Plan Integral de Las Palmeras

Redacción

Publicado en diciembre de 2016 en el Número 0 de la edición impresa

Este mes entrevistamos a Antonio Fernández “Chache” y Eugenio Rosa, de la Asociación Vecinal Unión y Esperanza de Las Palmeras. Un barrio donde la exclusión social y las necesidades son algunas de las consecuencias de la desigualdad económica sistemática.

Paradigma: Las Palmeras se conoce siempre por sucesos poco agradables. ¿Por qué?

Eugenio: Vivimos apartados de la ciudad, con muchas necesidades, y día a día intentamos convivir y salir adelante. Lo que se transmite son las malas noticias, las buenas no salen a la luz. Por ejemplo, tenemos el club de fútbol U.D. La Palmeras, en el que juegan aquellos niños no que mejor juegan, sino los que asisten al colegio y mejores notas sacan; tenemos la cofradía, comprometida con el barrio, con actividades para niños y colectivos sociales; la Asociación Estrella Azahara, que da clases de apoyo a 130 niños.

Paradigma: ¿Cuándo surge Las Palmeras?

Chache: En 1963 como solución a una riada en el Campo de la Verdad. Se hicieron las llamadas “casitas portátiles” donde se alojó aquella gente y las familias que vivían en los llamados “tubos del gas” junto al cementerio de la Salud, que se repartieron aquí y en las Moreras.

Paradigma: Últimamente Las Palmeras ha sido noticia por su Plan Integral.

Eugenio: El plan empieza a fraguarse hace dos años. La vecindad sabe que las autoridades son incapaces de dar respuesta a nuestros problemas y, cuando llega algo, viene sin atenerse a nuestras necesidades. Y al acabarse lo presupuestado, se vuelven a olvidar de nosotros. Un medio de comunicación definió el plan como el de un barrio enfermo cuyos propios cirujanos van a ser los vecinos, sin esperar a que nadie lo cure. El Plan es lo único que puede sacarnos de donde estamos.

Paradigma: ¿Cuál es el punto estrella del Plan Integral?

Eugenio: Hay cuatro pilares: Seguridad, pero no con más policías, sino mediante la integración, sustituyendo cultura por los casos de incivismo que se dan. Educación, a 14 años vista, toda una etapa escolar en la que podemos mejorar en un 30% la población que no termina la ESO. Empleo para cambiar el perfil de las personas del barrio, que impide su acceso al mercado de trabajo, creando conciencia de formación para equiparar nuestra población al resto. Y Empoderamiento, acabando con las políticas asistenciales y limosnas, haciendo que la gente se labre su propio futuro.

Paradigma: Describís una situación social complicada. ¿Se asume como irremediable?

Chache: Sí. Hay muchas familias que tienen asumido que este es nuestro status y nuestro destino. Y no es así. No hemos llegado a esta situación por decisión propia. No somos pobres por naturaleza y no asumimos que tengamos que serlo obligatoriamente.

Paradigma: Un mensaje a Córdoba:

Chache: Queremos que se nos conozca bien, que no piensen que somos un barrio con desórdenes generales, con gente que no sabe convivir. Pedimos que tengan en cuenta quienes, cómo y por qué somos como somos. Así podrán hacer un juicio de valores con argumentos. Somos gente trabajadora y honrada como el resto. Y hay un pequeñísimo porcentaje que no lo es, pero que no puede ser la imagen de la totalidad.

Puedes ver la entrevista completa en: YOUTUBE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *