Distrito Noroeste. El proyecto nunca se hace realidad

Publicado en abril de 2017 en el Número 4 de la edición impresa

 

El distrito Noroeste tiene importantes carencias de equipamientos, pero fundamentalmente el caballo de batalla del actual Consejo de Distrito es la construcción del equipamiento más necesario para este Distrito “EL CENTRO CÍVICO”.
Hace ya 35 años desde que comenzara a vislumbrarse un gran proyecto para esta ciudad, la instauración de los Centros Cívicos en cada uno de los Distritos de Córdoba.
Si hacemos un análisis de la red de Centros Cívicos de Córdoba observamos que, de los 10 distritos existentes, ocho de ellos en Córdoba capital y dos periurbanos, el único que carece de un Centro Cívico es el Distrito Noroeste.
La construcción del Centro Cívico Noroeste es una reivindicación histórica del Consejo de Distrito, el último proyecto elaborado es del año 1998.
El actual Centro Cívico está ubicado en lo que en principio fue un centro cívico complementario al de Miralbaida, siendo evidente que dicho equipamiento no es adecuado para un distrito con casi 40.000 habitantes y ocho barriadas adscritas al mismo, más las posibles adscripciones que se llevaran a cabo, debido a la construcción de barrios emergentes, como ha sido el caso de la última incorporación de la barriada de Turruñuelos.
Si analizamos las motivaciones y los propósitos que persigue la dotación de un Centro Cívico que reúna los requisitos de espacio y ubicación que demandan su población, verificamos que el distrito carece de dicho equipamiento. El resultado es que difícilmente podremos alcanzar las prestaciones de servicios y participación ciudadana que esta institución pública territorial debe dar a los ciudadanos del distrito.
Sin este equipamiento nuestro distrito y su consejo han estado y siguen estando condenados a ir siempre a la cola de la integración ciudadana en los procesos participativos y ello nos ha introducido en un círculo vicioso que ha desembocado en no defender con toda la fuerza necesaria que la construcción de este equipamiento es fundamental para el desarrollo del distrito.
Esta carencia nos lleva a incumplir igualmente los principios de satisfacción a la demanda de servicios cercanos a la ciudadanía y nos impide conseguir unas relaciones abiertas y participativas con el tejido ciudadano.
La construcción del Centro Cívico Noroeste, es por tanto una necesidad urgente para nuestro distrito que nos permitirá lograr los fines recogidos entre las competencias de los centros cívicos, como, promoción social y cultural, lucha contra la desigualdad, desconcentración administrativa, servicio a los intereses colectivos, apoyo a las organizaciones ciudadanas y facilidad en la utilización de recursos.
Las conclusiones son dos, una, el distrito noroestes no cuenta con el equipamiento necesario para cumplir con lo recogido en el espíritu de los Reglamentos de Participación Ciudadana en su más amplio sentido.
Otra, si el Centro Cívico Noroeste no se ha construido hasta esta fecha, no ha sido por falta de terrenos municipales en el distrito, y a veces tampoco por falta de dotación presupuestaria, ha sido por falta de voluntad política de los distintos gobiernos municipales que han pasado por el Consistorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *