César Pérez Navarro.

Este 8 de marzo de Huelga General y día internacional de la mujer multiplica su manera de expresar las reinvindicaciones feministas. Las cordobesas/es han contemplado en varias calles y plazas mensajes colocados en estatuas emblemáticas de la ciudad que, en la práctica, educan en feminismo. Mensajes tales como “no habrá cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente” en la estatua de Cristobal de Santa Catalina; “Ni un paso atrás“, en la fuente junto a la Plaza Colón; “Hijo, el trabajo de la casa se comparte“, en la escultura denominada Vientos de cambio, “Fuera vuestros rosarios de nuestros ovarios”, en la Plaza de las Capuchinas, presidida por el monumento al Obispo Osio, a quien se deben nada más y nada menos que la invención del catolicismo, mediante la fijación de su dogmática definitiva, y de instituciones de tan largo alcance en la historia europea y mundial como la persecución religiosa, la represión sexual universal y obligatoria, la judeofobia y la misoginia, preterición definitiva de la mujer de la vida pública, en palabras de nuestro colaborador Manuel Harazem; “¿Ande las lleva usted padre? Ahh, a enseñarles de igualdad“, en la estatua de Plaza de las Cañas; “Séneca y Nerón levantad los huevos del sillón“, en la estatua dedicada a estos dos insignes romanos, emperador y filósofo; A la estatua de Góngora que preside la plaza de la Trinidad se le dedicó el lema “Machote Gongoret, coge la escoba y barre, sipote“; o “suelta el capote y ponte a fregar sipote“, colgada de la estatua de Manolete en la Plaza de Santa Marina…

Anoche, la vigilia feminista en las Tendillas y piquetes informativos en las sedes de Sadeco o Aucorsa entre otros centros de trabajo dieron el pistoletazo de salida a la jornada de hoy, que contará con numerosas actividades culturales, lúdicas, etc. y culminará con la manifestación feminista que a partir de las 19:00 partirá desde la Glorieta de las Tres Culturas.