Ésta es la realidad social de nuestra ciudad

Redacción

Publicado en Junio 2017 en el Número 6 de la edición impresa


Reivindicaciones de la Plataforma por la defensa de las pensiones
Plataforma por la defensa de las pensiones

Con las políticas neoliberales, la Seguridad Social y las Pensiones Públicas han visto mermada su función redistributiva de riqueza. La caída de la recaudación, la destrucción de empleo, la devaluación salarial y de las cotizaciones sociales, plantean sombríos  interrogantes sobre su viabilidad.

La sostenibilidad de las pensiones es un problema político, no económico, la cuestión es la distribución de la renta. Se pretende que creamos que lo importante para la sostenibilidad es “cuantos son los que producen”, cuando lo importante es CUANTO SE PRODUCE Y COMO SE REPARTE. Necesitamos políticas que logren aumentar el empleo y los salarios, que frenen el proceso de desigualdad en el reparto de la renta, para hacer frente al mayor gasto en pensiones que se producirá en el futuro.

En Córdoba, el  2-03-17,  personas de profesiones diversas, y organizaciones vecinales, sociales, políticas y sindicales, conscientes de las amenazas existentes en la situación descrita y por el futuro del sistema, deciden constituirse en Plataforma Ciudadana por la Defensa del Sistema Público de Pensiones.

REIVINDICAMOS:

  • Jubilación ordinaria a los 65 años.
  • Avanzar hacia una Pensión mínima y Salario mínimo de 1.080 euros mensuales.
  • Revalorización anual de las pensiones según el IPC.
  • Reducción hasta la desaparición de la brecha de género en las pensiones.
  • Eliminación de copago/repago farmacéutico y restablecimiento de los derechos sanitarios.
  • Que las Pensiones estén realmente garantizadas en la Constitución, e incluidas en los Presupuestos Generales del Estado.

 

ABUSOS DE LA BANCA:

Cláusulas suelo y gastos de formalización de las hipotecas

 ¡EXIGE TUS DERECHOS A TU BANCO!

Si tienes una cláusula suelo en tu contrato de hipoteca, reclama tus derechos

Si tu banco te obligó a pagar los gastos de formalización de la hipoteca, reclama tus derechos

Cláusulas suelo:  El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dado la razón a los afectados. No solamente establece la nulidad de las clausulas de suelo abusivas, sino la retroactividad total. Este dictamen ha obligado al Gobierno de España a un decreto-ley (20 enero 2017) que obliga a los bancos informarte sobre tu derecho a devolución de lo indebidamente cobrado.

No necesitas abogado, ni elaborar escritos complejos de reclamación, y tampoco aceptes sin consultar la oferta que tu banco te pueda estar haciendo. Acude a la OMIC, al Servicio Municipal de Consumo en la Avda. Gran Capitán 6, donde se te proporciona un formulario de reclamación que puedes presentar en tu banco.

Gastos de formalización de la hipoteca: Si en su día el banco te obligó a hacer tu frente a los gastos, tales como notaría, registro de la propiedad, actos jurídicos, e incluso gastos de gestoría y tasacion si fueron por encargo del banco, reclama tus derechos. La OMIC te dará un segundo formulario para reclamar estos derechos ante tu banco.

Tu banco tiene obligación de responderte en un plazo de dos meses. Cuando recibas una respuesta de tu banco, si no sabes si esta respuesta protege correctamente tus intereses, puedes volver a acudir al Servicio de Consumo, para evitar una aceptación de condiciones que no sean justas.

 

PROPUESTA DE REAPERTURA DE LA ESCUELA INFANTIL MUNICIPAL

“FÉLIX ORTEGA OSUNA”

Plataforma por la reapertura de la E.I. “Félix Ortega”

Bajo el argumento de que era una escuela deficitaria y la excusa de no ser una competencia municipal, el gobierno municipal del PP cerró en 2013 la Escuela Infantil “Félix Ortega”. Varios colectivos llevamos un año estudiando propuestas para su reapertura, pues servicios como este nunca pueden estar regidos por criterios estrictamente económicos. Cientos de familias sin recursos no tienen otro remedio que acudir a la oferta privada o tener a sus hijos e hijas en casa, normalmente atendidas por la madre, imposibilitando su acceso a la vida laboral.

