César Pérez Navarro.

  • 18 delegaciones de países miembros de la OEA se negaron a sumarse a la declaración intervencionista contra Venezuela que promovió EE.UU.
  • Este hecho no ha trascendido a la prensa Occidental en general y, por supuesto, no lo encontramos en la prensa española. Por citar un ejemplo, el diario El País informaba de que la OEA “no reconoce la legitimidad del segundo mandato de Maduro” a principios de enero [*] pero omite el rechazo de la mayoría de los países que la componen a esta declaración intervencionista en Venezuela. Tampoco el resto de las tiradas nacionales.

La Organización de Estados Americanos (OEA) celebró el pasado jueves una sesión para ratificar una declaración intervencionista contra el Gobierno constitucional del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y a favor de las acciones ilegales de la derecha de ese país. De los 34 votos de la OEA, EE.UU. y sus países satélites en Latinoamérica solo lograron obtener 16, lo que los limita a aprobar una resolución, donde el desgastado organismo, reconozca el Gobierno de Facto, que EE.UU. pretende instaurar en Venezuela. 18 naciones se negaron a sumarse a dicha proclama que establece acciones injerencistas.

La declaración fue presentada por la delegación de Argentina e impulsada por Estados Unidos (EE.UU.) y pretendía que los países miembros reconocieran como presidente al diputado opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó en un acto que es inconstitucional y nulo. Más aún, encontramos dicha declaración en la cuenta oficial de twitter del organismo citando los países que lo apoyaron y en repetidas ocasiones, pero sin mencionar en ningún momento que dicho documento fue rechazado por la mayoría.

En dicha declaración, se dice textualmente lo siguiente: “reconocemos y expresamos nuestro pleno respaldo al presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó, quien ha asumido como presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela, en atención a las normas constitucionales y ante la ilegitimidad del régimen de Nicolás Maduro” [**].

Un de los principales periódicos argentinos por su amplia difusión, Clarín, no solo no menciona que tal votación se perdió, sino que la presenta como una victoria: “Crisis en Venezuela. Estados Unidos, Argentina y otros 14 países respaldan en la OEA a Juan Guaidó como presidente interino.Fue en una tensa reunión en la que otras naciones critican el respaldo como “injerencista” […]

Pese al evidente fracaso, Mike Pompeo, representante de Estados Unidos, Luis Almagro y otros arrastrados más, hicieron trascender el documento como si este si hubiese aprobado, cuando en realidad la mayoría de los países del continente votaron en contra.

Sí encontramos artículos al respecto en medios como teleSur, VTV, Granma, que tituló “Complot en la OEA: el clásico tiro que salió por la culata“, o Yvke Mundial: Resolución de la OEA que avala Golpe en Venezuela obtuvo pírrica votación.

De hecho, no fue Gustavo Tarre Briceño (el “embajador” nombrado por Guaidó) sino Asbina Marín Sevilla, la representante del gobierno legítimo de Venezuela presidido por Nicolás Maduro, quien participó este 24 de enero de 2019 en la sesión del Consejo de la Organización de Estado Americanos (OEA) defendiendo la posición de Venezuela ante la juramentación de Juan Guaidó como presidente autoproclamado, y el intento del Grupo de Lima de aprobar una resolución en la OEA que finalmente no contó con los votos necesarios.

“La imagen (en la OEA) era el secretario de Estado (de EE.UU.), Mike Pompeo, al frente de todos junto con el secretario general, Luis Almagro, dictando prácticamente las políticas que el resto de los Gobiernos aliados se dedicaron a repetir hasta el cansancio”, dijo.

Además, indicó que el nuevo discurso implementado por estos Gobiernos es sobre una supuesta ayuda humanitaria que busca “presionar a la intervención en Venezuela”, luego que el mismo EE.UU. ha impuesto sanciones económicas contra la nación suramericana.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, agradeció el gesto de la activista estadounidense Medea Benjamin, perteneciente a la organización no gubernamental (ONG) Code Pink, quien denunció el intento de golpe de Estado contra la nación suramericana.

“Con su protesta reveló el macabro plan de golpe de estado contra Venezuela. ¡Siempre Venceremos! ¡Gracias!”, expresó el diplomático venezolano.

Durante la intervención del secretario de Estado, Mike Pompeo, la activista levantó una pancarta que tenía el mensaje “¡un golpe no es una transición democrática!”.

Y esta importantísima noticia sobre la Organización de Estados Americanos no es la única censurada. Otra información especialmente relevante publicada desde el 26 de enero, la carta abierta firmada por Noam Chomsky, junto a otros 70 intelectuales de EE.UU. y Latinoamérica, rechazando el golpe de Estado en marcha contra Venezuela, pasó completamente inadvertida en los Grandes Grupos de Comunicación en España y Europa. En El País, el último contenido que hace referencia a Chomsky se publicó el 11 de noviembre de 2018. El impecable texto comenzaba así: “El gobierno de los Estados Unidos debe dejar de interferir en la política interna de Venezuela, especialmente en sus intentos de derrocar al gobierno de ese país. Resulta casi seguro que las acciones de la administración Trump y sus aliados regionales empeorarán la situación en Venezuela, lo que llevará a un sufrimiento humano innecesario, violencia e inestabilidad […] para concluir haciendo un llamamiento a “un acuerdo negociado, como sucedió en el pasado en países latinoamericanos cuando las sociedades políticamente polarizadas no pudieron resolver sus diferencias a través de las elecciones […].

[*] https://elpais.com/internacional/2019/01/10/estados_unidos/1547142698_233272.html

[**] https://www.clarin.com/mundo/unidos-argentina-14-paises-respaldan-oea-juan-guaido-presidente-interino_0_u3qZw9_Yr.html

Fuente: https://www.tercerainformacion.es/blog/diseccionandoelpais/2019/01/28/la-oea-no-alcanzo-la-votacion-necesaria-para-reconocer-a-guaido-como-presidente-interino-de-venezuela-pero-la-prensa-no-se-hizo-eco