Ganemos propone la contratación de 30 personas para acabar con la lista de espera en Servicios Sociales

  • La formación afirma que con “voluntad” se podrían contratar 30 trabajadoras sociales para reducir una lista de espera que supera los cuatro meses.

Ganemos Córdoba denuncia “situación crítica” en la que se encuentra el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba y propone medidas “urgentes y viables” que “deben acometerse” para reducir las listas de espera que “en algunos centros comunitarios es de más de cuatro meses”.

La edil Vicky López muestra así la “preocupación” de su formación por lo que significa de “merma de la esperanza para las personas que lo están pasando muy mal, a las que les dan citas muy tardías para solicitar una ayuda de emergencia social”.

De la misma manera, creen desde Ganemos que las soluciones planteadas hasta ahora por Juan Hidalgo, delegado de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, son “pan para hoy y hambre para mañana”.

Entre las medidas tomadas por el Gobierno municipal, están la apertura de una línea de atención telefónica para atender a la ciudadanía y trasladar a trabajadoras sociales de otras áreas municipales a Servicios Sociales, con el objetivo de reducir las listas de espera.

Para Ganemos, estas medidas tomadas por el Gobierno municipal son insuficientes porque “no se puede dejar la Oficina Municipal de la Vivienda con una sola trabajadora social porque las otras dos que había se han ido a reforzar otro área”, sostiene Vicky López, quien considera que no se está cumpliendo la ratio de trece trabajadores sociales por centro comunitario que establece el Consejo General de Servicios Sociales.

Medidas “viables”

Entre las propuestas “viables” que Ganemos urge a poner en marcha, están la de abrir la bolsa extraordinaria de interinos y “tirar” de las listas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para “desatascar” la lista de espera de Servicios Sociales.

También critica Ganemos que el Gobierno municipal haya dejado de gastar 8 millones de euros en los presupuestos de 2018, dentro de la partida de Recursos Humanos, que podrían haber ido dedicados a contratar trabajadoras sociales en los centros comunitarios donde hay una media de cuatro profesionales por cada centro comunitario que existe en la ciudad, muy lejos de los trece que debería haber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.