Acto simbólico: Rodea el palacio de Justicia. Conclusiones Jornadas

Recientemente tuvieron lugar unas jornadas en las que se debatió sobre la justicia patriarcal, cómo esta revictimiza a las mujeres víctimas de violencia de género, y cómo es ciega a la realidad que viven las mujeres. En cada mesa se contó con la participación de las asistentes y finalmente se extrajeron unas conclusiones que se expusieron al final de la jornada con la participación de las presentes.
La Plataforma Cordobesa Contra la Violencia a las Mujeres cree realmente necesario hacer visible este análisis, estas propuestas, y lanzarlas a la calle con la actividad que han programado, “Rodea la Justicia“, un acto simbólico contra la Justicia Patriarcal.
Tendrá lugar el jueves 15 de Noviembre a las 18:00 en el Palacio de la Justicia (C/ Isla Formentera, 16. Córdoba).
Necesitamos que todas las personas posibels asistáis y logremos rodear el palacio de la justicia. ¿Os animáis? ¡La ciudadanía cordobesa no debe callarse ante la complicidad del sistema judicial! concluye la plataforma.
Conclusiones y propuestas de las Jornadas

En estas jornadas hemos tomado conciencia del:

  • Sufrimiento que provoca en las víctimas de violencia de género el sistema judicial que no comprende las especiales características de este delito y del que reciben un trato machista.

  • Desconocimiento de la mayoría de los agentes que interviene en el sistema judicial de la realidad y problemática de las víctimas de violencia de género.

  • Papel y función de la fiscalía delegada de violencia de género, a la que dirigirse cuando la víctima no quiere denunciar, para que inicie el procedimiento.

  • Trabajo educativo preventivo realizado en el centros educativos.

  • Existencia de un protocolo educativo de actuación en caso de violencia de género sufrida por alumna, que prevé diferentes medidas con el objetivo educativo, en función de la gravedad del caso.

  • Trabajo que realiza el Servicio de Atención a Víctimas de Andalucía (SAVA) de atención y acompañamiento en el proceso judicial a las víctimas de violencia de género.

  • Desconocimiento de la población en general y de profesionales que intervienen con víctimas de violencia de género, del sistema judicial español.

  • Importancia de proteger y acompañar a las víctimas en primer lugar, después denunciar.

  • Papel importante de las asociaciones y profesionales en el acompañamiento a las víctimas.

Se han planteado reivindicaciones a los poderes públicos implicados:

  • Modificar el Art 416 Ley enjuiciamiento judicial para que la víctima del delito de violencia de género no pueda acogerse a él.

  • Ampliar los medios de prueba permitiendo los informes de Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), SAVA, Promotoras, Agentes de Igualdad,… profesionales que intervienen, acompaña y atienden a las víctimas de violencia de género.

  • Poder utilizar como prueba las grabaciones realizadas con aplicaciones y tecnología de los teléfonos inteligentes (grabar conversaciones, guardar wasap, etc.)

  • Arreglar los errores del sistema de pulseras electrónicas de control telemático del alejamiento del agresor a la víctima de violencia de género y ampliar su aplicación.

  • Integrar los diferentes sistemas de seguimiento de víctimas de violencia de género de los cuerpos de seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Autonómica y Local).

  • Permitir en las provincias instruir el procedimiento judicial por violencia de género en un pueblo diferente al de la víctima.

  • Incluir en planes de estudio de educación secundaria el sistema judicial español.

  • Establecer para la Guardia Civil, por parte de la Secretaria de Estado, un protocolo claro y obligatorio de atención a víctimas de violencia de género.

  • Establecer como requisito a las y los jueces, antes de tomar posición en un juzgado que atienda casos de violencia de género, la formación y sensibilización en género y violencia.

  • Incluir en la carrera de derecho asignaturas obligatorias de igualdad, género, violencia de género, etc.

  • Crear en la Guardia Civil unidades especializadas en violencia de género con dependencias adecuadas para atender a las víctimas y a sus hijas e hijos menores.

  • Reclamar a la administración que garantice el buen funcionamiento el turno especial de violencia de género, con profesionales sensibles y bien formados que cuenten con los medios necesarios para poder realizar su trabajo, especialmente con tiempo para conocer el caso.

  • Incrementar el número de abogados o abogadas por guardia, en el turno de violencia de género, tanto para la capital como para la provincia.

  • Realizar una formación especializada, concreta y por profesionales que estén en contacto con la realidad y con la participación en la sesiones formativas de las asociaciones de mujeres y las víctimas.

  • Enfocar la formación para que posibilite realizar un trabajo de autocritica hacia las propias actitudes machistas, roles y estereotipos de género que perpetuamos, mitos y creencias irracionales que reproducimos… Evitando que la formación se convierta en repetir siempre los mismos conceptos teóricos y sea siempre impartida por el mismo perfil profesional.

  • Ofertar este tipo de formación a:

    • Médicos y medicas de familia que incluya cómo recoger adecuadamente en historial médico los trastornos psicológicos cuando hay sospecha de que la mujer pueda ser víctima de violencia machista, así como el papel la fiscalía de violencia de género cuando la víctima no quiere denunciar.

    • Profesionales que intervienen con las víctimas, que incluya conocimiento del sistema judicial y, como en el caso anterior, del papel de la fiscalía de violencia de género cuando la víctima no quiere denunciar.

    • Guardias civiles que están en los pueblos, con especial hincapié en los recursos y derechos de las víctimas para asesoramiento en el proceso judicial desde el momento de poner la denuncia.

    • Abogados y abogadas de turno especial de oficio de violencia de género, que incluya nociones básicas psicológicas de atención a víctimas de estos delitos.

  • Abrir nuevos espacios para fomentar el feminismo jurídico.

  • Denunciar las malas practicas judiciales, asumiendo las asociaciones y colectivos feministas un papel activo.

  • Trasladar al colegio de abogados la queja del mal funcionamiento del turno especial de violencia de género.

  • Denunciar a las o los profesionales de los cuerpos de seguridad que realicen un “mal trato” a las víctimas bien ante Subdelegación del Gobierno o con hojas de reclamaciones en la administración de la que dependan.

  • Denunciar la situación de las mujeres de los pueblos que actualmente reciben una justicia de “segunda” ya que no hay Guardia Civil preparada ni Juzgados especializados en violencia de género ni dependencias judiciales adaptadas y adecuadas para ellas y sus hijos e hijas.

  • Reclamar que se pongan todos los medios necesarios para que el sistema judicial no provoque más dolor a las mujeres víctimas que dan el paso de denunciar, porque…

«No hay nada que cause más dolor a una víctima que cuando la justicia no es justa.»

Seguimos luchando para que la justicia deje de ser patriarcal e injusta con las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.