Federación de Asociaciones Vecinales: Área Ciudad Humana

Rafael Carmona Muñoz. Miembro de la Junta directiva de la Federación Al-Zahara

Publicado en febrero de 2017 en el Número 2 de la edición impresa

 

 

El Área de la Ciudad Humana es ya prioritaria en la Federación. La realidad social y económica impone a la vecindad una respuesta organizativa con más énfasis en nuestros barrios y distritos, incidiendo en temas como el paro, la vivienda, la sanidad, la educación, etc., que afectan a miles de familias cordobesas como consecuencia de la crisis que vivimos.

Debemos insistir y denunciar públicamente un retroceso en nuestra democracia como sistema político, ante la acumulación de derechos y libertades para la ciudadanía que hemos perdido y que impiden actualmente avanzar si renunciamos a ellos.

Todo esto está generando nuevas necesidades en los barrios, que algunas asociaciones vecinales ya estamos abordando, como la lucha contra los desahucios y contra la pobreza energética.

Asimismo incidiremos en la elaboración del nuevo Plan de Vivienda, en el Plan Integral de Palmeras o en la introducción de mecanismos participativos en los servicios sociales.

Tampoco podemos obviar las realidades que se viven fuera de nuestras fronteras. No podemos ni debemos volver la espalda a la hambruna y muerte masiva en países hermanos. Tenemos la obligación de seguir fomentando la cooperación internacional, de pedir responsabilidades y de mantener vivo nuestro compromiso. Incorporamos, además, el trabajo con personas refugiadas que llegan a Córdoba.

Es más necesario que nunca la formación energética, no sólo como una toma de conciencia y lucha contra las empresas del sector, sino también para una mejor eficiencia. Para ello se seguirán programando charlas, junto con colectivos ecologistas y Stop Desahucios dentro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, aprovechando la existencia de la Mesa de la Energía, creada por el Ayuntamiento para poner en marcha proyectos como el de 50 por 50, dirigidos a los centros educativos, y que se compromete a que la luz que la propia institución consume sea 100% renovable.

Seguiremos actuando en defensa de las comunidades de personas propietarias de pisos que tienen aprobadas las ayudas para la instalación de ascensor por la Junta de Andalucía, a la que le recordaremos, una vez más, el incumplimiento de sus compromisos, a través de denuncias de las comunidades, la mayoría de ellas compuestas por mayores de 65 años y con graves problemas de movilidad, “encerradas” en sus casas viendo la ciudad desde una ventana.

Y también el medio ambiente y la salud pública de nuestros barrios con una perspectiva social y de valores, bajo el lema “Entre todas y todos construimos el clima de nuestro barrio”. Se trata de inculcar, hasta conseguir su reversión, la preocupación por un deterioro ambiental que afecta al planeta, pero que es visible en cada barrio. Es decir, actuando en lo cercano para cambiar esta realidad que nos afecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *