Hablamos de
Pinceladas colectivas: construyendo memoria del movimiento feminista de Córdoba

28 noviembre, 2018

“El feminismo me ha hecho y lo hago, y nos ha permitido a las mujeres crear algunas redes invisibles o mejor dicho ocultadas”. Carmen López Román

“No se nace feminista parafraseando a Simone de Beauvoir, sino que hay que formarse feminista, el hecho de ser mujer no es suficiente. Ni tan siquiera tampoco el ser mujer te habilita a ser feminista. Definir feminismo es como definir qué es política. Yo creo que es verdad que el feminismo es una toma de conciencia política de la reivindicación de los derechos de las mujeres, pero luego hay tantos movimientos dentro del feminismo como partidos dentro de la política”.

  • Amelia Sanchís

“Nuestro trabajo está en armonizar las diferencias , las riquezas de las distintas ramas del árbol del Feminismo, sin perder el horizonte común”. José Moruno López

“El feminismo es mucho más que una ideología o una toma de postura, es una auténtica revolución, un modo pensar, de sentir, de vivir, un modo de hacer fiesta, de habitar el planeta, de relacionarse con la naturaleza, es en definitiva, un modo de ser persona”.

  • Carmen León Fernández

“Todo lo que hemos conseguido, tener dignidad, reconocimiento de nuestra inteligencia, valoración de nuestra capacidad, respeto de nuestra sensualidad, ha sido con “sangre, sudor y lágrimas”. Y no exagero. Muchas de nosotras se han quedado en el camino. A golpes le han impedido seguir reivindicando sus derechos y en concreto su derecho más elemental: La vida”.

Elena Cobos Ruiz

“Yo por encima de ser comunista o de intentarlo, soy feminista. Ante todo soy feminista. Y creo que no se es buen comunista, buen socialista, buen sindicalista si no se es feminista”.

– Dulcenombre Rodriguez

“Si la presión social (el estigma) nos impide declararnos abiertamente feministas estamos aceptando un ataque a la legitimidad de la lucha de las mujeres, que es la lucha por la defensa de sus derechos, que son Derechos Humanos”.

Asamblea de Mujeres de Córdoba Yerbabuena

“El Feminismo es un movimiento con voluntad de transformación social, tiene por tanto carácter político. De ahí nuestro nombre: FORUM: como espacio abierto y plural. POLITICO: por la voluntad de cambio social. FEMINISTA: Por situarse históricamente e internacionalmente en el movimiento feminista”.

Fórum de Política Feminista de Códoba.

¿MIEDO A RECONOCERSE FEMINISTA?

Cuando se pregunta a cualquier persona, hombre o mujer, si se considera feminista, es fácil que mujeres luchadoras, con puestos relevantes en la vida pública, la empresa, etc. respondan con evasivas afirmando que creen en la igualdad y en la necesidad de luchar por ella pero…feminista, no. Yo me pregunto, cuando hemos conocido en las noticias que el año acabó con una mujer asesinada y que hemos comenzado el 2017 con otro asesinato más, cómo puede haber personas que tengan reparos para nombrarse feministas, que es lo mismo que declararse partidarias de la lucha de las mujeres por sus derechos, entre ellos el de defender su propia vida y el de vivir libres de violencia. ¿Tendrá que ver con el estigma recurrente que ridiculiza, desacredita y crea una tipología de feminista “radical” que realmente nadie ha visto?

Ese estigma que se arroja sobre las mujeres que luchan de manera abierta por sus derechos no es inocente, no ha surgido porque sí. Tras de él está el núcleo duro de la sociedad heteropatriarcal que necesita, y en realidad depende para seguir existiendo, de que las mujeres sigamos aceptando la supremacía masculina y nos centremos, “como debe ser”, en los cuidados que necesitan las criaturas, los varones y las personas dependientes por diversos motivos, subordinando nuestras expectativas vitales y profesionales a esa “causa suprema”.

Tengamos claro que si la presión social (el estigma) nos impide declararnos abiertamente feministas estamos aceptando un ataque a la legitimidad de la lucha de las mujeres, que es la lucha por la defensa de sus derechos, que son Derechos Humanos.

Asamblea de Mujeres de Córdoba Yerbabuena

GRANDES PROTAGONISTAS DE LA MEMORIA COLECTIVA DEL MOVIMIENTO FEMINISTA DE CÓRDOBA

Las mujeres

las mujeres

las mujeres

las mujeres

las mujeres

las mujeres..

PLATAFORMA CORDOBESA CONTRA LA VIOLENCIA A LAS MUJERES

La Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres nace a raíz del asesinato de Ana Orante en 1.997. Un grupo muy reducido de mujeres la ponen en marcha. En un primer momento, como todos los principios, las dificultades fueron numerosas, dado que ni Instituciones, ni ciudadanía veían el alcance real de la violencia que sufrían las mujeres, en todas las sociedades, culturas, religiones, edades. Sacar del ámbito privado la violencia machista, al ámbito público. Está integrada por más de 70 asociaciones y colectivos de mujeres de Córdoba y su

provincia, así como por partidos políticos, sindicatos y mujeres a título individual.

Plataforma cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, 8 de marzo 2015.

PLATAFORMA CORDOBESA CONTRA LA VIOLENCIA A LAS MUJERES

QUÉ HACEMOS

  1. Condenar y denunciar cualquier tipo de violencia sufrida por mujeres (Violencia de género).

  2. Sensibilizar y concienciar a la ciudadanía en general, medios de comunicación, poderes públicos ect. sobre lo que conlleva y significa la violencia de género.

  3. Difundir y trabajar el concepto de igualdad entre hombres y mujeres, como única alternativa para erradicar la violencia de género.

  4. Organizar y convocar los Plenos mensuales establecidos por el Ayuntamiento de Córdoba, cada vez que una mujer es asesinada.

  5. Organizar y convocar los Plenos mensuales establecidos por la Diputación de Córdoba.

  6. Elaborar los manifiestos que se leen en dichos Plenos, por parte de las mujeres que integran esta Plataforma.

  1. Elaborar y diseñar planes de formación, así como conferencias y jornadas para concienciar y educar en igualdad.

  2. Diseñar, planificar, organizar y llevar a cabo todos los actos del 25 de Noviembre, día Internacional contra la violencia a las mujeres.

  3. Colaborar, coordinar y llevar a cabo cualquier medida o acción encaminada a erradicar la violencia de género.

  4. Apoyar, informar, proponer, orientar a mujeres, entidades, asociaciones, organismos tanto públicos como privados, sobre actuaciones y medidas para fomentar la igualdad.

CÓMO FUNCIONAMOS

Mediante un grupo de trabajo, compuesto por 7 u 8 mujeres pertenecientes a esta Plataforma, que planifica y propone acciones y medidas a través de un plan de trabajo anual. A través de una Asamblea representada por todas las asociaciones de esta Plataforma y dónde se debaten, se aprueban o se desestiman las propuestas del grupo de trabajo.

NOSOTRAS DECIDIMOS

NOSOTRAS DECIDIMOS es una plataforma constituida por distintas asociaciones de mujeres de Córdoba en el año 2011 para organizar de forma unitaria las acciones del

8M, Día de las Mujeres, y del 28S, Día Internacional de los Derechos Sexuales y Reproductivos.

FÓRUM DE POLÍTICA FEMINISTA DE CÓRDOBA

“El Feminismo es un movimiento

con voluntad de transformación social, tiene por tanto carácter político.

De ahí nuestro nombre:

FORUM: como espacio abierto y plural. POLITICO: por la voluntad de cambio social.

FEMINISTA: Por situarse históricamente e internacionalmente en el movimiento feminista”.

Fórum de Política Feminista de Córdoba

..Había una nueva divergencia en el movimiento entre quienes conferían al recién creado Instituto de la Mujer toda la iniciativa feminista, como se manifestó en la elaboración del I Plan de Igualdad 1988-90 sin consultar a las asociaciones, y quienes “pasaban” no sólo de demandar diálogo con el gobierno, sino incluso de votar. Por eso, a partir de 1985 una veintena de mujeres empezamos a promover una tercera vía, no institucional pero tampoco anti-institucional. El nombre de Fórum de Política Feminista -fórum, como espacio abierto y plural; político por nuestra voluntad de cambio social y feminista por nuestra inserción en lo que histórica e internacionalmente ha sido el movimiento feminista- fue aprobado en la reunión del 24 de septiembre de 1986”.

Lucia Mazarrasa y Begoña San José, en el acto de celebración del 20 aniversario. Año 2007

EL ORIGEN DEL FÓRUM A NIVEL ESTATAL

El Fórum de Política Feminista surge en 1985 con el fin de hacer presentes los puntos de vista y las reivindicaciones de las mujeres en los acontecimientos y debates que se producen en el seno de la sociedad. Las campañas electorales, la reforma del Código Penal o de la Ley del Divorcio; las medidas políticas para favorecer el empleo y promoción de las mujeres, los cambios para facilitar la conciliación de vida personal y laboral, el debate sobre el estado del bienestar o la reforma laboral, junto a la exigencia de igualdad y participación paritaria en todos los niveles de decisión. (…) Es una asociación feminista plural. No está asociado a ninguna corriente y acoge en su seno tanto a mujeres independientes como a otras de distintas adscripciones políticas, así como de las diferentes corrientes feministas. La única condición para ser socia es asumir las reivindicaciones que el Movimiento Feminista ha hecho suyas sin merma ni sectarismo; p.ej. el derecho al aborto libre y a cargo de la Seguridad Social, el derecho a participar en la vida económica y tener un empleo, el derecho a promocionar en el trabajo en igualdad de condiciones que los hombres; la democracia paritaria a todos los niveles, las políticas de acción positiva en lo referente a protección social, fomento del empleo y servicios suficientes para que las mujeres puedan acceder al mercado de trabajo sin sentirse encadenadas al hogar, por la necesidad de cuidado de ancianos y niños, el reparto de responsabilidades domésticas entre los dos sexos, una educación no sexista, etc.

LA MAREA VIOLETA

UNA MAREA VIOLETA CONTRA LA OFENSIVA PATRIARCAL DE LOS GOBIERNOS CONSERVADORES

Ante las decisiones tomadas unilateralmente por los gobiernos de las comunidades autónomas gobernadas por partidos conservadores de derechas QUE:

REDUCEN los presupuestos destinados a Políticas de Igualdad, la Ley de Autonomía Personal y la Ley de derechos sexuales y reproductivos.

ROMPEN los acuerdos con las organizaciones de mujeres mediante los que se venían prestando servicios tales como Centros de Orientación a la Mujer, Asesoría Jurídica, Casas de Acogida para mujeres víctimas de violencia, etc.

ELIMINAN las subvenciones destinadas a los Ayuntamientos para el mantenimiento de los Centros Municipales de Atención a las Mujeres.

DESMANTELAN los Institutos de la Mujer, utilizando su estructura para promover estereotipos sexistas patriarcales y modelos de familia tradicionales.

INCUMPLEN las leyes de igualdad en cuanto al uso del lenguaje no sexista y a la obligación de los poderes públicos de integrar la igualdad real de mujeres y hombres en todas sus políticas.

Todo ello supone una violenta agresión a los avances logrados durante toda la democracia en la lucha por los derechos para las mujeres. Estas medidas están teniendo como consecuencia directa el despido de profesionales cualificadas que venían desarrollando durante años su trabajo en los diferentes recursos de igualdad, prestando un servicio de calidad y compromiso con la igualdad. Las organizaciones que suscribimos manifestamos nuestra repulsa y exigimos el cumplimiento de las leyes de Igualdad en todas las comunidades del territorio español, y convocamos a una movilización y manifestación/concentración a nivel estatal para el próximo 10 de febrero a las 19:30 horas en las plazas principales de las diferentes localidades.

Firman este manifiesto, el 25 de Enero de 2012 una larga lista de colectivos y feministas, entre ellas varias cordobesas: – Asamblea de Mujeres de Córdoba Yerbabuena; – Asociación de Mujeres “Marianne”; – Fórum de Política Feminista.

Otro logro indudable: EL CONSEJO MUNICIPAL DE LAS MUJERES

REGLAMENTO DEL CONSEJO MUNICIPAL DE LAS MUJERES. AYUNTAMIENTO DE CORDOBA

CAPÍTULO I – DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º.

  • El Consejo Municipal de las Mujeres es el órgano máximo de participación democrática de las mujeres de la ciudad de Córdoba y de sus asociaciones en los asuntos municipales.

  • El Consejo se regirá por el presente Reglamento, y en lo no contemplado en el mismo, por el Reglamento de Participación Ciudadana y las demás disposiciones que le sean de aplicación.

  • Gozará de autonomía con respecto a la Corporación Local.

Artículo 2º.

El Consejo Municipal de las Mujeres tendrá como finalidad la elaboración de estudios, informes y propuestas para hacer efectivo el principio de igualdad de las mujeres en todos los ámbitos de la vida política, económica, cultural, educativa y social del Municipio de Córdoba.

Artículo 3º.

  • Para la consecución de los fines del artículo anterior el CMM realizará las siguientes funciones:

  1. Promover, colaborar y asesorar en la realización de estudios sobre la situación de la mujer en el municipio de Córdoba, cuyos resultados sirvan de base para cualquier propuesta de actuación.

  2. Potenciar la participación de las mujeres en los asuntos municipales.

  3. Fomentar el asociacionismo entre las mujeres estimulando su creación y prestando el apoyo y la asistencia que le fuese requerida.

  4. Proponer la adopción de medidas dirigidas a eliminar los obstáculos que dificultan la igualdad real y efectiva de las ciudadanas de Córdoba.

  5. Impulsar la colaboración y cooperación entre asociaciones y entidades, ya sean públicas o privadas, que desarrollen actuaciones para la promoción de las mujeres.

  6. Velar por el cumplimiento de acuerdos del Pleno en actuaciones de especial incidencia sobre las mujeres.

  7. Actuar como receptor de información municipal, difundiendo la misma a los colectivos de mujeres.

  • Las funciones del CMM se ejercerán mediante la emisión de dictámenes, informes o peticiones, actuando como órgano consultivo y asesor no vinculante para los órganos de gobierno municipales.

Artículo 4º.

  1. El Ayuntamiento facilitará los medios oportunos para el cumplimiento de las funciones del CMM (…).

  2. Contará con presupuesto aprobado por los órganos correspondientes, en función de la programación del Consejo y dotación económica independiente en los Presupuestos Generales del Ayuntamiento de Córdoba.

  3. El Ayuntamiento de Córdoba dispondrá la asignación de una sede para el CMM.

EL MOVIMIENTO FEMINISTA DE CÓRDOBA HOY, AÑO 2018

Hablar del Movimiento Feminista de Córdoba, año 2018, simplificando mucho, es hablar de los dos extraordinarios hitos del año 2018, el 8 de marzo, 8M, y el 25 de noviembre, 25N, de sus protagonistas y de su indudable capacidad de convocatoria que, contra viento y marea, superó todas las expectativas y logró dos de las más grandes movilizaciones de la ciudadanía del año 2018.

8 M 2018 HUELGA FEMINISTA GRAN MOVILIZACIÓN GRAN MANIFESTACIÓN

MANIFIESTO DEL 8 MARZO 2018, 8M

JUNTAS SOMOS MÁS. Cada 8 de Marzo celebramos la alianza entre mujeres para defender nuestros derechos conquistados. Fue la unión de muchas mujeres en el mundo la que consiguió grandes victorias para todas nosotras y nos trajo derechos que poseemos hoy. Nos precede una larga genealogía de mujeres activistas, sufragistas y sindicalistas. Las que trajeron la Segunda República, las que lucharon en la Guerra Civil, las que combatieron al colonialismo y las que fueron parte las luchas anti-imperialistas. Sin embargo, sabemos que aún no es suficiente: queda mucho por hacer y nosotras seguimos luchando.

La sororidad es nuestra arma; es la acción multitudinaria la que nos permite seguir avanzando.

La fecha del 8 de marzo es nuestra, internacional y reivindicativa.

Hoy, 8 de Marzo, las mujeres de todo el mundo estamos convocadas a la HUELGA FEMINISTA.

Nuestra identidad es múltiple, somos diversas. Vivimos en el entorno rural y en el entorno urbano, trabajamos en el ámbito laboral y en el de los cuidados. Somos payas, gitanas, migradas y racializadas. Nuestras edades son todas y nos sabemos lesbianas, trans, bisexuales, inter, queer, hetero… Somos las que no están: somos las asesinadas, somos las presas. Somos TODAS.

Juntas hoy paramos el mundo y gritamos: ¡BASTA! ante todas las violencias que nos atraviesan. ¡BASTA! de agresiones, humillaciones, marginaciones o exclusiones. Exigimos que el Pacto de Estado contra las violencias machistas –por lo demás insuficiente– se dote de recursos y medios para el desarrollo de políticas reales y efectivas que ayuden a conseguir una sociedad libre de violencias contra las mujeres y niñas. Denunciamos la represión a quienes encabezan la lucha por los derechos sociales y reproductivos.

¡BASTA! De violencias machistas, cotidianas e invisibilizadas, que vivimos las mujeres sea cual sea nuestra edad y condición.

QUEREMOS poder movernos en libertad por todos los espacios y a todas horas. Señalamos y denunciamos la violencia sexual como expresión paradigmática de la apropiación patriarcal de nuestro cuerpo, que afecta de modo aún más marcado a mujeres en situación de vulnerabilidad como mujeres migradas y trabajadoras domésticas. Es urgente que nuestra reivindicación Ni una menos sea una realidad.

¡BASTA! De opresión por nuestras orientaciones e identidades sexuales! Denunciamos la LGTBIfobia social, institucional y laboral que sufrimos muchas de nosotras, como otra forma de violencia machista. Somos mujeres y somos diversas.

¡MUJERES LIBRES, EN TERRITORIOS LIBRES!

Somos las que reproducen la vida. El trabajo doméstico y de cuidados que hacemos las mujeres es imprescindible para el sostenimiento de la vida. Que mayoritariamente sea gratuito o esté devaluado es una trampa en el desarrollo del capitalismo. Hoy, con la huelga de cuidados en la familia y la sociedad, damos visibilidad a un trabajo que nadie quiere reconocer, ya sea en la casa, mal pagado o como economía sumergida.Reivindicamos que el trabajo de cuidados sea reconocido como un bien social de primer orden, y exigimos la redistribución de este tipo de tareas.

Hoy reivindicamos una sociedad libre de opresiones, de explotación y violencias machistas. Llamamos a la rebeldía y a la lucha ante la alianza entre el patriarcado y el capitalismo que nos quiere dóciles, sumisas y calladas.

No aceptamos estar sometidas a peores condiciones laborales, ni cobrar menos que los hombres por el mismo trabajo. Por eso, hoy también hacemos huelga laboral.

Huelga contra los techos de cristal y la precariedad laboral, porque los trabajos a los que logramos acceder están marcados por la temporalidad, la incertidumbre, los bajos salarios y las jornadas parciales no deseadas. Nosotras engrosamos las listas del paro. Muchos de los trabajos que realizamos no poseen garantías o no están regulados. Y cuando algunas de nosotras tenemos mejores trabajos, nos encontramos con que los puestos de mayor salario y responsabilidad están copados por hombres. La empresa privada, la pública, las instituciones y la política son reproductoras de la brecha de género.

¡BASTA! de discriminación salarial por el hecho de ser mujeres, de menosprecio y de acoso sexual en el ámbito laboral.

Denunciamos que ser mujer sea la principal causa de pobreza y que se nos castigue por nuestra diversidad. La precariedad se agrava para muchas de nosotras por tener mayor edad, ser migrada y estar racializadas, por tener diversidad funcional o una imagen alejada de la normatividad. Reivindicamos que nuestra situación laboral nos permita desarrollar un proyecto vital con dignidad y autonomía; y que el empleo se adapte a las necesidades de la vida: el embarazo o los cuidados no pueden ser objeto de despido ni de marginación laboral, ni deben menoscabar nuestras expectativas personales ni profesionales.

Exigimos también las pensiones que nos hemos ganado. No más pensiones de miseria, que nos obligan a sufrir pobreza en la vejez. Pedimos la cotitularidad de las pensiones y que el tiempo dedicado a tareas de cuidado, o que hemos desarrollado en el campo, sea reconocido en el cálculo de las pensiones al igual que el trabajo laboral y luchamos por la ratificación del convenio 189 de la OIT que regula el trabajo doméstico.

Gritamos bien fuerte contra el neoliberalismo salvaje que se impone como pensamiento único a nivel mundial y que destroza nuestro planeta y nuestras vidas. Las mujeres tenemos un papel primordial en la lucha contra del cambio climático y en la preservación de la biodiversidad . Por eso, apostamos decididamente por la soberanía alimentaria de los pueblos. Apoyamos el trabajo de muchas compañeras que ponen en riesgo su vida por defender el territorio y sus cultivos. Exigimos que la defensa de la vida se sitúe en el centro de la economía y de la política.

Exigimos ser protagonistas de nuestras vidas, de nuestra salud y de nuestros cuerpos, sin ningún tipo de presión estética. Nuestros cuerpos no son mercadería ni objeto, y por eso, también hacemos huelga de consumo. ¡Basta ya de ser utilizadas como reclamo!

Exigimos también la despatologización de nuestras vidas, nuestras emociones, nuestras circunstancias: la medicalización responde a intereses de grandes empresas, no a nuestra salud.

¡Basta de considerar nuestros procesos de vida como enfermedades!

La educación es la etapa principal en la que construimos nuestras identidades sexuales y de género y por ello las estudiantes, las maestras, la comunidad educativa y todo el movimiento feminista exigimos nuestro derecho a una educación pública, laica y feminista. Libre de valores heteropatriarcales desde los primeros tramos educativos, en los que las profesoras somos mayoría, hasta la universidad. Reivindicamos también nuestro derecho a una formación afectivo-sexual que nos enseñe en la diversidad, sin miedos, sin complejos, sin reducirnos a meros objetos y que no permita una sola agresión machista ni LGTBIfóbica en las aulas. Exigimos un avance en la coeducación en todos los ámbitos y espacios de formación y ua educación que no relegue nuestra historia a los márgenes de los libros de texto; y en la que la perspectiva de género se transversal a todas las disciplinas. ¡No somos una excepción, somos una constante que ha sido callada!

¡VIVAN LA HUELGA DE CUIDADOS, DE CONSUMO, LABORAL Y EDUCATIVA!

¡VIVA LA HUELGA FEMINISTA!

Ninguna mujer es ilegal. Decimos ¡BASTA! al racismo y la exclusión.

Gritamos bien alto: ¡No a las guerras y a la fabricación de material bélico! Las guerras son producto y extensión del patriarcado y del capitalismo para el control de los territorios y de las personas. La consecuencia directa de las guerras son millares de mujeres refugiadas por todo el mundo, mujeres que estamos siendo victimizadas, olvidadas y violentadas. Exigimos la acogida de todas las personas migradas, sea por el motivo que sea. ¡Somos mujeres libres en territorios libres!

Denunciamos los recortes presupuestarios en los sectores que más afectan a las mujeres: el sistema de salud, los servicios sociales y la educación.

Denunciamos la corrupción como un factor agravante de la crisis.

Denunciamos la justicia patriarcal que no nos considera sujetas de pleno derecho.

Denunciamos la grave represión y recortes de derechos que estamos sufriendo.

Exigimos plena igualdad de derechos y condiciones de vida, y la total aceptación de nuestra diversidad.

¡NOS QUEREMOS LIBRES,

NOS QUEREMOS VIVAS, FEMINISTAS, COMBATIVAS Y REBELDES!

EL MOVIMIENTO FEMINISTA HACE HISTORIA:

Más de 15 mil personas reivindican la igualdad en Córdoba

Paradigma, Redacción. 9 marzo, 2018

Jornada histórica de protesta como pocas se recordaban en Córdoba. No se vivió ninguna tan multitudinaria desde la última Huelga General o desde la guerra de Iraq en nuestra ciudad, y más de un abuelo la comparó con el 4D de 1977. La lucha del Movimiento Feminista también ha dejado huella aquí, como en tantas otras ciudades españolas donde millones de mujeres acompañadas por una proporción menor de hombres han copado las calles para reivindicar la igualdad en todos los aspectos de la vida. La policía, conservadora como siempre en sus cifras, habla de más de 12 mil personas, pero los asistentes elevan la cifra a entre 15 y 20 mil personas en los momentos de mayor afluencia.

Los Jardines de la Agricultura ya se llenaron desbordando las carreteras anexas hacia las 19:30, la hora prevista para el comienzo de la movilización. En esos momentos, la lluvia no desanimó a casi nadie, y dejó de caer en la mayor parte del recorrido posterior. La batucada, en la cabeza de la marea, resonó para avisar del comienzo de la marcha. Unas tres cuartas partes de los congregados eran mujeres, y una gran cantidad de ellas muy jóvenes, pero las había de toda condición. Desde la Ronda de los Tejares ya se escuchaban los primeros cánticos y lemas de protesta, mientras se elevaban las pancartas con todo tipo de reivindicaciones. En la del Frente de Estudiantes se leía: “luchar, aprender y enseñar, un futuro en igualdad”.

Otras reivindicaciones denunciaban actitudes machistas por parte de los sectores más conservadores y reaccionarios de la sociedad. Mientras, se coreaban todo tipo de lemas, que iban desde la peor lacra, los asesinatos machistas -“no son muertes, son asesinatos”; “ni una menos, vivas nos queremos“-, a los abusos sexuales que cada día sufren las mujeres en nuestro país -“no es no, lo demás es violación“-, u otros más generales -“mujer, si no luchas, nadie te escucha”; las mujeres unidas jamás serán vencidas”; “no estás sola, venimos en manada”; “de norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste”;”feminismo un pasito pa´lante, machismo dos pasitos pa´tras”; “sin mujeres no hay revolución”; “ya están aquí las feministas “-. Pero el que quizás obtuvo mayor resonancia a la llegada a la popular Plaza de la Corredera quizás fue “Machista, escucha, Córdoba en la lucha“, que fue sustituido por “Rajoy, escucha, estamos en la lucha“, echando por tierra otro de los mantras que se repiten en radio y televisión: “no es una huelga contra el gobierno”. La lucha feminista cuenta con muchos frentes y enemigos, también en los aspectos económicos como la brecha salarial de género -“igual trabajo, igual salario“.

A la altura de la calle “Cruz Conde”, las feministas quisieron apoyar con sus gritos el cambio de denominación ya aprobado por el Ayuntamiento para esta y otras muchas calles en las que perviven nombres de asesinos franquistas o -como es el caso- de un personaje que encabezó el golpe de Estado de 1936 contra el legítimo gobierno de la II República, ordenando a altos cargos militares y de la Guardia Civil el asalto del consistorio y el comienzo de una represión que dejó diez mil muertos en Córdoba, cifra parecida a las personas que hoy se manifestaron. “A esta calle ya el nombre de Igualdad”, gritaban.

Mientras la cabeza de la manifestación se adentraba en la citada calle Cruz Conde, aún había gente congregada en el punto de partida. Los cinco carriles de Ronda de los Tejares se observaban inundados, y aún iban incorporándose manifestantes desde calles aledañas.

A la llegada a la plaza de la Corredera, se abrió un espacio vacío de manifestantes en el seno de la marea para simbolizar el que debían ocupar las que ya no están con nosotras.

Desde uno de los balcones, varias feministas de base de los movimientos sociales corearon lemas: “basta ya de violencia machista, de racismo y de exclusión… denunciamos los recortes presupuestarios de este gobierno”; “nos queremos vivas y rebeldes; gracias a todas las mujeres que hoy habéis hecho historia”. Mientras se convocaba a la manifestación por las pensiones públicas dignas del día 17, que será también de ámbito nacional, otras jóvenes leían sus propios manifiestos ante corros menores de asistentes. Muy activas y entusiasmadas las más jóvenes.

Las calles parecían ríos morados, llegando hasta Capitulares. Dulcenombre Rodríguez dio la bienvenida a las mujeres y, de forma muy especial, a tantos hombres y tantos jóvenes que habían llegado. ” Ni una más asesinada, ni una menos entre nosotras”, fue su grito silencioso.

Ronda de Tejares, ríos humanos, 8M 2018

“Contra el patriacardo y la violencia machista, por esto estamos aquí hoy”. “Gracias a las valientes mujeres maltratadas que están hoy aquí entre nosotras, gracias a los representantes institucionales y políticos, a los colegios, tantos colegios, institutos y la Universidad que llevan tiempo concienciando, gracias a los jóvenes que nos acompañáis, estamos aquí por vosotras y vosotros, por vuestro futuro. Incluso desde África, el Sáhara, nos han mandado un comunicado de apoyo: “Las mujeres que sufren violencia machista no están solas”. A lo largo del acto se oía el grito “Basta ya” una y otra vez.

“Basta ya, el machismo mata, basta ya”, grito de repulsa secundado por la ciudadanía cordobesa.

“Ni una más asesinada.

Ni una menos entre nosotras”.

Enlace para varios videos sobre la manifestación del 8 de marzo

https://paradigmamedia.org/el-movimiento-feminista-hace-historia-mas-de-15-mil-personas- reivindican-la-igualdad-en-cordoba/

25 DE NOVIEMBRE 2018

DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA A LAS MUJERES

CÓRDOBA CIUDAD Y PROVINCIA SE MOVILIZAN CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Durante todo el mes de noviembre,

a lo largo y ancho del mapa de nuestra ciudad y provincia, el trabajo de hormiguitas de cientos de mujeres hizo posible un centenar largo de actividades en ciudades, pueblos, aldeas, barrios. Declaraciones y mociones en plenos municipales, plenos extraordinarios contra la violencia de género en una veintena de municipios de la provincia, concentraciones, manifestaciones, minutos de silencio, marchas en bicicleta, eventos teatrales y musicales, recitales de poesía, conferencias, talleres y una larga lista más de actividades creativas y reivindicativas.

Estas actividades culimaron en la gran manifestación del 25N en la ciudad de Córdoba, a la que mujeres y hombres acudieron de una docena de municipios, un día histórico.

MANIFIESTO DEL 25 N

PLATAFORMA CORDOBESA CONTRA LA VIOLENCIA A LAS MUJERES

¡Digan lo que digan las mujeres estamos en lucha!

¿Sabéis que es esto? Esto puede llamarse Tanga, ropa interior…Pero no…ha sido el motivo por el que han absuelto a un violador en Irlanda…pero si no es un tanga, no os preocupéis… será el alcohol, la minifalda que llevaba, un arranque de celos…¡Cualquier excusa es buena para desviar la atención para no llamarlos por su nombre: malditos asesinos, violadores, acosadores, y cómplices Nada consiente una violación, quien lo consiente es el sistema patriarcal, los abogados y

jueces machistas y misóginos!

Sí, estamos en lucha porque el patriarcado nos quiere sumisas y miedosas y permite que nos asesinen. El feminismo apuesta por la Vida, por la Paz, por la igualdad, la tolerancia, es decir por “los Derechos Humanos, por una sociedad libre, libre de violencias machistas, donde el silencio social no sea cómplice del terrorismo machista..

Una vez más, asociaciones de mujeres, colectivos sociales de Córdoba ciudad y provincia estamos demostrando que somos capaces de unirnos en objetivos comunes trabajando conjuntamente (jornadas jurídicas, mesas informativas, plenos extraordinarios, marcha en bici, mociones, banderas en los Ayuntamientos, los 5 minutos de paro) y esta manifestación para gritar a la sociedad de que no se puede quedar de brazos cruzados ante los asesinatos de mujeres y transmitirle a las instituciones, partidos políticos, sindicatos, judicatura, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, jerarquia eclesiástica, medios de comunicación, empresariado, es decir a todas las estructuras sociales y políticas “Que no hay mayor terrorismo que el que sufrimos mujeres y niñas en todas las partes del mundo. Pero para este terrorismo silenciado “no hay reuniones de los Estados, urgentes, porque no interesa”. Lectura del manifiesto. Foto: Radio Kalle

Tienen que sonar las alarmas, estamos en una situación de emergencia, donde 64 mujeres han sido asesinadas. Asesinatos que pasan desapercibidos por los medios, por nuestros telediarios, nos echamos las manos a la cabeza, y las instituciones callan. Donde 5 mujeres en 24 horas fueron asesinadas y más que la lástima, y el horror, se quedo solo en eso, pero son 5 consecuencias que significan que algo sigue fallando y claro que falla, así salió la justicia en los medios admitiendo fallos que desprotegieron a cinco asesinadas por machismo: ¡y así se queda todo!

Gracias al Movimiento Feminista, las Instituciones se han hecho eco de ciertas reivindicaciones que se han hecho, pero aún hay mucho que lograr…Tenemos que seguir reivindicando la implantación del Pacto de estado, pero sin más demoras. Y si, se ha devuelto la competencia en igualdad y violencia de género a los 8.000 ayuntamientos pero de nada sirve esto si no se elimina la ley de haciendas locales que frena un uso adecuado en la distribución del presupuesto.

No podemos alarmarnos de la violencia existente entre la juventud cuando medidas ya incluidas en la ley integral respecto a educación no se lleven a cabo porque no se dota de recursos, al igual que en el resto de ámbitos.

¡Tenemos que revertir la situación! Una institución paralizada, cómplice y sumisa ante el terrorismo machista no puede ser el reflejo de la sociedad que queremos, una sociedad que debe de tirarse más a la calle en la defensa de nuestros derechos, continuar con su activismo feminista en cada espacio y ocio.

¡Las instituciones necesitan de feminismo!

También nos encontramos con los medios, que en vez de hacer un trabajo de conciencia utilizan el morbo a la hora de cubrir los asesinatos machistas ¿por qué en vez de preguntar si el asesino era amable, no se explica por qué suceden estos asesinatos o por qué ha fallado el sistema de protección o cómo se debe de actuar? No son tragedias individuales si no un problema social que subyace a toda su estructura…Además, de la complicidad que tienen con esas campañas televisivas que en muchas ocasiones se alejan de la realidad o demandas de las organizaciones o colectivos feministas o la publicidad sexista y que sigue perpetuando los estereotipos y roles de género. Fijaros que conciencia tiene Antena 3, el 25 de noviembre realiza la campaña de compromiso “Pone Freno”. ¡Los medios necesitan feminismo!

¿Y qué pasa con la educación? Es esencial la derogación de la LOMCE pues ha supuesto un paso atrás en el tratamiento hacia la igualdad entre hombres y mujeres, una ley que junto con el Tribunal Constitucional han avalado la financiación pública de centros privados que segregan por sexos en pleno siglo XXI, sumada a la presencia de la enseñanza de la religión católica la cual es evaluable. A lo que se le suma la falta de formación en igualdad y feminismo en la formación inicial o continua del profesorado.

Así queremos resaltar la importancia que tiene el trabajo educativo preventivo realizado en los centros educativos y la cual tiene que fomentarse. ¡La educación necesita feminismo con urgencia!

¿Y qué me decís de aquella ciega y supuestamente equilibrada justicia que hace de este país un sistema justo? ¡Que se lo pregunten a las mujeres! Reivindicamos que se cumpla el convenio de Estambul donde el estado garantice que no se conceda a los padres el derecho de visita sin supervisión del riesgo de peligro o amenazas y no cumplir la ley de custodia compartida en caso de violencia de género. Y también, que se prohíba la utilización del “síndrome de alienación parental” en los juzgados la cual supone una violencia institucional contra las mujeres y los niños y niñas ya que no tiene ningún sustento.

Además, que se cumpla el convenio de Estambul en el caso de Juana Rivas a cuyo caso no se le ha aplicado el art. 31 del Convenio de Estambul, sobre custodia y visitas en contextos de violencia de género, ni el art. 44.2 sobre jurisdicción española cuando las víctimas -la mujer y sus hijos- tienen esta nacionalidad. Que la justicia deje de ser cómplice revictimizando a las víctimas y que se pongan los medios para ello. Pedimos modificar el Art 416 Ley enjuiciamiento judicial para que la víctima del delito de violencia de género no pueda acogerse a él. Si no declara en muchas ocasiones todo está perdido.

También, hay que ampliar los medios de prueba permitiendo los informes de Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), SAVA, promotoras, agentes de Igualdad,… profesionales que intervienen, acompaña y atienden a las víctimas de violencia de género y también permitir como prueba las grabaciones realizadas con aplicaciones y tecnología de los teléfonos inteligentes (grabar conversaciones, guardar wasap, etc.). Hay que denunciar las malas prácticas judiciales y denunciar la situación de las mujeres de los pueblos que actualmente reciben una justicia de “segunda” ya que no hay Guardia Civil preparada ni Juzgados especializados en violencia de género ni dependencias judiciales adaptadas y adecuadas para ellas y sus hijos e hijas.

Hace falta formación también, y no nos cansaremos de decirlo…porque hay un gran desconocimiento de la mayoría de los agentes que intervienen en el sistema judicial de la realidad y problemática de las víctimas de violencia de género, que juega con la vida de las mujeres. ¿Qué nos decís de la última sentencia el mismo tribunal que el caso de la manada que han condenado a un hombre a 10 meses por maltrato ocasional, que apuñalo e intento asfixiar a su mujer?10 meses¡¡¡ y donde descartan tentativa de homicidio porque finalmente la liberó “voluntariamente” cuando sus hijos de seis y tres años le suplicaban que no la matara. Esto es una vergüenza y misoginia en los juzgados. ¿Qué tiene que pasar?¿Esperamos a las pruebas de sangre? Esta es la justicia, mientras que a unas nos llaman feminazis por querernos libres, a otros lo llaman Salvadores por no asesinarnos. Le tenemos que seguir explicando que la violencia de género no es algo ocasional, que sigue un proceso de maltrato continuo?

¡El sistema judicial necesita feminismo!!

Hay una violencia estructural en todos los ámbitos y organizaciones que tenemos que frenar, nada es ajeno al machismo imperante en este sistema patriarcal… Y una cosa tenemos clara: Los derechos humanos no solo son de ellos. Lo que veis aquí detrás son los trazos de las vidas de mujeres, de aquellas que no pueden estar con nosotras, trazos que se interseccionan y que están entrelazadas porque todas tienen algo en común: Es el resultado de vivir en una sociedad machista y en desigualdad, donde nuestra libertad de opinar y criticar siga siendo sancionada, donde cuidarlo todo se convierta solamente en nuestro papel, y no solo el cuidado de menores sino de personas mayores donde se pone en conflicto entre lo que se espera de ellas y lo que ellas realmente desean para mismas, donde en ocasiones tenemos que elegir entre llegar más alto en la vida o parir, y sufrimos la precarización y la pobreza…¡Y además de todo esto tenemos que tener cuidado con la ropa que nos ponemos o también la hora a la que salimos.

Pero…¡No vamos a parar! Al patriarcado le convenimos temerosas, tristes, pero nosotras.

¡Nos queremos vivas nos queremos fuertes! Porque una cosa tenemos clara, tal vomo decía Maria Paula Ratti… Solo necesitamos una para querernos, nosotras mismas.

Dos para abarazarnos, Tres para compartir, Cuatro para encontrarse, Cinco para sostenerse Pero muchas para transformar, crear, soñar, liberarse, deconstruirse, respetarse y sembrar, para

empoderarse, Y miles como las que estamos aquí para luchar¡¡¡¡ ¡Arriba la lucha feminista!

Foto: Radio Kalle Córdoba

NI UNA MÁS ASESINADA. NI UNA MENOS ENTRE NOSOTRAS

25 noviembre, 2018 Carola Reintjes.

Un mar morado, ríos morados, llenaron las calles de Córdoba a partir de las 12, desde los Jardines Adolfo Suárez y el Boulevard hasta Capitulares. Más de 5.000 personas, según datos de la Policía Local, acudieron a la llamada de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, y expresaron su repulsa de la violencia machista portando carteles con lemas como “No uses el puñetazo sino la palabra”, “Hay una solución, educación, educación, educación”, “Ponle fin al maltrato”, o “Que el miedo no te impida denunciar”…

Mujeres y hombres, jóvenes y mayores, acudieron desde 18 puntos de la provincia, 18 autobuses, dispuestos a “mojarse” y resistir, como lo han hecho millones de mujeres hoy, Día Internacional contra la Violencia a las Mujeres, alzando su voz a lo largo y ancho del planeta contra esta gran lacra del siglo XXI.

El cielo acompañaba en sentimientos, llorando, a mares, el asesinato de 59 mujeres, solo en lo que va de año en España, y 8 menores de edad, 972 víctimas de violencia machista desde que hay estadísticas sobre ellas, a partir de 2003. De ellas, 12 en Andalucía, ninguna en Córdoba, en lo que va de año.

Las calles parecían ríos morados, llegando hasta Capitulares. Dulcenombre Rodríguez dio la bienvenida a las mujeres y, de forma muy especial, a tantos hombres y tantos jóvenes que habían llegado. ” Ni una más asesinada, ni una menos entre nosotras”, fue su grito silencioso. “Contra el patriacardo y la violencia machista, por esto estamos aquí hoy”. “Gracias a las valientes mujeres maltratadas que están hoy aquí entre nosotras, gracias a los representantes institucionales y políticos, a los colegios, tantos colegios, institutos y la Universidad que llevan tiempo concienciando, gracias a los jóvenes que nos acompañáis, estamos aquí por vosotras y vosotros, por vuestro futuro. Incluso desde África, el Sáhara, nos han mandado un comunicado de apoyo: “Las mujeres que sufren violencia machista no están solas”.

A lo largo del acto se oía el grito “Basta ya” una y otra vez. “Basta ya, el machismo mata, basta ya”, grito de repulsa secundado por la ciudadanía cordobesa.

“Ni una más asesinada. Ni una menos entre nosotras”.

LA VISTA ATRÁS… HACIENDO MEMORIA

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Esta impresionante momentum, el año 2018 con sus extraordinarios hitos, el 8M y el 25N, y lo que esto significa para la historia del movimiento, un camino sin retorno para los que se niegan a reconocer la fuerza del movimiento feminista, y puertas que se están abriendo “haciendo camino al andar”, con nuevos horizontes a la vista.

¿Pero cómo eran los inicios del movimiento, sus primeros tímidas, y tan valientes, andaduras?

LOS DUROS AÑOS DE INICIO

DE LA ANDADURA – y aventura – FEMINISTA

HACIENDO MEMORIA…

HACIENDO MEMORIA……

PINCELADAS DE LA MEMORIA COLECTIVA DE LA ASAMBLEA DE MUJERES DE CÓRDOBA YERBABUENA

El feminismo abrió una nueva perspectiva a nuestras vidas y, aunque no escapamos de la misoginia ni de las presiones, aprendimos a ser rebeldes y transgresoras”. Carmen Alborch

Se nos pide, desde Paradigma, a la Asamblea de Mujeres de Córdoba Yerbabuena, el recorrido histórico de nuestra asociación en Córdoba,

Imposible encerrar, en el espacio disponible, ni siquiera el simple listado de los hechos más relevantes, que desde la década de los 70 del pasado siglo hasta hoy, nos ha tramado y sigue tramando a ambas realidades. Intentaremos un barrido, a vuelo de pájaro, por estos años, señalando algunos resaltes significativos que nos permitan acercarnos lo más posible a “esa” realidad.

En los primeros años de la década de los setenta, el Círculo Cultural Juan XXIII, es un hervidero dónde se cuece la vida sociocultural de Córdoba, impregnada de las ideas políticas que luchaban por la ruptura con el franquismo para que la transformación fuera real.

En ese caldo, de la mano de mujeres militantes de partidos políticos, de plataformas anticapitalistas, y otras sin afiliación política, hace su aparición el feminismo, movimiento de Liberación de la Mujer que propone la autoorganización de las mujeres para la reflexión, el activismo y el asociacionismo.

Somos jóvenes, somos diversas, somos inexpertas, necesitamos modelos que no tenemos, pero alrededor de la mesa grande del Juan empiezan a sonar debates con voces sólo de mujeres, como ya ocurría en la mayor parte del Estado español. Así surgió la que sería la Asamblea de Mujeres de Córdoba. Una organización formada sólo por mujeres, asamblearia, autónoma, anticapitalista e independiente de partidos políticos y de instituciones.

Duros fueron los debates pero- como dice Carmen Alborch– “El feminismo abrió una nueva perspectiva a nuestras vidas y, aunque no escapamos de la misoginia ni de las presiones, aprendimos a ser rebeldes y transgresoras”.

Buscamos referentes en la FOFEE (Federación de Organizaciones Feministas del Estado Español) y aprendimos a reflexionar sobre nuestros derechos y en las calles y en todos los foros se oyeron nuestras voces y nuestros argumentos:

  • Por la despenalización del adulterio y el aborto.

  • Por la independencia económica de las mujeres, y para ello, el derecho a un puesto de trabajo retribuido y a la igualdad salarial.

  • Por la legalización de los anticonceptivos.

  • Por el derecho a una sexualidad libre y placentera.

  • Por el derecho al aborto libre y gratuito en la red sanitaria pública.

  • Contra las violaciones y las agresiones a las mujeres…..

La calle y la noche también son nuestras”

Foto: Asamblea de Mujeres de Córdoba Yerbabuena

La respuesta, por insuficiente, a la primera Ley de Aborto del PSOE, y las violaciones y agresiones a mujeres en Córdoba, nos ocupa bastantes años de la década de los 80. Encadenamientos, manifestaciones, antorchadas, juicios, reuniones masivas… El grito de “la calle y la noche también son nuestras” va caldeando el cotidiano cordobés. Las mujeres en los barrios empiezan a organizarse y, aunque aún no se reconocen feministas, sí responde y apoyan estas movilizaciones.

La manifestación del 8 de marzo de 1989 es convocada por cuatro colectivos de mujeres: Asamblea de Mujeres de Córdoba y Asociaciones de Mujeres Al Alba, Las Jaras, y Nueva Luz. Las mismas que en el curso 91/92 diseñamos y realizamos “Un proyecto para compartir” implicando a mujeres de todos los barrios de Córdoba y financiado por el Ayuntamiento. Es de reseñar que en la clausura participaron 22 grupos.

Así comienza una etapa interesante de colaboración entre las asociaciones de Mujeres y de estas con el Ayuntamiento. Destacamos:

  • Los seis encuentros de colectivos de mujeres de Córdoba, con periodicidad anual y con un objetivo claro: crear redes de mujeres que vertebraran la sociedad civil.

  • Intento de crear la federación de Asociaciones de Mujeres “Un futuro por ganar”.

  • La creación del Consejo Municipal de las Mujeres.

  • Creación de la Plataforma Contra la Violencia hacia las Mujeres…

En 1990 fuimos legalizadas como Asociación en la Delegación Provincial de Gobernación pasando a llamarnos ASAMBLEA DE MUJERES DE CÓDOBA YERBABUENA.

Feminismo.es…y será”

Nos acercamos al final del milenio enfrentándonos al reto de organizar en Córdoba las JORNADAS FEMINISTAS DE LA FOFEE “Feminismo.es…y será” que se celebraron en Córdoba del 7 al 10 de diciembre de 2000. Durante cuatro días, más de tres mil mujeres hacen vibrar Córdoba. “La noche, el día, las calles, los hoteles, las plazas, Rabanales,… también son nuestras”.

Ayuda.te

Y tras las jornadas, el primer proyecto de siglo y de milenio: Ayuda.te. Un proyecto de intervención social para la prevención de la violencia hacia las mujeres. Diseñado, organizado y puesto en marcha por Asamblea de Mujeres de Córdoba Yerbabuena y Tertulia de Mujeres “El manantial”, subvencionado por el Ayuntamiento. Experiencia rica y profunda para la transformación de nosotras mismas como requisito primordial para la transformación social y la consecución de la igualdad entre hombres y mujeres. Sólo duró 5 años, pero aún hoy quedan como testigos la “Coral Hijas de la Luna, Voces de mujeres del Sur” y el taller de reflexión colectiva “Escuchando nuestro cuerpo”.

El proceso de consultas abierto en 2009 por el Gobierno socialista para cambiar la obsoleta Ley de Aborto de 1985 da pie a que en el mes de octubre varias Asociaciones Feministas, Áreas de Mujeres de algunos partidos de izquierda y sindicatos de clase se reúnan por primera vez intentando encontrar puntos en común para transmitir de manera conjunta nuestro mensaje feminista a la sociedad, conscientes de que unidas seríamos más fuertes.

YO DECIDO.CÓRDOBA

Así surge la coordinadora YO DECIDO.CÓRDOBA, una red de colectivos feministas sin entidad jurídica, donde cada uno conserva su autonomía y se preparan acciones de calle a partir de las aportaciones que vienen de los distintos grupos.

PLATAFORMA NOSOTRAS DECIDIMOS. CÓRDOBA

Una vez aprobada la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la IVE en abril de 2010, cesa la actividad de la Coordinadora. Al comienzo de 2011 nos reunimos para preparar la manifestación del 8 de marzo conjuntamente. Decidimos llamarnos PLATAFORMA NOSOTRAS DECIDIMOS.CÓRDOBA, mantener nuestra organización a través de la red, establecer acuerdos respetando los ritmos y maneras de ver el feminismo de cada colectivo, y pronto logramos trabajar de manera ágil y rápida, a pesar de nuestras diferencias.

Foto: Concentración feminista 2016, Yerbabuena

La amenaza de reforma de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la IVE hecha por el Ministro Gallardón, pone en pie de guerra a la mayoría de las mujeres del Estado. La Plataforma desarrolla una enorme actividad y atrae también a colectivos de mujeres jóvenes. Se consigue por primera vez en este país la dimisión de un ministro. Desde 2012 hasta ahora nuestra actividad ha ido en aumento, y se ha consolidado la participación de colectivos de mujeres jóvenes que también consideran que la lucha feminista sigue siendo necesaria cada día para mantener nuestros derechos.

ENMUJECER FEST

En la actualidad la Plataforma está totalmente consolidada, con una participación media de entre 14 y 16 colectivos de mujeres de distintas edades. El 8 de marzo de 2017 la manifestación tuvo un aumento importante de participantes, y se consolidó el Proyecto ENMUJECER FEST, surgido de algunos de los colectivos de mujeres jóvenes y otras que no están asociadas y que la Plataforma hizo suyo, presentándolo a las Instituciones para su financiación y dotación de espacios públicos.

El 8 M de este año nos sumamos a la huelga estatal convocada por Colectivos feminista de todo el Estado, y la participación de la ciudadanía fue impresionante.

Nuestro trabajo continúa, porque la lucha sigue.

Seguiremos estableciendo redes, elaborando propuestas, llegando a acuerdos, sumando siempre desde las distintas maneras de vivir el feminismo.

Córdoba, Octubre 2.018

Asamblea de Mujeres de Córdoba Yerbabuena (Carmen Ruiz Navarro y Elvira Pérez Yruela)

FESTIVAL ENMUJECER: Enmujecer es ir hacia adelante

Allá por febrero de 2016 un grupo de mujeres activistas feministas de nuestra ciudad comenzó a plantearse la idea de transformar el Día Internacional de las Mujeres en una ocasión para la celebración reivindicativa. Así, el 8 de marzo nacía el Festival Enmujecer, una actividad lúdico- festiva que se celebró en el Centro Social Rey Heredia con escasos recursos pero cargada de sororidad y energía. Con el lema Enmujecer es ir hacia adelante, el evento nació del esfuerzo de las mujeres individuales y los 16 colectivos que componen la Plataforma de Asociaciones Feministas Nosotras Decidimos. Este grupo de mujeres se planteó hacer de esta cita un evento que convierta a Córdoba en ciudad referente para el feminismo y que vaya creciendo de manera progresiva en cada edición.

