Ecologistas en Acción Andalucía se posiciona contra el proyecto CEUS del Ministerio de Defensa para drones militares en Doñana

El Ministerio de Transición Ecológica aprobó el Informe Ambiental favorable al proyecto CEUS, para drones militares, con lo que se destruirá una superficie forestal de 75 hectáreas dentro de Doñana, justo en el límite de la superficie incendiada en el verano de 2017.

2 diciembre, 2021

Imagen del Parque Nacional de Doñana

El General Director del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), perteneciente al Ministerio de Defensa, inauguró hace unos días las obras del proyecto CEUS en el término municipal de Moguer (Huelva), en el que se piensan probar aeronaves militares, cuyo uso, a juicio de Ecologistas en Acción Andalucía, nada tiene que ver con Doñana y los valores que representa.

Recientemente, el Ministerio de Transición Ecológica aprobó el Informe Ambiental favorable al proyecto CEUS, para entrenamiento de drones militares, con lo que se destruirá una importante superficie forestal de 75 hectáreas dentro del ámbito de Doñana, justo en el límite de la superficie incendiada en el verano de 2017 y que en este tiempo se ha convertido en refugio de diversas especies animales y vegetales.

Desde hace unos 10 años en que empezó a publicitarse el proyecto CEUS, Ecologistas en Acción siempre manifestó estar rotundamente en contra del mismo; sobre todo, por razones ambientales, pero también por discrepar de los cambios normativos, así como de la interpretación que se ha venido haciendo de los mismos y en lo concerniente a la protección del suelo, lo que, en su opinión, «de manera torticera, se ha ido permitiendo con el único interés de que prospere tal proyecto«. Para ello, se ha procedido a modificar el POTAD (Plan de Ordenación del Territorio de Doñana), que prohibía cualquier construcción en la zona seleccionada, permitiendo la descatalogación forestal de un excepcional monte público, y declarando también la prevalencia científico-técnica del proyecto militar en detrimento de la ambiental.

En cuanto a las razones de conservación de la naturaleza de Doñana, el informe favorable del Ministerio, en consonancia con los criterios que plantea el Gobierno Andaluz, establece por una parte que no causará afección alguna a la supervivencia del lince ibérico, al tiempo que, contradictoriamente, no deja de reconocer que el mencionado espacio resultaría un entorno crítico para el cumplimiento del correspondiente Plan de protección. En dicho informe, siempre según informa Ecologistas en Acción, también se concluye que no causará deterioro alguno en los espacios naturales y de la Red Natura 2000 que circundan las 75 hectáreas elegidas, si bien no se deja de reconocer que, a escasos metros, en un caso, y en torno a 1 km. en otros, convergen los límites de espacios de tanta importancia como el Espacio Natural Doñana y las Zonas de Especial Conservación (ZEC) que lo subdividen. Y, por último, nada se dice en relación al incendio del 2017 y su impacto indirecto en la zona elegida para el CEUS.

Ecologistas en Acción Andalucía considera que se ha producido una engañosa unanimidad institucional y política en la provincia onubense a favor del CEUS que esconde, por un lado, «una muy pobre actitud de miras frente a una realidad que puede que suponga la percepción de determinadas subvenciones y la promoción de algunos negocios e intereses privados, lo que no significa que se cree una base sólida de empleo real y sí un daño irreparable al entorno de Doñana y los valores que el mismo representa».

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.