Otra Córdoba está siendo posible

Cuatro proyectos que nos siguen demostrando, con su lucha y trabajo diarios, que otra Córdoba está siendo posible.

Redacción

Publicado en Número 10 de la edición impresa (Feb/Mar 2018)


CREACIÓN CON TERNURA: LA REALIDAD DE UN SUEÑO

Esta historia no trata solamente de un proyecto empresarial; sino, de mujeres que al conocerse, se convencieron a sí mismas que podrían cambiar su espectro profesional, romper con un estigma que habían arrastrado por mucho tiempo: vivir en exclusión social.

Muchas veces, nos sumergimos en nuestras circunstancias, creyendo que aquello que llevamos en la mochila ya no nos sirve. Al contrario, podemos reciclarnos. Y aquí empieza nuestro periplo: abriendo la mochila.

Comenzamos sin capital inicial pero con el apoyo de personas que creían en nosotras. Nuestro recurso es la creatividad, haciendo visible las ideas, creando un puente entre nuestra mirada artística, nuestros conocimientos y la habilidad socio- emotiva al servicio de cualquier propuesta que requiera una visión periférica; todo desde la innovación tecnológica, la imaginación, la habilidad artesana y sobre todo, el compromiso.

Hemos hecho proyectos como vídeo-teatro, vídeos documentales paracolectivos, desarrollamos planes de
comunicación, recursos de difusión en redes sociales, vídeos publicitarios y cartelería, presentaciones eficientes para eventos, universidades, empresas; formación en materia de comunicación y audiovisuales. A la vez que hemos disfrutado haciendo pintura y artesanía para colectivos y personas que se acercan a nosotras por la manera de ver y hacer las cosas.

Nuestro deseo es seguir avanzando para consolidar nuestro proyecto y a la vez, impulsar la idea de que se puede salir de la exclusión social.

Nos pueden encontrar en redes sociales, como Creación con Ternura creacionconternura@gmail.com

LA TRÉBOLA. “UNA HUELLA QUE QUEDA EN EL CORAZÓN”

La Trébola es una comunidad educativa Montessori que nació hace seis años de la necesidad de crear en Córdoba un espacio donde niñas y niños se eduquen y crezcan respetad@s en sus procesos emocionales e intelectuales, libres de temarios generalizados, los cuales hacen fracasar a muchos niños no solo curricular, sino emocionalmente también.

En un entorno rodeado de huertas, a pocos minutos de la ribera del río, en Alcolea, se encuentra ubicado este precioso lugar en el que diariamente cuarenta niños de diferentes edades viven sus aprendizajes de manera relajada y feliz. Los espacios disponibles en este momento son: una yurta mongol, donde se encuentra ubicada nuestra Comunidad infantil (1-3 años); y una casa diáfana levantada en el mismo terreno, donde se ubica La casa de niñ@s (3-6) y que fue levantada con la ayuda de l@s mism@s niñ@s. Ese es el propósito: que ell@s mism@s construyan su escuela, su personalidad, su mundo y dotarlos de herramientas para vivir una vida plena,  conectados con sus necesidades.

También contamos con el proyecto de Taller (6-12 años), y estamos trabajando para que en un corto plazo de tiempo podamos obtener la homologación, con el respaldo de familiares y la escuela Montessori Atilixco, en México. En La Trébola acompañamos al niño en su desarrollo natural, observando necesidades individuales y satisfaciéndolas. Nos apoyamos con un material científicamente diseñado que lleva al niño a conquistar confianza, seguridad, su independencia, su autorregulación y un manejo de su libertad de manera responsable. Todos estos ingredientes son la clave para “cambiar y transformar el mundo”.

AGROESTINGA. UNA COOPERATIVA CREADA POR VECINOS DE SURESTE

Enrique A. Rguez. Contreras, Consejo Distrito Sureste

En Sureste la gente se mueve. En un distrito castigado por el paro, como toda la ciudad, en 2017, el Consejo
de Distrito Sureste emprendimos una experiencia que ha dado como resultado la constitución de la primera
cooperativa al calor del proyecto “Sureste Coopera”, cuyo nombre es Agroestinga.

Dedicada al sector agropecuario, es la empresa constituida por vecinos de nuestro distrito que, tomando las riendas con decisión y con el apoyo de otras personas del barrio, han emprendido la aventura de ser protagonistas de su futuro. Y eso, gracias a un grupo perseverante y tozudo de personas, voluntarias vecinales, que han creído en el valor de formar un equipo entre iguales con el objetivo común de cambiar esa amarga realidad.

Esa ha sido una de las fortalezas de esta extraordinaria experiencia: descubrir que existe gente buena que apoya y confía en otras personas. Y eso, a cambio de nada. En ese caudal de energías ciudadanas puestas al servicio de las demás, agradecemos los saberes y testimonios compartidos de personas y empresas sin olvidar a nuestro C. Cívico Fuensanta que ha sabido estar e interpretar las necesidades del proceso.

Por todo ello, el Consejo de Distrito Sureste siente el orgullo de haber emprendido esta iniciativa, pionera en el movimiento vecinal de la ciudad, destacando que nuestra fuerza está y estará en el caudal humano de nuestras vecindades y en saber generar redes de apoyo y confianza entre las personas.

TURISMO/GENTRIFICACIÓN. NUEVO CABALLO DE TROYA

Rafael Cantero Medina, Coor. Área de Educación, Cultura y Desarrollo de CIC BATÁ

Las grandes cifras del turismo crecen como la “isla de plástico y basura” que hay en el Océano Pacífico. En 2017 se
registraron 1.322 millones de turistas internacionales en todo el mundo, en España 82 millones de turistas, en  Andalucía casi 30 millones y a Córdoba por fin este año llegó el turista 1 millón.

Las cifras del turismo son adoradas por los políticos que traducen el crecimiento incesante como bienestar y mejora de la calidad de vida de la gente, pero sobre esto hay serias dudas. Se venera tanto el turismo por que se sigue presentando como una industria inocua, limpia y amable. Sin embargo el actual modelo de desarrollo turístico ocasiona impactos negativos a nivel ambiental, a nivel social y económico. Y es que el turismo no esta resultando en muchos caso un aliado de la lucha contra la desigualdad, y si un buen aliado del turbocapitalismo, de la desregulación, de los empleos precarios, ofreciendo anualmmente resultados con algunos ricos y muchos pobres.

De la mano del turismo vienen grandes inversores disfrazados como siempre de progreso y mejoras que poco a poco transforman los barrios abandonados en zonas temáticas SOLO PARA TURISTAS con un aumento artificial de su valor, produciendo desplazados. Estas transformaciones del espacio público pueden representar un problema en ciudades como Córdoba donde su amplio tesoro arquitectónico y urbanístico esta conectado de manera directa a prácticas culturales vinculadas a lo comunitario, a la comunicación, a la convivencia, a los  cuidados.

No se trata de demonizar el turismo, pero tampoco podemos permitir que la ciudad se venda a costa de su cultura y a costa de los sectores sociales más vulnerables. Tenemos que saber que ciudad queremos y ponernos manos a la obra para conseguirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.