Paradigma Entrevista a José A. Morena, director del yacimiento y arqueólogo municipal de Baena

TORREPAREDONES: más de cinco milenios de historia en la campiña. El parque arqueológico de Torreparedones está ubicado en plena campiña cordobesa, entre los ríos Guadalquivir al norte y el Guadajoz al sur, justo en el límite septentrional de los términos municipales de Castro del Río y Baena.

César Pérez Navarro

Publicado en Junio 2017 en el Número 6 de la edición impresa


¿Cuándo se descubre Torreparedones? Sabemos que la investigación se remonta a varias décadas…

En realidad, el yacimiento arqueológico de Torreparedones, también conocido como Torre de las Vírgenes y Castro el Viejo, se conoce desde la Edad Moderna por el hallazgo casual de vestigios antiguos. Los primeros estudios científicos se realizaron en la década de los años 80 del siglo pasado y el detonante fue un proyecto sistemático promovido por tres universidades: la Complutense de Madrid, la de Oxford y la de Córdoba. En 2005 el Ayuntamiento de Baena puso en marcha de nuevo las investigaciones con la idea de crear un parque arqueológico que es una realidad desde 2011.

¿Hay mención de este enclave en alguna fuente escrita durante la ocupación romana?

Aunque aún no hay confirmación arqueológica del nombre que tuvo el lugar en las épocas ibérica y romana, todo apunta a que se trata de una colonia citada por Plinio el Viejo, en su Historia Natural, con el nombre Virtus Iulia Ituci, localizada dentro del conventus Astigitanus. En alguna ocasión se planteado la posibilidad de que se trate de una ciudad citada durante la guerra civil en cesarianos y pompeyanos tras el asedio de Ategua, llamada Bursavo.

¿Tuvo Torreparedones relación con Ategua durante la guerra civil entre Julio César y los hijos de Pompeyo?

Si nos atenemos al relato del Bellum Hispaniense que describe ese conflicto bélico a mediados del s. I a.C., parte del cual tuvo lugar en la zona de la campiña cordobesa, y sostenemos que Torreparedones es Ituci, hemos de decir que no aparece citada dicha ciudad, como tampoco se citan otras ciudades próximas como Ipsca o Iponoba. Si fuese Bursavo, el autor del B.H. nos cuenta que tras la toma de Ategua por César éste envió una delegación compuesta por algunos bursavonenses que habían sido capturados en Ategua y algunos de sus partidarios que eran caballeros y senadores romanos, para conseguir su adhesión pero, finalmente, la ciudad quedó fiel a Gneo Pompeyo.

Basílica jurídica

¿Cuáles son los hallazgos más importantes en este yacimiento?

Dado que el yacimiento tiene una ocupación que se remonta al final del Neolítico (IV milenio a.C.) y alcanza hasta el s. XVI, los restos que existen son muy diversos pero destacan aquellos encuadrados en la época ibérica y, sobre todo, romana pues fue en esa época cuando la ciudad obtuvo un estatuto jurídico privilegiado al constituirse como colonia inmune, es decir, que estaba exenta de pagar tributo a Roma. Cabe destacar el santuario ibero-romano situado extramuros, donde se han excavado dos templos, uno de los cuales, reconstruido en época del emperador Claudio, es que puede visitarse hoy día. Allí se ha recuperado la imagen de culto de la divinidad adorada (Tanit-Dea Caelestis-Juno Lucina-Salus) con forma de betilo estiliforme.

Se ha excavado parte de la necrópolis oriental, donde pueden verse varios hipogeos monumentales fechados en el s. I d.C. y, especialmente, sobresale el centro monumental de la ciudad, el foro, donde están los edificios administrativos y religiosos: templo, basílica jurídica, pórticos, y la curia que era la sede del senado local, donde se reunían los decuriones, aediles y duunviros para tratar los asuntos públicos; en la curia están el aerarium, donde se guardaba el tesoro de la ciudad, y el tabularium o archivo municipal. De esta época hay que resaltar diversos hallazgos de piezas entre las que destacan varias esculturas de mármol formaron parte del programa decorativo del foro: un togado, una escultura icónica femenina, un torso thoracato, las esculturas sedentes de Divus Claudius y Divus Augustus y otra femenina que podría representar a la emperatriz Livia. Junto al foro está mercado público o macellum.

Termas en el yacimiento arqueológico

En la actualidad estamos excavando un complejo termal que se encuentra en un estado de conservación magnífico, con las tres salas más habituales de estos edificios bien identificadas: el frigidarium o sala fría, el tepidairum o sala templada y el caldarium o sala caliente que presenta el típico suelo radiante o hypocaustum y paredes que casi alcanzan los 3 m. de altura.

De otras épocas hay que citar el castillo medieval, que se levanta en la parte más elevada del yacimiento, conocido como Castro el Viejo, que fue clave para la defensa de la ciudad de Córdoba durante los siglos XIV y XV y una ermita dedicada a dos santas mozárabes (Nunilo y Alodia) que fueron martirizadas en época de Abd-al-Rhaman II.

¿Ha sido satisfactorio el resultado de la última campaña de excavaciones junto al Instituto de Arqueología de la Universidad de Tübingen (Alemania)?

A pesar de que ha sido una campaña muy cortita en el tiempo los resultados han sido interesantes habiéndose documentado estratos de varias épocas, desde la romana hasta el período orientalizante (siglo VII a.C.). Y, al parecer, volverán el próximo año para continuar la excavación en la misma zona.

¿Dada la relevancia del yacimiento, cree suficiente el impulso desde las instituciones para labores de excavación, restauración y puesta en valor simultáneas?

Nunca es suficiente el impulso y el apoyo para todas estas labores relacionadas con las excavaciones arqueológicas que, lógicamente deben ir acompañadas de labores de consolidación, restauración y puesta en valor. Hasta ahora ha sido el Ayuntamiento de Baena el que ha llevado el peso del proyecto y, ciertamente, se hace necesaria la aportación de otras instituciones como la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial, porque se trata de un proyecto con unos resultados excepcionales que trascienden el ámbito municipal y provincial.

Recientemente se ha conocido el registro de la “marca” Torreparedones por parte de Luis Moreno Castro, exalcalde de Baena por el PSOE. ¿Cuál ha sido la reacción del Ayuntamiento de este municipio?

Esta es una cuestión más política que técnica. Creo que todo el mundo quiere poner su granito de arena para colaborar con el proyecto y Luis Moreno fue quien inició la recuperación de Torreparedones. Esto parece estar relacionado con el deseo del Ayuntamiento de Castro del Río de participar en el proyecto, algo que habrá que estudiar detenidamente en función de las inversiones ya realizadas por el Ayuntamiento de Baena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.