La Sanidad pública. Entrevista a Manolo Baena Cobos

Ana Naranjo Sánchez

Publicado en abril en el Número 4 de la edición impresa

 

Entrevista a Manolo Baena Cobos, Médico de atención primaria del SAS, exalcalde de Puente Genil. Portavoz de la Marea Blanca de la provincia de Córdoba

 ¿Cómo evolucionó el gasto público en sanidad en los últimos años? ¿A que políticas responde esa evolución?

El gasto público sanitario español sufrió un recorte lineal de unos ocho mil millones de euros de 2010 a 2014 con el subsiguiente efecto sobre una sanidad pública que se había mantenido por debajo de la media europea en su nivel de gasto. El recurso a la disminución del gasto público para hacer frente a la crisis financiera impuesto por la “troika” y aceptado por los Gobiernos españoles con la modificación del artículo 135 de nuestra Constitución, fue la única receta dictada por los organismos reguladores: obviando que los ingresos públicos españoles están lejos de acercarse a los niveles medios europeos porque los grandes capitales y las grandes empresas españolas tributan muy por debajo de lo razonable. Durante 2016, España fue una de las campeonas europeas de la disminución del gasto público. Aparte de la reducción del gasto público en sanidad, se ofreció en subasta la tarta de la sanidad pública a los “mercados” fomentando los seguros sanitarios privados.

¿De que manera han afectado los recortes en sanidad a las personas?

Perdida del carácter universal de la sanidad pública. Aumento generalizado de listas de espera por la disminución de recursos humanos (sin cubrir las plazas vacantes por jubilación) y técnicos.  Copagos en medicación y material protésico en momentos de disminución generalizada de las rentas del trabajo. Disminución de las inversiones para el mantenimiento de instalaciones y equipos. Saturación de los servicios de Urgencia. Cobertura irregular de las urgencias en zonas rurales. Cierres generalizados de plantas hospitalarias, ya sea de forma temporal o definitiva.

Y todo eso en momentos en que la falta de recursos esenciales para un importante sector de la población (comida, agua, vestido, vivienda, energía, trabajo), hace prever un importante deterioro de su estado de salud.

¿Cuál es la situación de Andalucía en cuanto a los recortes?

Andalucía tiene el dudoso honor de ser la Comunidad con menor gasto sanitario “per cápita”.  Con externalización (así se llama ahora a los procesos privatizadores) de servicios sanitarios y de la mayoría de oficios de apoyo en hospitales y centros de salud). Y objetivos de productividad, ajenos a cualquier consenso social, que premian casi en exclusiva a las distintas escalas de directivos (que lejos de disminuir durante la crisis han aumentado) complacientes y estimulados a tapar problemas porque el que se atreve a señalarlos pierde el favor…y la productividad.

Andalucía, a la cola en número de hospitales y camas por habitante, argumentaba que el importante desarrollo de la Atención Primaria en la comunidad justificaban esas diferencias, pero lo cierto es que la atención primaria andaluza es el pariente pobre, en cuanto a recursos humanos y materiales, de la sanidad pública andaluza.

Frente a esta situación la actitud de la administración sanitaria andaluza ha sido la de negar los problemas o achacarlos a los recortes impuestos por el Gobierno del PP. Aunque en parte verdad, no explica todos los deterioros o que antes de los recortes, Andalucía ya dejó de sustituir en vacaciones, permisos y bajas de corta duración, o que cerraba plantas de hospitales y centros de salud por las tardes). Sería bueno recordar que la última encuesta de satisfacción reseñada en la web del SAS es de 2013.

¿Cómo y cuándo se constituye la marea blanca andaluza en Córdoba?

El lunes 20 de Febrero se constituyó en asamblea ciudadana la Marea Blanca de Córdoba, en la que junto a vecinos preocupados intervinieron distintos colectivos de afectados. Se recogieron casos de deterioros más sangrantes de nuestra sanidad y se creó una comisión organizadora compuesta por doce miembros de la asamblea que a su vez designaron cuatro portavocías.

¿Cuáles son sus objetivos?

Los objetivos planteados son los de inducir una reflexión social sobre el estado de nuestra sanidad e impulsar una respuesta popular que frene los recortes sanitario (Europa sigue exigiendo ajustes/recortes), y que contribuya a propiciar la incorporación de la sociedad civil en el debate sobre qué tipo de atención a la salud se necesita. Se organizó una recogida de firmas en marzo, y se busca reforzar el componente participativo de la marea y su ampliación.

Finalmente, se plantea la información a organizaciones sociales, vecinales, de consumidores y colectivos de afectados para solicitar sus contribuciones y apoyos para una movilización social que exija a la administración andaluza el fin de los recortes y haga oír fuerte y claro al Gobierno del PP, la negativa de los cordobeses a admitir más recortes en la atención a la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *