EQUO insiste en que el zoológico de Córdoba se transforme en un centro de protección de la fauna autóctona

  • El partido ecologista pide que no se sigan incorporando nuevas especies de otras latitudes como ha sucedido ahora con la pareja de jirafas.

La formación verde recuerda que tras la Ley de Conservación de la Fauna Silvestre en los Parques Zoológicos y el Convenio para la Conservación de la Diversidad biológica en 1992 se dio inicio en España a un cambio en la concepción de los parques zoológicos para que no sólo sean tenidos en cuenta los requisitos de índole higiénico sanitarios o de autorización y registro de estas agrupaciones zoológicas, sino también el grado de bienestar que se les debe proporcionar a los animales para evitarles sufrimientos innecesarios.

Según establece la citada Ley, la función del zoológico debe ser la educación y la toma de conciencia por parte del público en lo que respecta a la conservación de la biodiversidad y quedan obligados a presentar un programa de conservación “ex situ” de especies de fauna silvestre, otro dirigido a la concienciación del público y un tercero avanzado de atención veterinaria. En Andalucía queda legislado por el Decreto 23/2012 por el que se regula la conservación y el uso sostenible de la flora y fauna silvestres y sus hábitats.

EQUO exige al Ayuntamiento un plan para que se dejen de adquirir ejemplares no autóctonos y dirigir la inversión y la gestión del centro hacia la protección y recuperación de especies locales.

Para Ana María Carnero, portavoz de EQUO Córdoba, “los zoológicos causan sufrimiento innecesario a los animales al tenerlos recluidos fuera de su hábitat y su clima, expuestos a una presencia humana muy elevada. Son instalaciones propias del siglo XIX y deben desaparecer paulatinamente. No existe , en pleno siglo XXI, justificación ni argumentos para la no reconversión de los parques zoológicos con el objetivo de adaptarlos a la ciencia y a la ética de nuestra época”. Añade además que “las instalaciones deben de servir para proteger las especies animales de nuestra zona, concienciando a la ciudadanía de su valor para la sociedad y de los peligros que les acechan. Nada de eso se consigue mostrando a animales de otros continentes como mero espectáculo”

Salustiano Luque, portavoz provincial de EQUO, ha señalado que “los problemas de bienestar más habituales de esta especie en cautividad, las jirafas, están relacionados con la temperatura, el espacio, el tipo de suelo y la alimentación. Además, son animales sociales que nunca deben mantenerse solas y las recomendaciones de la EAZA (European Association of Zoos and Aquaria) son que deberían mantenerse grupos formados como mínimo por tres individuos”. Luque solicita a la concejal de Medio Ambiente que deje de ampliar la población del zoológico con más especies como ha hecho durante toda la legislatura (jirafas, tigres de bengala, tigres de sumatra, tortugas mora, ….) y se replantee la actual función del zoo de Córdoba como mero almacén y expositor de animales y convertir definitivamente el zoológico en un gran centro de recuperación de fauna autóctona que sea referente y complemento de los Centros de Recuperación de Especies Amenazadas de Andalucía, sin abandonar su función educativa y de investigación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.