dice de sacarlos del casco urbano, pero aún así seguiría contaminando esa zona y no me parece buena solución. Yo pienso que lo mejor es buscar otras alternativas de eliminación de esos residuos.

Ornela París. Santa Rosa

R1.- Sé que se queman residuos aunque no conozco el impacto sobre la población aunque obviamente no debe de ser bueno. Tener las ventanas abiertas es un engorro porque entra muchísimo polvo, de hecho, este año hubo una fuga y parecía que la casa estuviera en obras. ¿Quién se hace responsable de esa limpieza? Desde luego Cosmos no vino a mi casa a quitar los residuos.

R2.- La solución fácil sería el traslado pero simplemente se conseguiría mover el problema de sitio.

Julio Costa, Fátima

R1.- Existen riesgos evidentes para la salud, el crecimiento urbano fagocitó la cementera, nociva e incompatible con el suelo urbano y los políticos que defienden este status quo prevarican. No hay ni que hacer estudios epidemiológicos ya que ocurre por toda la geografía, secuelas de cánceres en vías respiratorias.

R2.- La pérdida de puestos de trabajo no es un elemento de transacción, con la salud no se negocia, se defiende. Llevarse la incineradora al polígono de la Campiña.

Elena Montero. Vista Alegre

R1.- Puede plantear a los propios trabajadores en temas de salud como a las personas que viven alrededor de esa fábrica y a la ciudad en general. Problemas respiratorios, de piel… Y a nivel medioambiental tiene un impacto grande de contaminación.

R2.- Estas decisiones muchas veces se justifican con los puestos de trabajo o con la creación de nuevos y no hay que hacerlo a pesar de nuestra salud y del impacto medioambiental.

Kety Medeiro, Santa Marina

R1.- Si, por supuesto. El radio de acción que abarca los gases contaminantes es muy extenso y nos afecta a toda la ciudad. Me preocupa mucho la población más vulnerable, niños, ancianos y enfermos crónicos, en ellos hay un aumento de enfermedades respiratorias, así como enfermedades oculares.
R2.-
Un Plan General de Ordenanza Urbana adecuado y actualizado. No incinerar en la ciudad y trabajar con energías limpias y respetuosas con el Medio Ambiente.

Eduardo la Torre. Distrito Centro

R1.- Gracias a la labor educativa de la plataforma Aire Limpio de Córdoba. Si se quemasen neumáticos se emitirían partículas de muy pequeño tamaño que penetran por vías respiratorias. Implica por tanto un riesgo para la salud y el planeta donde habitamos.

R2.- No quemar ningún residuo que no fuese estrictamente vegetal. Reciclar todos estos residuos procedentes del desarrollo industrial como lodos, neumáticos y otros que generarían más empleo.

Santiago Álvarez. Valdeolleros

R1.- La incineración de desechos tóxicos liberan metales pesados que generan disfunciones neurológicas, alteraciones inmunológicas, malformaciones congénitas, problemas en riñones y pulmones…

R2.-En septiembre hubo un escape y la empresa no lo puso en conocimiento de las Autoridades Ambientales, fue el vecindario quien dio la alarma. ¿Qué ocurriría si fuese el depósito de amoníaco de 80.000 litros que van a instalar? Pedimos cambio de ubicación.

Isabel Jiménez. Fátima

R1.- Es muy peligrosa. Conlleva riesgos sanitarios evidentes, respiratorios con mayor incidencia en ancianos, niños y personas de riesgo. Es imprescindible conocer el coste sanitario y no escudarse en la conservación de un puñado de puestos de trabajo.

R2.- Deslocalizar la empresa si es viable donde no entrañe riesgos para la población y reconvertir los puestos de trabajo, pero sobre todo cuidar la salud y nuestros bolsillos que para eso pagamos a los políticos.

Josefina Vida. Valdeolleros

R1.- Conozco los posibles riesgos de la incineración, pero no sé hasta dónde puede llegar realmente. Si sé como vecina de Valdeolleros lo que hasta ahora hemos pasado con el cemento y siempre han mentido.

R2.- Lo lógico es que este tipo de fábricas estén fuera del casco urbano, lo suficiente para evitar perjuicios a la ciudadanía.

Aratz Moreno. Distrito Sureste

R1.-Sí, los gases expulsados podrían contener sustancias químicas que implicarían un riesgo para nuestra salud, así como un riesgo para el medio ambiente.

R2.- No otorgaría licencia para la actividad y emplazaría a Cosmos a buscar una solución más acorde con el respeto del medio ambiente con el fin de salvaguardar los puestos de trabajo.

Ana García, Valdeolleros

R1.- Los riesgos de la incineración serían las partículas invisibles pero muy dañinas para las personas, animales y la cadena de alimentación. Si se incinera el cemento, o como dice Cosmos, se valoriza, sería malo porque irían a la atmósfera metales pesados como el mercurio.

R2.- Una buena solución sería reciclar, crearía más puestos de trabajo y no contaminaría. Ya con el amianto hubo problemas que no quisieron reconocer que afectaban a los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *