Pobreza energética y sistema eléctrico en España

Stop Desahucios 15M Córdoba

Publicado en diciembre de 2016 en el Número 0 de la edición impresa

La pobreza energética es causa de más de 7.000 muertes al año en España. El 11% de los hogares (5,1 millones de personas) es incapaz de mantener su vivienda a una temperatura adecuada en los meses fríos y el 8% (4,2 millones de personas) declara tener retrasos en el pago de facturas.

Esto se debe, en gran parte, a la situación oligopólica del sector eléctrico, con cinco grandes empresas en connivencia con el poder político. Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP y Viesgo controlan el 85% del mercado, contratando a expresidentes (Felipe González o Aznar) o exministros (Pedro Solbes y Elena Salgado) Las nefastas políticas energéticas y regulatorias permiten enriquecerse a unos pocos a costa nuestra. El precio de la luz ha subido un 80% en los últimos años mientras las tres grandes compañías mantienen beneficios anuales siempre por encima de los 5.000 millones € durante la crisis; las retribuciones e indemnizaciones de los miembros de sus consejos de administración son las más elevadas de las eléctricas europeas. Para colmo, se ha acumulado una deuda de casi 30.000 millones € (déficit de tarifa) que pagamos los consumidores de electricidad, caso inédito en el mundo. Como único en el mundo es el ensañamiento contra la instalación de placas fotovoltaicas para autoconsumo de electricidad  en viviendas.

Ante este panorama, era imprescindible una reacción de la sociedad civil de la que destacan tres ejemplos:

– Las Cooperativas de consumo de energía verde sin ánimo de lucro como Som Energía que busca un suministro eléctrico 100% renovable a través del empoderamiento y la participación de sus socios. Actualmente cuenta con casi 28.000 socios y 40.000 contratos en todo el territorio nacional.

– La Plataforma Stop Desahucios 15M Córdoba que lucha por el derecho a disponer de una vivienda digna y adecuada dotada de suministros básicos a través, igualmente, del empoderamiento y participación de sus miembros. Este verano ha iniciado una campaña que exige un mínimo vital de electricidad como ha ocurrido con el agua. Con el superávit de 1.600 millones € recaudado por el sistema eléctrico desde 2014, que está sin usar, se podría establecer un mínimo vital de luz para familias económicamente vulnerables sin tener que encarecer las tarifas.

– Las iniciativas adoptadas por los ayuntamientos, como administraciones más cercanas al ciudadano. En la “Mesa de la Energía” constituida recientemente por el Ayuntamiento de Córdoba, en la que participan distintos colectivos y asociaciones de la ciudad, ya se tratan temas como la pobreza energética o la eficiencia y el fomento de energías renovables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *