La Presidenta en funciones del Distrito Sur Mariló Damián y el Presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano Juan Andrés de Gracia denuncian la falta de respeto del Alcalde hacia un órgano municipal, como es el Consejo de Distrito Sur, al enterarse por la prensa de la recientemente visita del Alcalde a la Normal.

De la misma forma han sabido del traslado del Centro de Procesamiento de Datos (CPD) y de la apertura de dicho centro el próximo lunes.

La Normal se iba a convertir en el buque insignia del proyecto europeo Urban Sur, ahora abre sin la participación del vecindario ni la del Consejo de Distrito Sur, después de diez años de obras con varias empresas y litigios.

El Consejo del Distrito Sur con el apoyo del presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC), en rueda de prensa, han declarado que el Alcalde “ha cometido un error” al no contar con el Consejo de Distrito ante la reciente visita a la antigua Escuela de Magisterio, “la Normal”. De la misma forma “tampoco se ha tenido en cuenta la participación del consejo para trasladar el Centro de Procesamiento de Datos (CPD) del ayuntamiento a dicho espacio”.

Para la presidenta Mariló Damián “esta muestra de indiferencia hacia el Consejo de Distrito Sur no es más que “el incumplimiento del Reglamento de Participación Ciudadana” aunque “es la tónica habitual de este gobierno”. Por el contrario  “tenían que haber  sido informados y haber contado con el consejo de distrito para la visita, una vez terminadas las obras, tal como se comprometió Salvador Fuente en una comparecencia en dicho consejo”.

Otra cuestión que plantea Damián es que el Plan de Usos del edificio “ha cambiado de forma reiterada” de hecho “el nuevo plan lo hemos conocido también por la prensa” Cuando en cinco años no se puede modificar el plan de usos según consta en el proyecto. Además añade que van a trasladar servicios del Centro Cívico Arrabal del Sur a este edificio como “la biblioteca, el personal de la Delegación de Participación Ciudadana” Así como “la Oficina de Atención Ciudadana”

Para la presidenta del consejo de distrito “es muy lamentable que nos hayamos enterado por la prensa que el lunes próximo abre este edificio tan emblemático en el distrito, no hemos sido informados que se iba a trasladar el CPD, , parece que no conocen el Reglamento de Participación Ciudadana, han actuado mal y tenían que haber informado” insiste. Según el plan de usos aprobado en 2012 “no se cumple al trasladar el CPD”.

Del mismo modo señala de forma contundente que “no nos pueden decir que La Normal va a ser un centro TIC porque no lo va a ser, porque este es el centro municipal de procesamiento de datos, es uso interno del Ayuntamiento y está al servicio de las personas empleadas”. Un centro TIC “es todo lo contrario, es una lanzadera de empleo, es información empresarial y desarrollo cultural”  que hasta ahora el anterior gobierno lo realizaba en el Centro TIC Séneca en Calle Fray Pedro de Córdoba y que está cerrado “no sabemos que se va a hacer con ese espacio que desde el consejo llevamos reivindicando  que sea para la vecindad”. Mientras que “lo que necesitamos es un espacio que cumpla el plan de usos y que sea el puente de encuentro con el resto de la ciudad y que reactive la zona culturalmente, ya que es muy necesario para este distrito.

Por otro lado el presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano Juan Andrés de Gracia plantea que “los objetivos consensuados hay que mantenerlos, la concreción de los objetivos diez años después se deben definir, qué medios se cuentan, qué posibilidades,…”

Para de Gracia “se ha cometido un error importante ya que como estaba acordado antes de abrir y ocupar tenía que pasarse por el distrito fijar con la participación de dicho consejo los usos necesarios y hacer una visita con las personas que componen el consejo, primero para conocerlo y a partir de ahí ya se podría llevar acabo un plan de apertura”, teniendo en cuenta que “es un centro básico para la recuperación del distrito, como otros pocos retos que tiene también este distrito como son instalaciones deportivas, instalaciones socioculturales que son muy relevantes y que tienen que abrirse en estos años necesariamente para cubrir sus dificultades de situación social”. Por tanto insiste “ha sido un error y el CMC ya ha trasladado al alcalde que no sabemos por qué se ha actuado así cuando ya estaba establecido el sistema”.

De igual forma hay que decir que “adelantar un proceso de ocupación del edificio, después de diez años, tampoco tiene mucho sentido” y por tanto “es necesario que el alcalde sea el primer valedor del Reglamento de Participación y como tal debería haber invitado, cuando menos, al Distrito y no puede ser que los concejales visiten un distrito sin que lo sepa los consejos de distrito”. Hay que tener en cuenta que “los consejos de distrito, son parte del Ayuntamiento aunque no estén liderados por concejales”.

En consecuencia y “desde el máximo respeto a las concejalas y concejales que representan al ayuntamiento pedimos el mismo respeto a los Órganos Municipales de Participación tal y como está establecido en el Reglamento y desde el Consejo del Movimiento Ciudadano total apoyo al Consejo de Distrito Sur para que sea respetado en sus reivindicaciones”.