César Pérez Navarro.

El grupo de trabajo sobre el Casco Histórico de Córdoba, creado el 17 mayo de 2018 en forma de comisión, ha publicado un informe en el que se opone a la instalación de palcos en la Carrera Oficial de Semana Santa en la zona del Arco de Triunfo y en el entorno de la Mezquita-Catedral. El año pasado, los palcos se situaron encima del andén perimetral de la Mezquita sin autorización alguna, privatizando, de facto, el espacio público. La Junta de Andalucía contabilizó el año pasado 38 módulos de palcos entre la Puerta de San Miguel y el Postigo de la Leche, en el muro occidental, y otros 26 entre Santa Catalina y la portada de San Nicolás, muchos de ellos saltándose las prohibiciones de la Ley de protección del Patrimonio Histórico Español. Los andamiajes se colocaron y se apoyaron directamente sobre la piedra del andén Bien de Interés Cultural (BIC) sin permisos previos de la Junta o de la Gerencia de Urbanismo ni sanciones a posteriori.

Las conclusiones de la Comisión fueron enviadas al Ayuntamiento el pasado 19 de febrero y deben llevarse a la junta de gobierno y al Pleno. Son compartidas por Ganemos Córdoba y por el Pleno del Consejo del Movimiento Ciudadano, que las apoyó por unanimidad y exigió que sean aplicadas. El portavoz de Ganemos, Rafael Blázquez, aclaró ayer que la instalación de palcos se ha hecho “sin consenso previo” y supone una manera de “privatizar el espacio público”. Es más, recordó que “durante los 20 primeros años de democracia no hubo palcos y no pasó nada”.

Por su parte, la Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales AL-ZAHARA, considera que las conclusiones que se han hecho públicas de la Comisión del Casco Histórico, han sido fruto de un trabajo riguroso, basado tanto en aspectos legales como ciudadanos y empresariales, y añade lo siguiente;

Hay que recordar que la composición de la Comisión ha ido desde el espectro ciudadano, hasta el hostelero, comercio, asociaciones de patios etc. y que para la constitución de esta comisión se intentó que estuvieran representadas todas las partes implicadas, para que pudieran oírse y fueran debatidas todas las opiniones y consideraciones posibles, cuestión esta que a la postre no ha sido posible, ya que algunas entidades declinaron su participación.

Una vez que el trabajo (no remunerado, totalmente voluntario, recordamos) ha finalizado deberá ser el ayuntamiento, quien asuma estas conclusiones y actúe en consecuencia, ya que si no fuera de esta manera se le haría un flaco favor a la participación ciudadana, santo y seña de nuestra ciudad.

La Junta Directiva de esta Federación quiere poner de manifiesto que estas conclusiones, al igual que otras emanadas de diferentes comisiones, buscan sólo el interés general de la ciudadanía, de la mejora de una ciudad en todos sus aspectos, vecinales, económicos, sociales, humanos, etc. y no pueden ni deben propiciar un interés específico ni particular.

Debe entenderse pues, que la misión de una comisión acaba desde el mismo momento en que sus conclusiones son puestas a disposición de los órganos competentes para su conocimiento y siguiendo el procedimiento se tomen las medidas políticas oportunas.

Desde la Federación de Asociaciones Vecinales AL-ZAHARA nuestro agradecimiento a todas y todos los componentes de esta comisión por su compromiso con esta ciudad.

Enfrente, la Agrupación de Cofradías, que decidió no formar parte de esta Comisión, desautoriza sus conclusiones y afirma por boca de su portavoz, Francisco Gómez Sanmiguel, que se trata de un informe “informativo y no vinculante” para el Ayuntamiento. Añade que “a pesar de los intentos por parte de la presidenta del Consejo de Distrito Centro, Juana”, desde la Agrupación “seguimos trabajando sin descanso para la organización de la próxima Semana Santa”, que se celebrará del 14 al 21 de abril.

Por su parte, la alcaldesa, Isabel Ambrosio, está “convencida de que habrá maneras de llegar a un entendimiento” entre el resultado de la Comisión Municipal de Usos del Casco Histórico, que rechaza la instalación de lospalcos de Semana Santa en el entorno de la Mezquita-Catedral, y “la propuesta desde la legalidad y el objetivo de preservar y conservar el patrimonio” por parte de la Comisión de Patrimonio de la Delegación de Cultura de la Junta. El pasado miércoles aseguró que van a ser “rigurosos y en cumplimiento de las propuestas que surjan de la Comisión de Patrimonio, porque al final son los que tienen que velar por la preservación y conservación del casco”.