STOP Desahucios – 15M Córdoba.

Publicado en la edición en papel de Paradigma. Número 11. Anuario 2018.

STOP DESAHUCIOS SOBRE EL DERECHO A LA VIVIENDA

Artículo 47 de Constitución española: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho…”

En Stop Desahucios 15M Córdoba no olvidamos nunca estas palabras, y en este año 2018 hemos seguido trabajando para conseguir que se cumpla este derecho fundamental de la ciudadanía de nuestro país.

En el año 2018 nuestras líneas prioritarias de trabajo han sido las siguientes:

  • Impedir que la vivienda siga siendo una mercancía en manos de especuladores.

  • Impedir los desahucios que promueven los bancos, permite el gobierno y ordenan los jueces, sabiendo que en muchos casos hay menores en la vivienda

  • Presionar a las diferentes administraciones, para convocar una mesa de trabajo y buscar una solución conjunta al problema de acceso a una vivienda digna. Nuestro Ayuntamiento debería liderar esta iniciativa y así se lo hemos manifestado.

Y hemos realizado las siguientes principales acciones:

  • Reuniones con la Oficina Municipal en Defensa de la Vivienda, Vimcorsa y Mesa de Seguimiento de la Moción por una Vivienda Digna que presentamos en 2016

  • Reuniones con las entidades bancarias, para mediar en la búsqueda de una solución favorable para las familias

  • Participación en diferentes charlas, mesas redondas, debates…

  • Intervención en tres ocasiones el Pleno del Ayuntamiento, donde se hablaba del derecho a una vivienda digna

  • Organización de convocatorias en la vía pública denunciando los abusos de la banca y la complicidad del Gobierno. La más importante el pasado 22 y 23 de junio. Acción que mantuvimos durante 24 horas, con la ayuda de otros colectivos sociales

  • Suspensión de 14 lanzamientos de familias de su vivienda

  • Negociación de alquileres sociales y renovación de los mismos; de daciones en pago y de regularización de contratos de alquiler, especialmente significativo el caso del convenio entre Vimcorsa y La Caixa, donde la acciones de Stop Desahucios 15M Córdoba han sido decisivas para que se consiga un acuerdo que garantiza una vivienda digna a 21 familias de nuestra ciudad.

  • Celebración de asambleas generales de manera regular

Un año más estamos convencidos de que ‘SÍ SE PUEDE’, ¿quieres participar?

POBREZA ENERGÉTICA EN ANDALUCÍA Y CÓRDOBA

Se entiende por pobreza energética la situación en la que un hogar es incapaz de pagar una cantidad de energía suficiente para la satisfacción de sus necesidades domésticas y/o cuando se ve obligado a destinar una parte excesiva de sus ingresos a pagar la factura energética de la vivienda (cuando supera el 10% de los ingresos).

Crónica de una crisis crónica”, así se titula el último informe de la Red Andaluza contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) sobre “El Estado de la Pobreza en Andalucía 2018, que nos da el muy alarmante dato sobre la pobreza energética: Un 8,4% de la población andaluza no puede permitirse mantener la vivienda a una temperatura adecuada (datos 2017). Según el Instituto Nacional de Estadísticas, un 10,7% de la población andaluza tiene retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal, por encima del 8,8% de la media estatal. El informe de la EAPN alerta, asimismo, sobre la pobreza energética escondida que se refiere a viviendas donde apenas se consume energía para evitar el gasto que supone, un ahorro excesivo forzado por las circunstancias económicas.

Según la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, colectivo de nuestra ciudad, la pobreza energética afecta a 4 millones de personas, un millón y medio de hogares, en España, y afecta no solamente la calidad de la vivienda, sino la vida y la salud muy severamente en los meses de invierno. Vista la dimensión de la realidad social, la plataforma criticó a principio del 2018 (febrero 2018) la iniciativa del Gobierno central del bono social por insuficiente y no accesible por todos los afectados.