Distrito Sureste: La Casa de las Córdobas

Enrique A. Rodríguez Contreras. Presidente del Consejo de Distrito Sureste

Publicado en febrero de 2017 en el Número 2 de la edición impresa

 

El Consejo de Distrito Sureste está formado por representantes de los distintos colectivos y sectores (Asociaciones Vecinales, las de mujer, culturales, AMPAS…) de los 8 barrios que lo componen. Cuando la vecindad une esfuerzos y pone cariño en el empeño, se consiguen logros, como “La Velá” tan bella del pasado verano u otras que aún recordamos.

 

En estos momentos el proyecto más importante del distrito es “La Casa de las Córdobas”, un reto que busca cambiar radicalmente el concepto, a nuestro juicio equivocado, de cultura, que suele ser el que abarca a lo que se representa en el Gran Teatro o los grandes salones y galerías de arte. Para nosotros y nosotras, la cultura vive en los barrios y necesitamos que la gente así lo entienda y así lo defienda. En eso estamos, en demostrar que cultura y barrios no están reñidos.

 

En el proyecto de “La Casa de las Córdobas” está incluida, en primera persona, la iglesia de Campo Madre de Dios. No estamos dispuestos a que un edificio tan singular pase de la ruina al derrumbe, sino que queremos convertirlo en una potente lámpara cultural que alumbre, desde nuestro distrito, a toda la ciudad. En ello estamos muchísimas personas, y todas las que quieran sumarse, serán bienvenidas y necesarias, para sacar adelante un proyecto cultural que entendemos que podría volver a unir a muchas cordobesas y cordobeses después de la fallida Córdoba Cultural de este 2016. Lo cual sería un gran logro.

 

En la iglesia Campo Madre de Dios, convenientemente restaurada, este espacio permitiría abrir una puerta a América desgraciadamente inexistente y olvidada, a pesar de los enormes vínculos humanos e históricos que tenemos con ella. No olvidemos que Córdoba es uno de los nombres de localidad más repetido en aquel continente. La recuperación de un espacio público de esta dimensión, en un lugar tan cargado de simbolismo, además de dinamizar cultural y socialmente el distrito e irradiar cultura a la ciudad, sería un gesto de justicia histórica con nuestros iguales, la ciudadanía de los países americanos, y con ello, una extraordinaria oportunidad económica y turística para la ciudad que tan necesitada anda de ello.

 

Pero, ¿por qué en ese espacio?

  1. La iglesia Campo Madre de Dios, además de tratarse de un equipamiento de muchas posibilidades cuando esté rehabilitado, es un espacio que, estando próximo al casco histórico, está ligado a la memoria del distrito sureste y sus barrios, permitiendo de ese modo convertirse en una referencia para la cultura y con ubicación en un barrio, binomio que dinamizará la zona y el distrito.
  2. Por otra parte, Gonzalo Ximénez de Quesada, fundador de Santa Fe de Bogotá, nació, presumiblemente en 1509 en el espacio que hoy ocupa el edificio, en el que aún podemos observar una plaza conmemorativa.

 

¿Y qué contenidos podría tener?

Ser el centro de interpretación para todas las ciudades de América y el resto del mundo con el nombre de Córdoba; con todas sus referencias, contenidos y espacios para su divulgación, destacando nuestra proyección universal.

 

La Casa de las Córdobas sería así el eje en el que la vecindad nos reconoceríamos, por su ubicación y por haber sido protagonistas de haberlo convertido en un foco de cultura de primer orden. Y ello serviría para hacer de nuestro distrito, sus gentes y sus barrios, lugares y ciudadanía culturales, certificando así, que cultura y barrios es, sin duda, una combinación posible y en este caso, real. ¡En ello estamos!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *