Miembros de las Marchas de la Dignidad ayudando a solicitar el IMV a varias personas en el C.S. Rey Heredia

La Marea Básica contra el Paro y la Precariedad, que ya en el mes de abril anunció que la situación por la que millones de familias de nuestro país no podían pasar por uno nuevo intento de renta condicionada más, ha emitido un comunicado tras su Asamblea pasada del domingo 30 de agosto, en el que, ante las informaciones que van saliendo sobre las personas a las que se les está reconociendo el derecho del Ingreso Mínimo Vital y las poquísimas que lo están cobrando tras cinco meses de pandemia sin recibir un euro, vuelven a exigir la implantación de una Renta Básica de Emergencia, que se conceda inmediatamente a toda persona que lo solicite y que se regularice en la próxima campaña de la declaración de la Renta (IRPF), acatando lo que la Carta Social Europea obliga a todos los estados miembros en cuanto a su cuantía, es decir, nunca por debajo del umbral de la pobreza: 739€ para personas adultas y 150€ para menores. Esta Carta Social Europea está siendo incumplida sistemáticamente por todas las instituciones, autonómicas y el gobierno estatal, desde su promulgación y a pesar de ser uno de los firmantes de la misma.

La Renta Básica de Emergencia supondría que millones de personas que no tienen ingreso alguno pudieran tenerlo de forma inmediata, sin tener que vencer las carencias de personal y de recursos técnicos de las administraciones, sin tener que justificar situaciones económicas que la administración tiene en sus sistemas informáticos y, regularizando, en todo caso, en la próxima campaña de la Renta en primavera de 2021. En las últimas fechas, y ante el caos reconocido en el trámite y concesión del IMV, han sido muchas las voces que reconocen que la única solución va en la línea de esta Renta de Emergencia, e incluso en la de la aspiración que la Marea Básica, junto con otros muchos colectivos como la Red Renta Básica, vienen defendiendo durante muchos años: la Renta Básica Universal.

Recordemos que el IMV fue aprobado mediante Real Decreto Ley el 1 de junio y que, tres meses después, sólo el 0’58% de las personas que lo han solicitado están cobrándolo, a pesar de que fue anunciado como una medida pionera pero que, en realidad, tan solo tenía presupuestados 500 millones de euros y en el que ya iban incluidas una 75000 personas que cobraban la prestación por hijo o hija a cargo y que han sido incluidas de oficio en el IMV, suponiéndoles tener que renovarlo próximamente. La medida fue fuertemente criticada por la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad que, a pesar de solicitar a finales de marzo una reunión con el Ministerio de Asuntos Sociales, no fue convocada en detrimento de otras organizaciones que ni luchaban por la Renta Básica ni tenían relación con la misma.

En nuestra ciudad, las Marchas de la Dignidad, así como otros colectivos están ayudando a gestionar a cientos de personas la solicitud del IMV, al no ser atendidas por las carencias de personal ya endémicas, aunque empeoradas en estos meses de pandemia, de los Servicios Sociales del Ayuntamiento, del SEPE o de la Seguridad Social. Una vez más, el pueblo ha de ser el que ayude al pueblo ante el ninguneo y la mirada hacia otro lado de los gobernantes de las distintas instituciones. Para más drama, la Renta Mínima de Inserción que daba a cuentagotas y tras años de espera la Junta de Andalucía, ha decidido abandonarla por considerarla suplida con el IMV. Ante la falta de datos oficiales, los colectivos de la ciudad nos trasmiten que han podido cursar con sus escasos medios un millar aproximado de solicitudes, de las que están siendo cobradas por unas 15 personas. Insistimos en que son datos aportados por los colectivos sociales. La administración guarda un sospechoso y más que llamativo silencio al respecto.

Cabe recordar también que unos 40 colectivos solicitaron al Ayuntamiento la implantación de una Renta Social Municipal, compatible con el IMV, y que sería perfectamente viable ante la disminución de gastos del consistorio en este ejercicio 2020. Aunque el cogobierno municipal de PP y Cs se comprometió en Pleno a estudiar su viabilidad, tampoco a considerado necesario arbitrar dicha medida, a pesar de la situación crítica de la sociedad cordobesa ratificada por los distintos baremos de pobreza, paro y exclusión que la sitúan en cabeza de todos ellos.

La Marea Básica ya anuncia movilizaciones en todo el estado para el día 15 de septiembre, fecha en la que se supone que deberían haberse hecho efectivos los pagos mensuales. Desde el anuncio de estas acciones, han sido muchos los colectivos que están mostrando su apoyo, conformándose lo que, sin duda, tienen los visos de convertirse en un otoño muy caliente junto a los problemas en educación, sanidad, pensiones, vivienda, etc.

Os dejamos el comunicado de la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad de forma íntegra:

Comunicado Marea Básica 31082020