Otra Córdoba está siendo posible

Varios autores

Publicado en Junio 2017 en el Número 6 de la edición impresa


Gente por el Bien Común, Ángel B. Gómez Puerto

El bien común. Lo que es susceptible que sea disfrutado por una colectividad. Tradicionalmente la ciudadanía hemos dejado en manos de los poderes públicos la administración diaria de esos intereses colectivos. Pero, en los últimos años cada vez se dan más iniciativas ciudadanas que cuidan el bien común, lo que es de todas las personas que componen una colectividad.

Hay temas sobre los que parece no haber dudas de que integran el bien común de una comunidad: los valores ambientales, la movilidad o la ordenación física de un territorio. En todo caso, creo que la ciudadanía tenemos pleno derecho a plantear a las instituciones cualquier cuestión que creamos puede mejorar lo común, para garantizar que la igualdad sea efectiva.

En Córdoba, en los últimos años se están desarrollando experiencias desde la ciudadanía para cuidar el bien común en facetas variadas. Desde el centro social Rey Heredia y sus acciones de rescate, la plataforma “A desalambrar” en defensa de los caminos públicos, la iniciativa ciudadana por el parque natural Sierra Morena de Córdoba o colectivos de defensa de servicios públicos. O las acciones que están desarrollando ciudadanos a título individual, con denuncias públicas o instando al Defensor del Pueblo.

Todas estas acciones que se están dando tienen como principales características que surgen de la propia ciudadanía y se organizan de forma democrática. Están suponiendo un elemento pedagógico democrático de primer orden y actúan exigiendo a los poderes públicos para que cumplan con sus obligaciones.

Suponen un elemento para la esperanza en Córdoba. Una tierra en la que hay demasiado silencio sobre problemas históricos como el desempleo o la protección de la Sierra. Estas iniciativas ciudadanas están suponiendo una reactivación de la gente en defensa de lo común, de lo que es de todos. Creo que este es el camino.

Red Comercio.org ¿Colaboramos?

Solos podemos hacer poco, juntos podemos hacer mucho. Hellen Keller

REDCOMERCIO.ORG es una red colaborativa de apoyo al pequeño comercio, autónomos y pymes que integra todos los sectores del tejido empresarial.

La virtud de nuestros tiempos consiste en conectar personas, ideas, recursos, habilidades, sumar inteligencias y encontrar espacios compartidos comunes de confianza. Proponemos un entorno laboral adaptado al mundo digital, en el que van a prevalecer las experiencias frente a la pertenencia, la comunidad a lo individual y la proximidad a lo global.

Os ofrecemos la aplicación OCKCOMUNICA como canal de comunicación para vuestro negocio, comercio, actividad, empresa, servicio o proyecto. Una sencilla herramienta colaborativa que nos permitirá informar a tiempo real a sus usuarios. Desde la app podrás lanzar tus propias comunicaciones y dar a conocer promociones, eventos, talleres, menús, ofertas, cursos, noticias o novedades de forma gratuita. Tú tendrás el control y un contacto directo con tus clientes, siendo visible no sólo para ellos sino para toda la red. Fomentamos una conversión progresiva hacia la Economía del Bien Común como palanca de cambio para la innovación social, ya que es necesario contabilizar y visibilizar las buenas prácticas, así como favorecer ecosistemas de empresas, financiadores y consumidores éticos.

Te lanzamos el reto de desarrollar tu propia herramienta colaborativa para toda la comunidad y desde RedComercio la compartiremos y promocionaremos.

Conectamos esfuerzos para crear valor ¿Te conectas?

Más info: www.redcomercio.orgwww.ockcomunica.com

Ponte flamenca

Ponte Flamenca” parte de una vivencia propia en el flamenco y en el crecimiento personal. Es una experiencia y proceso realizado desde la perspectiva de género para aumentar la autoestima, empoderarse y experimentar el flamenco como una herramienta de cambio personal y de transformación social. Se desarrolla a través de talleres vivenciales-experienciales que aúnan tres componentes básicos, la perspectiva de género e intercultural, y un enfoque socio-afectivo.

El punto de partida del proyecto es el flamenco, y la particular forma que tenemos de entenderlo y vivirlo, como un arte y una forma de expresión cultural propia de nuestra tierra. Consideramos que el flamenco es un Arte y como tal, puede emplearse como herramienta para el cambio, con el cual expresamos los sentimientos con nuestra voz y nuestro cuerpo. En los talleres nos exploramos en los sentidos y en los sentimientos, nos re-pensamos, reflexionamos sobre nuestra manera de estar y expresar-nos, aumentamos la percepción, acallamos la mente y despertamos las sensaciones. Expresarnos desde la emoción nos permite rescatar nuestra esencia y el ser que está en nuestra memoria corporal y emocional.  El proyecto plantea trabajar varios aspectos de la persona, a través de la vivencia (que no aprendizaje), del flamenco, de cara a alcanzar un mayor estado de relajación, autoestima, expresión corporal y situación emocional en general, gracias a la diversidad y riqueza del Flamenco que es cante, baile, ritmo, melodía, sentimiento, poesía, crecimiento, evolución, re-volución, expresión, comunicación…

www.ponteflamenca.org

La economía del bien común

Un Modelo de economía al servicio de las personas y el Bien Común

Bien Común es el fin supremo que la gran mayoría de países democráticos defienden en sus Constituciones, es por ello que hay que recordar que la economía debe estar al servicio de dicho objetivo. Estos dos términos pierden todo su sentido al desvincularlos y evaluarlos de manera separada.

La palabra economía deriva del griego y significa “administración de la casa”, teniendo en cuenta que nuestra casa es también nuestro cuerpo, las ciudades, la naturaleza, el planeta… Podemos hacer un símil observando cómo el cuerpo necesita producir sangre para funcionar, pero nuestro fin no es el de producir sangre, nuestro fin es vivir. Bien común tampoco representa la suma y acumulación de todos los bienes, sino el orden y equilibrio que vivir nos aporta, y por lo tanto, todo aquello que nos hace felices.

Necesitamos vincular de nuevo la economía al bien común, la gestión de los recursos a los valores universales que nos unen, como son: dignidad humana, solidaridad, sostenibilidad ecológica, justicia social, participación democrática y transparencia.

Para cuantificar y visibilizar todo ello hemos creado la Matriz del Bien Común, herramienta técnica de medición capaz de relacionar las esferas de lo social, lo económico y lo ecológico obteniendo como resultado un balance objetivo y un plan de mejora.

Esto implicaría una transformación cultural que queremos implantar desde las empresas, organizaciones y ayuntamientos, para que en última instancia sea recogido por los gobiernos, favoreciendo a empresas, financiadores y consumidores éticos.

Más información: www.ebccordoba.wixsite.com/info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.