Enmujecer Fest 2017 viene cargado de novedades que lo convierten en un ambicioso evento cultural. La Plaza de la Corredera servirá de escenario para esta iniciativa de concienciación ciudadana sobre la desigualdad de género y de visibilización de las capacidades de las mujeres en los ámbitos productivo, reproductivo, cultural y artístico. Los próximos 10 y 11 de marzo esta céntrica plaza acogerá un completo programa de talleres, espectáculos, conciertos, exposiciones, mercado y artesanía. En todas las actividades serán protagonistas las mujeres de los entornos más cercanos (ciudad, provincia y comunidad autónoma).

No faltará tampoco un homenaje a nuestras compañeras Ana Claro, Manoli Corredera y Carmen López, grandes impulsoras de la lucha feminista. En su honor celebraremos lo bello que es andar unidas y danzando el camino de la transformación social por un mundo mejor. Como decía Emma Goldman, “si no se puede bailar, no es mi revolución”.

Plataforma Nosotras Decidimos Córdoba.

Hacen falta momentos para pararnos y CELEBRAR, celebrar a estos hitos, a estos logros conquistados colectivamente a lo largo de los años, a lo largo de varias décadas. Y CELEBRAR también, por qué no, a todas y cada una de las mujeres que han hecho camino al andar, conjuntamente, hacia una sociedad más feminista.

En las siguientes páginas queremos abrir una ventana, una puerta, a algunas de las mujeres que han compartido pinceladas construyendo memoria colectiva del Movimiento Feminista de Córdoba.

ENTREVISTA A AMELIA SANCHÍS

Activista feminista, profesora de Derecho Eclesiástico, UCO y Medalla de Honor de la Ciudad de Córdoba 2018

No se nace feminista parafraseando a Simone de Beauvoir, sino que hay que formarse feminista, el hecho de ser mujer no es suficiente.

Ni tan siquiera tampoco el ser mujer te habilita a ser feminista”.

P.- Este año el Ayuntamiento de Córdoba te otorgó la Medalla de Honor de la Ciudad. ¿Qué crees que el Ayuntamiento ha querido destacar con esta tan loable distinción?

Creo que en realidad el premio no era dirigido a o a mi persona, sino al reconocimiento al trabajo de muchos colectivos, de tantas mujeres, que llevamos muchos años trabajando de manera invisible y de manera tan callada como consciente. Trabajo que se lleva haciendo en las universidades, en los grupos de reflexión feminista, en muchos ámbitos, y además, muy distintos unos de otros. Dentro de la propia Universidad pero no menos importante dentro de los grupos de acción feminista. Aquí tenemos colectivos que están trabajando en el ámbito social desde que vine a Córdoba y recuerdo. Llegué a Córdoba en 1981, y creo que ni llegó al par de años que yo ya me estaba manifestando con mujeres tan potentes como la Asamblea de Mujeres por el Derecho a Decidir, en aquel momento se llamaba al derecho al aborto, la reforma del artículo 417bis del Código Penal. Era una ley que por lo menos despenalizaba en determinados casos el derecho a la mujeres a que pudieran abortar.

Me parece importante, que se reconozca esa labor dentro y fuera de la Universidad, porque si el día tiene 24 horas las mujeres hacemos varias jornadas y casi ninguna de ellas es remunerada. Ni remunerada en cuanto a la visibilidad de lo que se hace, ni remunerada económicamente. Calculo que cuando se hace un estudio que tiene esa transversal de género y un estudio que tiene conciencia feminista lo que se está reclamando en realidad es que el trabajo de la mujer tenga el mismo reconocimiento que el trabajo del varón, es decir que tenga un reconocimiento en cuanto a la importancia del trabajo que están haciendo las mujeres y que también ese reconocimiento se traduzca económicamente en el sueldo. Por el mismo trabajo el mismo sueldo que puedan recibir los hombres.

P.- ¿Estos eran tus inicios de militancia? ¿Cómo viviste estos años que poco a poco se conviertieron en el movimiento feminista?

En realidad yo venía a trabajar. Cuando llegué a Córdoba, por edad y pura cronología, venía militando en partidos incluso anteriores al fallecimiento de Franco. Eran partidos que aún no estaban reconocidos. Estaba la Joven Guardia Roja, estaba mi militancia en grupos de representaciones estudiantiles. Allí también las mujeres teníamos uno que otro problema, no era lo habitual que las mujeres estuviéramos en representación estudiantil. Y cuando llegué a Córdoba mi primera adhesión fue precisamente al Movimiento Estudiantil y a trabajar por los derechos de las y los estudiantes pero también haciendo hincapié en los movimientos y en los derechos de las mujeres. De hecho la primera persona que estuvo en representación estudiantil de este distrito fui yo y era una mujer. Y en aquel momento éramos solo tres las representantes de distrito en toda España, otro problema. Recuerdo una de las veces que más se enzarzaron conmigo en una discusión es porque yo entré y pedí una compresa y me dijeron que qué hacía pidiendo una compresa. Y mi contestación fue, pero no has pedido hace un rato una aspirina? Si yo que soy mujer necesito una compresa porque no la voy a pedir. Y me dijeron que eso no se pedía en público. Una compresa, hombre, estamos hablando de los principios de los 80. Que diferencia ahora, que alguien pide una compresa y no pasa absolutamente nada y en aquel momento era que no se podía ni nombrar. Pasaban cosas que resultaban sumamente sorprendentes. Era como tener que ocultar el hecho de ser mujer y cualquier cuestión biológica que fuese asociado al hecho de ser mujer. Era bastante surrealista. A partir de entonces recuerdo que opté por llevarlo como bandera. Es decir, si tenía la regla yo tenía la regla y lo decía. O ahora que soy una mujer menopáusica también digo que soy una mujer sin regla y lo llevo también por bandera. Además me divierte muchísimo estar en una reunión y decir: No no, disculpad, yo soy una mujer sin regla. Pero era una especie de reivindicación en plan chica mala, no chico malo, chica mala, y me resultaba muy llamativo.

P.- ¿Si comparas estas vivencias con hoy, qué destacarías?

Me gusta mucho la frescura que veo hoy en las chicas. No se dan cuenta de algunos de los derechos que hemos ido alcanzando. A también me pasó con respecto a mis mayores. Hay que hacer memoria. Hay que recordar a mujeres en el ámbito nacional, como Lidia Falcón, que fue una luchadora y gracias a mujeres como ella tenemos en España los derechos que tenemos y si me retrotraigo un poco más atrás, Clara Campoamor, gracias a ella y mujeres como ella las mujeres españolas pudimos tener el derecho al voto. Pero también me ocupa, no tanto me preocupa, que en las aulas varones y mujeres, reconozcan que no hemos tenido la igualdad, que varones y mujeres no hemos sido educados igual, y no tenemos los mismos derechos incluso hoy en día. Quiero que es importante que esta conciencia histórica entre en los sistemas de formación y de evaluación porque todo lo que no se evalúa se devalúa, para tomar consciencia. Predico con el ejemplo y les formo en la dimensión transversal de género y también les evalúo.

P.- ¿Cuáles fueron los hitos y logros en tu trayectoria tan incesante?

Cuando a veces echo la vista atrás tengo una amiga que me dice que esta vida que yo llevo no la podría haber llevado si no me hubiera reencarnado yo en mi misma unas cuantas veces. Igual hasta tiene un poco de razón. Estos días estaba yo haciendo la vista un poco atrás y pensando. Desde el 81 que he llegado aquí a Córdoba, qué he estado haciendo, dónde estaba, en qué he invertido mi tiempo? Y me llamaba mucho la atención que durante los primeros años me dediqué a representación estudiantil, pero las mujeres por regla general no tenemos una sola percha en la que colgamos, siempre tenemos varias perchas. Y rara vez estamos en el suelo, caídas. No somos prendas que nos quedamos en el suelo caídas sino que estamos colgadas de varias perchas. Lo cual está bien porque nos mantiene estupendas, como la mayoría estamos estupendísimas, pero también es agotador porque dices no me da la vida para tanto. Sales de un sitio y entras en otro y sales de otro y te vuelves a meter en otro.

Lo disfrutamos proque el feminismo nos enseña una cosa sorprendente y es sentido del humor. Yo creo que soy tan feliz porque el feminismo sobre todo, por encima de todo, me ha enseñado humor. Me ha enseñado humor para sobrellevar tantas cosas dispares. Para sobrellevar que, efectivamente, no nos tratan igual a varones y mujeres, ni los marcos normativos ni las religiones. Y cuando yo empecé las múltiples militancias, dependiendo de la época, se ha encendido más una luz que otra.

