• Insta a que el Ayuntamiento de Córdoba impulse el Plan integral de Palmeras, Moreras y Sur en el presupuesto 2019.

Tras reunirse con el Concejal de Servicios Sociales, el Consejo del Movimiento Ciudadano, exige al Gobierno Municipal que se adopten las medidas necesarias para que la espera para ser atendidos por los servicios sociales no sea superior a los 15 días, siendo inaceptable la situación actual donde se llega a 4-5 meses en algunos distritos.

Cubrir el personal vacante de servicios sociales debe ser tan prioritario como hacerlo con policía local, ya sea con fórmulas estables o temporales.

Asimismo, debe reformularse los protocolos de atención para hacer más ágiles estos procedimientos.

El Consejo del Movimiento Ciudadano, considera que la agilización de los procedimientos municipales para poder acceder a ayudas de emergencia, familiares, de dependencia o de vivienda sólo son eficaces si dan respuesta en el momento que la necesidad aparece y no cuando el procedimiento burocrático lo permite. A este respecto, la atención al vecindario necesitado debe contar con una gama de recursos que poder utilizar y que deben poder ser usados a corto plazo.

Por otro lado, el Consejo del Movimiento Ciudadano pide al Ayuntamiento que lidera el Plan Integral de Palmeras, que ha partido de los colectivos del barrio, así como que ponga en marcha planes del mismo sentido en Sur y Moreras, partiendo de las demandas y propuestas vecinales. Para ello, es fundamental que el presupuesto cuente con los resortes económicos necesarios, al margen de que el Ayuntamiento, junto con los colectivos de la zona, debe conseguir la actuación de otras administraciones o instituciones.

Para el Consejo del Movimiento Ciudadano el Ayuntamiento debe pasar a la acción sin solución de continuidad para poder equilibrar la ciudad. Son necesarias las mesas de trabajo en estos tres barrios y distritos con medidas concretas que afrontar que suponga un verdadero Plan de Rescate de la ciudadanía en vías de exclusión. Para el movimiento ciudadano el gasto social es en realidad una inversión que genera bienestar personal y social y dinámica económica, por lo que debe ser el sello de los presupuestos para 2019.

Juan Andrés de Gracia Cobos

Presidente del CMC de Córdoba