En Córdoba, las necesidades para cubrir el período entre 0 y 3 años ha subido, debido al aumento de la población empobrecida por las altas tasas de paro. Actualmente, hay 11 escuelas infantiles públicas y 81 privadas conveniadas. Y, si bien es cierto que no es competencia prioritaria de los ayuntamientos, sí que tienen potestad para tenerlas, por lo que no entendemos que no se dedique dinero a temas tan básicos como la educación de nuestros hijos e hijas. Más cuando el edificio está perfectamente preparado, con un magnífico mobiliario y lo único que habría que hacer es ponerlo en funcionamiento, sin ninguna inversión previa. Es, simplemente, una decisión política de claro y tremendo calado social, que nuestro Ayuntamiento deberá tomar, igual que, en sentido contrario, lo hizo el del PP. La E.I. “Félix Ortega” se había convertido en un proyecto educativo público, de calidad, laico, de carácter integrador, multicultural, igualitario y adaptado a la diversidad de alumnado y familias. Si el PP lo cerró por ser contrario a estos principios (bajo la excusa del criterio economicista) ¿por qué no hace este gobierno municipal lo opuesto si dice defender lo contrario?

 

Cuando no, no siempre es no
Laura Carmona

¿Le hiciste creer que querías?, ¿dijiste no claramente?, ¿ibas así vestida?, ¿estabas borracha? Son algunas de las preguntas a las que las mujeres nos enfrentamos tras una agresión sexual. Cada año se denuncian en España 1161 violaciones, agresiones sexuales con penetración. Una mujer cada ocho horas y aún así, es el único crimen donde la víctima es la primera sospechosa.

Las cifras son alarmantes, sin embargo, seguimos conviviendo y normalizando estos abusos. Se trivializan, se cosifica a las mujeres, se las culpabiliza y se ampara al agresor. La culpa es de quien viola pero también de la cultura de la violación, toda una estructura que justifica y normaliza la existencia de la violencia sexual. Actúa como sedante porque al estar tan aceptada, pasa desapercibida por la inmensa mayoría. Es la que permite que la violencia directa se produzca, las violaciones, los acosos, los abusos, la tortura sexual… En esta cultura la violación no se asume como tal, es otra cosa porque no cumple siempre con el estereotipo de un desconocido que te acecha y te somete violentamente en un espacio público. Todas y todos condenamos la violación, pero cuando ocurre a nuestro alrededor rechazamos que lo sea, “consentiría”, “lo provocó”, “él no pudo refrenarse”, “ella no asumía que quería y yo la he convencido”, “me he pasado un poco”, “ella estaba un poco borracha”, “si ha ocurrido es porque quería”.  Si no te resististe, si te quedaste paralizada, si no hay marcas, en esta cultura tendrás que demostrarnos que no fue otra cosa.

Cada día tres mujeres son violadas en España. Es urgente una educación afectivosexual y mejorar la atención hospitalaria, un sistema judicial que no dude sistemáticamente de la palabra de la mujer y sensibilizar a la sociedad sobre esta lacra para que no amparemos más al agresor.

Demonio Blanco

https://eldemonioblancodelateteraverde.wordpress.com/

Suena fatal, pero imagínate andar por el mundo sin dejar de tener miedo a que te violen. Aun peor, la cultura de la violación no solo es una mierda para las mujeres, lo es para todo el mundo involucrado en ella. No te obsesiones con la terminología, no te quedes pasmado en las palabras que te ofenden y dejes de lado lo que en realidad quieren decirte. La expresión «cultura de la violación» no es el problema; sí lo es la realidad que describe. Pensaréis que es injusto que paguemos justos por pecadores, que tengamos que cambiar nuestros hábitos por el comportamiento de otros tipos, pero, ¿sabéis qué? Tenéis razón, es injusto, ¿pero es culpa de las mujeres? ¿O es más bien culpa de aquellos tipos que actúan de manera infame y nos hacen quedar mal a los demás? Si te preocupa la justicia, descarga tu rabia sobre los tipos que hacen que tanto tú como tu forma de actuar sea cuestionable.

Anónimo

No recuerdo cuando empecé a vivir el acoso y experiencias abusivas. Ya de pequeña se han masturbado mirándome y me han perseguido para que se la tocase. Me han tocado en el espacio público sin que nadie se inmutase. Se han rozado bailando y me han tocado las tetas sin soltarme. Me han forzado a tener sexo sin condón y a hacerlo por atrás tras repetir no, no y no y dejar de resistirme porque iba a ser más doloroso. Me he sentido forzada a tener sexo y he sentido que luchar iba a ser peor que asumir que mi cuerpo no era mío y lo estaban violando. Lo peor de todas estas experiencias es que cuando las he contado han sido menospreciadas, normalizadas y yo cuestionada, ¿por qué te vistes así? Atraes ese tipo de cosas, no es para tanto, él sólo estaba cachondo, no vas a decirle ahora que no…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.