USTEA ha pedido a la Viceconsejera de Educación que traslade urgentemente a los centros educativos un mensaje de tranquilidad, apoyo y confianza en la labor del profesorado.

El sindicato califica de “circo mediático” las declaraciones de unos y otros sobre la delirante idea del pin parental de Vox.

Afirma que este clima genera inquietud e incertidumbre en la comunidad educativa por ser un ataque en toda regla a la escuela pública, a la que se pretende etiquetar como un espacio conflictivo y, como mínimo, sospechoso.

Comunicado de Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores en Andalucía (USTEA).

En la reunión mantenida el miércoles, 21 de enero, con la nueva Viceconsejera de Educación, María del Carmen Castillo, nombrada el pasado mes de diciembre, USTEA le transmitió la urgente necesidad de trasladar a los centros educativos un mensaje de tranquilidad, apoyo y confianza en la labor del profesorado.

no tanto por la delirante idea de Vox de censurar la actividad docente a través del llamado “pin parental”, que a estas alturas ya es lo de menos, sino porque a este circo mediático han contribuido y contribuyen día tras día los mismos partidos que son socios del gobierno andaluz, e incluso actores del propio partido que gestiona la Consejería de Educación, un día como bomberos y otro como pirómanos.

Asimismo, esta estrategia del miedo puede conducir a la inacción de una parte del profesorado, en relación con determinadas actividades curriculares susceptibles de conflictividad, lo que implicaría un incumplimiento de la normativa vigente. Este clima genera inquietud e incertidumbre en la comunidad educativa, porque es un ataque en toda regla a la escuela pública, a la que se pretende etiquetar como un espacio conflictivo y, como mínimo, sospechoso. Podemos afirmar rotundamente, sin extendernos en ello, que esta campaña no va ni contra la privada, ni contra la privada-concertada.

En otro orden de cosas también le trasladamos una relación de temas pendientes, ya que ninguno es nuevo, para lo que sugerimos la elaboración de un cronograma para abordarlos ordenadamente:

  • Necesidad de acometer un ambicioso Plan de Mejora de los Edificios Educativos, el 90% de los cuales están obsoletos.
  • Mejorar la dinámica de la Mesa Sectorial, cuya presidencia ostenta, y tener conocimiento a través de este cauce de los asuntos antes de que salgan en prensa. Valga como ejemplo el supuesto modelo CEIPSOs o la eliminación de los actuales centros semi-D en poblaciones rurales.
  • Equiparación retributiva de los docentes andaluces con los del Estado y reintegro de la parte pendiente de las extras de 2013 y 2014.
  • Ratios escolares y supresiones de líneas públicas.
  • Complementos docentes: Se ha hablado de ello en foros informales, nuevamente ajenos a la negociación, sin pasar, como preceptivamente está contemplado, por la Mesa Sectorial de Educación, de colectivos como la Inspección y los PTFP. Sin embargo pese a los rumores escuchados no hay nada concretado a estas alturas y habría que estudiar otros casos pendientes como el del profesorado de Educación de Adultos, por ejemplo.
  • Se debería abordar con urgencia, a través de mejoras en los medios y recursos, las precarias condiciones tanto del alumnado con NEAE como de su profesorado.

Fuente: USTEA.