Juan Rivera. Colectivo Prometeo.

A lo largo de la Historia el político que quería enmascarar sus ansias de entrar en conflicto con otra potencia o adversario ha buscado el pretexto, el “casus belli”, la agresión de falsa bandera… que le permitía aparecer como víctima pese a que la realidad fuera la contraria. Aunque al pasar el tiempo el montaje se descubriera.

Algunos ejemplos históricos entre países los firmó Estados Unidos con el acorazado Maine (guerra de Cuba,1898) y el inventado incidente de Tonkín (guerra de Vietnam) o Alemania con el incidente de Gliwice que abrió las puertas a la Segunda Guerra Mundial y la quema del Reichstag en febrero de 1933 que permitió aniquilar la oposición de comunistas y socialdemócratas al nuevo Régimen nazi.

En una escala exponencialmente minúscula y sin parangón con los ejemplos anteriores pareciera que a la vicepresidenta española en funciones, Calvo Poyato, le hayan regalado la edición infantil del libro” Manipula políticamente que algo queda” y cual Saulo recién caído del caballo, aplicase sus esfuerzos a buscar de noche y con alcuza (parodiando a Dámaso Alonsola excusa que permita al PSOE aparecer como víctima y a Unidas Podemos como verdugo en el espectáculo circense que Sánchez y los suyos han montado alrededor de la investidura parlamentaria de un nuevo gobierno.

Y por ello -en un ataque de dignidad sobreactuada- pregona la ruptura con el presunto socio preferente (si lo es y así lo tratan, no quiero pensar lo que le harían si llega a ser rival: lo hubiesen desollado vivo) haciéndose la ofendida por una frase que se convierte en línea roja y anula la posibilidad de cualquier acuerdo con la Izquierda.Ha introducido en la escena no propuestas políticas sino, cual alcalde de Zalamea, conceptos barrocos sobre el honor y la honra: ”Al llamarme Calvini han llegado demasiado lejos”.

Llama poderosamente la atención que mi paisana tenga la piel tan fina, sin rastro de la berroqueña de los hortelanos egabrenses curtidos al sol y al agua, para transformar una humorada que circula masivamente por las redes en anatema.

Porque, ¿qué ha dicho para ser equiparada de manera jocosa con el político italiano Salvini en la reciente “crisis” del Open Arms? Básicamente dos cosas: la primera (desmentida por la propia organización aludida) que el barco cargado con los emigrantes rescatados no quiso ir ni a Malta ni a ningún puerto español.Y la segunda que el Open Arms no tiene permiso para rescatar personas y las multas por hacerlo pueden llegar a los 900 mil euros. Cuando dieron en clase la parte de temario correspondiente a la “denegación de auxilio” debió pillarle en el bar de la Facultad de Derecho.

Con esas mimbres, ¿dónde está la gravedad de la broma? Tal vez en que de forma gráfica el juego de palabras clava perfectamente la tenue frontera entre los discursos antieuropeístas y los europeístas de pro cuando en el tema de la migración (no olvidemos en buena parte estimulada “ gracias” a la activa intervención UE en Libia, Siria y demás conflictos de África y Próximo Oriente) se antepone “status” a Derechos Humanos y desde los Gobiernos se compra a la extrema derecha el discurso sobre “las invasiones bárbaras”.

Y como una cosa son las solemnes declaraciones para según que día y otra el programa, programa, programa de la realidad cotidiana, a la vicepresidenta no le gusta que le recuerden lo poco progre y poco feminista que queda en algunos retratos del instante.

Teniendo el arte que tiene para manipular conversaciones con otras fuerzas tal como demostró al filtrar a los medios de difusión documentos que no eran los verdaderos y así poder construir un relato favorable al PSOE en la fallida negociación de investidura, le hubiese gustado más, por aquello del pedigrí, que al bromear la llamasen “Maquiavelini”.

Hace unos días las redes sociales hicieron su agosto con memes a costa del rey emérito y la frase “El rey ha pasado a planta”.El amigo de Corinna Zu e ínclito cazador fue caricaturizado hasta convertirlo en un tratado de Botánica. No quiero imaginar el mosqueo que hubiese cogido la “vice” en funciones de haber sido ella el objeto de las burlas.En que planta la hubiesen reencarnado: ¿Cactus, cardo, orquídea, clavel reventón, trepadora…? Se admiten apuestas aunque seguramente compartiría familia floral con su intima enemiga Rosa Aguilar.

El histrionismo y su rechazo a la vis cómica debe tener mucho que ver con su relativa bisoñez en la participación política. Tal como subraya la oficiosa biografía de Wikipedia “No es hasta mediados de los años 1990 cuando decidió centrarse en su carrera política”, metafórica forma de reconocer que su militancia activa es tardía. No dudo que antes votara PSOE o que tuviese alguna actividad en su época universitaria, pero en nuestro pueblo, Cabra, entre las primeras elecciones generales de 1977 y las municipales de 1995, no pasó nunca públicamente de la izquierda silente o pasiva.

Y ocasiones hubo para dar la cara. No me sale su rostro ni en el referéndum de Andalucía de 1980 (viviría fuera), ni en los movimientos anti-OTAN (sería como buena felipista “De entrada no y de salida hasta la empuñadura”), ni la recuerdo criticando el patético entierro de Solís Ruiz, la sonrisa del régimen en junio de 1990.El exministro franquista (según recogió El País) tuvo una despedida apoteósica. por parte de sus paisanos. La corporación municipal egabrense, a excepción de los concejales de IU, estuvo presente en el funeral…”. Solo los 3 concejales de Izquierda Unida- me tocó ser portavoz en ese tema- rechazamos que se instalase la capilla ardiente del jerifalte en el salón de plenos del Ayuntamiento, mientras que PSOE/PA/PP /CDS competían por quien tenía la loa más larga.

Hoy nos encontramos a la señora Calvo Poyato- con la cual compartí el agua de la Fuente del Río y comparto el gentilicio “egabrense” en lugar de un término más dado a esas bromas que no le gustan-, exigiendo que los más de tres millones de electores de Unidas Podemos, votemos de rodillas y con los brazos en alto a favor de la investidura de profiden-Sánchez y evitar así que llegue la Derecha.Para que el PSOE, pueda gobernar con 123 diputados como si tuviese 176 y de esa manera aplicar sin cortapisas ni molestos socios controladores las políticas económicas y sociales que tanto gustan a la CEOE y a la Troika.

En esta tesitura hasta Pablo Casado parece más sensato: el dirigente del PP “ha indicado en declaraciones a los periodistas que si él fuera votante de izquierdas “no entendería por qué lo que es válido” en autonomías, ayuntamientos y diputaciones —gobiernos conjuntos de PSOE y Podemos— “no es válido a nivel de un Ministerio”. (El Confidencial). Debe ser cosa de “La Pinza”.

Cuando “tuerce el hocico” la vice en funciones le da un aire a Pepe/Pericles,el hijo de Sopalajo de Arriérez y Torrezno en el comic “Asterix en Hispania”, que cuando se enfada amenaza con “no respirar hasta que le pase alguna cosa”.

Más “finezza” paisa, que si se quisiera negociar un programa serio y de progreso, se estaría por encima de humoradas y retruécanos. Corres el riesgo de que al forzar la máquina del absurdo a tus palabras les acompañe de banda sonora la melodía “Había una vez un circo…”

Como blasonas de feminista deberías saberlo: en las relaciones hombre/mujer Igualdad nunca es Sumisión. El término sirve también en Política.

Fuente: Colectivo Prometeo.

Imagen destacada extraída de wikipedia con licencia Creative Commons y el resto embebidas de Colectivo Prometeo.