El parque natural Sierra Morena de Córdoba

Ángel B. Gómez Puerto

Publicado en abril de 2017 en el Número 4 de la edición impresa

 

 A finales del 2015, un grupo de personas pusimos en valor una anomalía histórica: la Sierra Morena de Córdoba, a diferencia del resto del extraordinario corredor ecológico del norte de Andalucía, no está protegida con la figura jurídica de Parque Natural. A través de diversas actividades hemos dado a conocer este hecho y difundo los extraordinarios valores de este espacio natural, merecedores de la máxima protección.

Ya hemos registrado 2.000 firmas dirigidas a la Presidenta de la Junta de Andalucía, recabado 5.000 apoyos en change.org, y 1.200 personas se adhirieron al facebook “Sierra Morena de Córdoba: ¿parque natural?”. En mayo de 2016, la Diputación acordó por unanimidad adherirse a la iniciativa ciudadana, y en septiembre se debatió en el Parlamento andaluz, sin ser aprobada. Córdoba quedaba relegada de nuevo. Se aprobó que en el plazo de un año se crearía una comisión para su estudio. Sería fundamental que el Ayuntamiento de Córdoba también se pronunciara a favor. Otros municipios ya lo han hecho.

Desde esta iniciativa ciudadana consideramos que no hay razones para que la Sierra de Córdoba no sea Parque Natural. La declaración generaría indudables oportunidades para un nuevo modelo de desarrollo económico, de educación medioambiental o promoción de los productos (agricultura, artesanía o ganadería) de la Sierra con la marca parque natural. No es justo que Córdoba se quede atrás de nuevo. Es el momento de la protección integral de la Sierra de Morena de Córdoba como espacio para el bien común.

 

Luis González Macías

Gracias a mi formación de biólogo he aprendido que el humano no sólo puede convivir con la naturaleza en espacios de destacable valor, sino que además puede resultar beneficioso. La coexistencia crea un variado paisaje que manejado de forma adecuada aumenta la biodiversidad: mayor diversidad de ecosistemas es mayor número de especies, que es sinónimo de mayor resistencia a perturbaciones, y esto a su vez supone asegurar que el humano siga obteniendo recursos de forma sostenible. El modelo actual de conservación parece haber creado la idea de que en las zonas protegidas el humano no tiene cabida mientras que fuera de ellos todo vale. Tenemos que desterrar esta idea ya que las zonas protegidas son una oportunidad (no la solución) para salvar el mundo rural y por tanto los importantes valores que atesoran estas zonas.

 

Ana Sáez Jiménez

No se los motivos por los que la parte cordobesa de Sierra Morena no está bajo protección. No tiene sentido que una zona perteneciente a la misma unidad geológica que las serranías de Sevilla y Jaén no cuente con la misma protección.

La declaración de Parque Natural supondría numerosas ventajas. En términos ecológicos hablaríamos de la unificación de toda la Sierra Morena andaluza. Un avance para la conservación de nuestra entidad natural, el bosque mediterráneo, del que forma parte nuestra sierra, uno de los puntos calientes de biodiversidad del planeta y referente para el desarrollo conservacionista. En término económicos, declararlo Parque Natural supondría darle el valor añadido a los productos de la zona como productos ecológicos con denominación de origen Sierra Morena.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *