“Mari Carmen, habla de su lucha para defender su derecho a una vivienda digna y del apoyo que ha recibido por parte de StopDesahucios Córdoba. Mari Carmen nos recuerda con sus palabras: ¡SÍ SE PUEDE CUANDO ESTAMOS TODAS JUNTAS!”.

Mari Carmen y su familia ocuparon un piso abandonado del Banco Popular, que ahora pertenece al grupo inmobiliario Adisela, del Grupo Santander. Ha sufrido varios intentos de desahucio en los últimos años, el más reciente, esta misma semana, pero ha contado con el apoyo de las compañeras de la Plataforma Stop Desahucios, que han abortado todas las intentonas. A pesar del derecho constitucional a una vivienda digna que ampara a todos los ciudadanos, Mari Carmen no ha recibido apoyo por parte de ninguna administración, como tantas otras personas en todo el país.