Durante mis primeras épocas de estudiante universitario se encendió más la luz de la representación estudiantil, sobre todo entre el 85 y el 87 que fui presidenta de este distrito. Además estuve de representante en la Nacional en conversaciones con el Ministro de Educación y se puso en marcha la LRU, la primera Ley de Reforma Universitaria que tuvimos en España luego de la dictadura. Eso nos llevó a muchísimos viajes para desespero de mi familia, y eso me complicó un poco la vida. Luego se apagó un poco esa luz y se encendió otra luz. Me puse a trabajar en temas de inserción sociolaboral y de repente vi nuevamente la crudeza, la crudeza que da que las mujeres no pudiésemos acceder al mercado laboral en la misma situación que los varones. Y pasó concomitante a eso otra cosa. Eran los años 90 y el VIH Sida y los politoxicómanos nos quitó mucho. Nos quitó desde la vida y hasta la intimidad. Y a aquello me llamó mucho la atención y estuve 10 años coordinando un proyecto de politoxicómanos VIH Sida, hasta el punto que mi próximo trabajo fue trabajar en barriadas de actuación preferente.

Y me puse a estudiar otra vez, me puse a estudiar trabajo social. Dejé un poco de lado el derecho y seguí trabajando y estudiando. Y ahí conocí a mujeres, mis primeros contactos con asociaciones de mujeres de barriadas de actuación preferente, mujeres espectaculares que se pusieron en pie y dijeron que tenían que hacer algo. Y me enseñaron que eso que lo que parece que es problema a primera vista no es el problema de fondo. Me enseñaron una verdad como un piano y era que el problema no era la droga en las barriadas de actuación preferente, el problema

era la pobreza. Mi vida cambió mucho gracias a estas mujeres. Y ese día aprendí una cosa a fuego, no sólo teorética. Había que mezclar teoría y práctica porque si no, no servía para nada, y ya no se me volvió a olvidar. En la universidad me lo enseñaron de una manera pero en la práctica me lo grabaron a fuego. Y ya no me separé.

Estoy hablando de los 90, aquí fueron brutales. Había mucha complicación. Había barriadas que eran muy complejas y aprendí mucho. Y a partir de allí ya no me desvinculé de muchas de las asociaciones y organizaciones en las que he seguido trabajando y he seguido vinculada. Y hemos estado en esas barriadas de actuación preferente, no trabajando para las barriadas sino trabajando con las barriadas. Para ha sido una fuente de aprendizaje continuo, también una fuente de servicio continuo y hemos tenido proyectos enriquecedores para todas las partes porque se hacían desde allí para allí. No ibas y lanzabas el proyecto sino que el proyecto se construía desde cero con la población a la que iba dirigida. Acabado eso que serían los años 2000, yo me fui un poco triste porque la administración no valoraba los informes que se emitían.

Fue cuando decidí entrar en la universidad y enfoqué mi camino hacia la universidad. Y vino todo a la vez porque creo que las revoluciones son conjuros de estelares. Yo dejé las barriadas de actuación preferente, era el mismo año que me contrataba la universidad, a la vez también me habían seleccionado para el MID desde Cruz Roja, soy voluntaria, pero decidí quedarme aquí.

Ese mismo año pasaba aquí en Córdoba algo increíble que era el Congreso Nacional Feminista. La Asamblea de Yerbabuena lo organizaba aquí junto con otras organizaciones. Entonces ya me quedo en la universidad un poco desencantada por las administraciones. Ahí acabo descubriendo otra cosa y se enciende otra vez la luz más grande, ya no tanto por los toxicómanos y el VIH Sida, aunque yo seguía con esa transversal de género porque esas barriadas de actuación preferente las mantienen las mujeres, y las mantienen por orden de antigüedad, es decir las matriarcas son las más mayores y las más jóvenes son el sostén de todas esas familias.

Se enciende otra parte más del feminismo que es la militancia política. Yo empiezo otra vez a militar en partidos, ya estaba militando, y pasé por múltiples militancias que también fueron muy enriquecedoras en todos los casos y siempre estuve en el área de mujeres. Y también estaba militando en una especie de thinktank que era el INET, el Instituto de Estudios Transnacionales, del cual durante un tiempo fui secretaria. Y también allí pertenecí al Grupo de Reflexión Feminista, en el que teníamos una parte dedicada a la formación interna, y otra parte dedicada a la formación externa. Se organizó una Biblioteca Feminista, solamente feminista y se dedicó mucho tiempo y recurso a la formación que era una forma de explicar y explicarnos la importancia del feminismo.

No se nace feminista parafraseando a Simone de Beauvoir, sino que hay que formarse feminista, el hecho de ser mujer no es suficiente. Ni tan siquiera tampoco el ser mujer te habilita a ser feminista.

Dentro de la universidad montamos un grupo muy potente que sigue en marcha que se llama GFG, Grupo Feminista y de Género, decimos feminista primero y de género porque parece ahora que con el género se tapa todo. El género sólo es un método y el feminismo es el que en realidad da conciencia y es la ideología en realidad. Yo entiendo que los obispos digan ideología de género pero están equivocados. Debo confesar con todo el dolor de mi alma, tengo que enmendar la plana, porque la ideología viene desde el feminismo, no desde el género. Pero bueno, para gustos colores y opiniones pero en realidad de donde viene el tema ideológico es desde el feminismo.

A partir del año 2000 sigo trabajando en la Universidad, ya no afiliada a ningún partido, porque las disidencias son las disidencias, y con los partidos pasa como con los divorcios, aguantas al primero, quizás al segundo pero al tercero dices yo todo lo que haré es ser afín pero ya no militar. Sigo trabajando, sigo teniendo mis afinidades electivas, como diría Goethe, pero en cuestiones de asociaciones de mujeres con las que sigo trabajando mucho. Sigo con algunas trabajando desde hace muchísimos años como es mi asociación, la Asamblea de Mujeres Yerbabuena con las que empecé manifestándome en el año 83 y acabé después trabajando día a día desde ya hace algunos años.

Sigo con asociaciones en la provincia como es Ventana Abierta, a quien les tengo devoción. Ellas montaron una escuela de feminismo hace ya muchísimos años y creo que tienen un nivel espectacular. Cada vez que voy ahí es como un regalo. Y trabajan increíblemente bien. Entre medias en el año 2006 hice un estudio, que además fue mi estudio de fin de carrera del trabajo social. Era un estudio sobre las asociaciones de mujeres en Córdoba que luego lo dejé en el Ayuntamiento para quien quisiera manejarlo y trabajar con él. Y sigo vinculada a muchas de las mujeres que conocí en este feminismo. Será el año 2000 que me unió por ejemplo a los Colectivos de Mujeres Teólogas, no sólo teólogas católicas sino mujeres también de otras confesiones, y gracias a ellas he podido tener contacto con mujeres de muy diversa cosmovisión y aprender muchísimo de ellas.

P.- ¿Cuáles son los próximos desafíos y cómo te ves participando en ellos?

Mi ilusión sería poder volver a viajar y retomar dos proyectos que han quedado interrumpidos. Un proyecto es la laicidad como espacio de convivencia, porque me parece que es un lugar en el que todo el mundo sale ganando. Teníamos un proyecto en Marruecos y otro en marcha en Colombia. Espero retomar.

Otro proyecto en el que me gustaría seguir trabajando es ahondar sobre el papel de las mujeres en las diferentes cosmovisiones, sagradas y profanas. Porque sólo por una cuestión numérica en la mayoría de las confesiones religiosas hay tres veces más mujeres que varones y sin embargo no acceden en la misma proporción a los puestos de poder. Ese es mi siguiente trabajo.

Es lo que estoy investigando ahora, es lo que sigo trabajando respecto a cuestiones feministas. Creo que las creencias nos acaban sosteniendo, sean creencias religiosas o profanas, me da igual. Creo que ahí tenemos aún mucho que trabajar.

Me gustaría seguir, no solamente en lo que estamos trabajando aquí en Córdoba, en la Comunidad Autónoma y en España, sino también en estos dos países, Marruecos y Colombia porque luego se pueden parangonar muchas cosas. Hay un movimiento que ahora está dando mucho que hablar hace ya unos años, en las constituciones que se han llamado de segunda generación en América Latina con la Pachamama, y me hubiese gustado seguir haciendo este estudio que estábamos haciendo, por cuestiones múltiples no he podido seguir y me gustaría retomar.

P.- Desde tu punto de vista y de tu experiencia ¿qué dirías que falta al movimiento feminista? ¿Hay algo que dirías que le sobra, en el sentido que pueda no ser positivo o entorpecer la tarea?

Al movimiento feminista no le sobra nada. Yo creo que todas las personas tienen que ser bienvenidas al movimiento feminista, como dicen algunas teólogas feministas, “Effetá” que viene del griego y significa “ábrete”, y es lo que tiene que hacer el movimiento feminista de forma continua. Darles vueltas como se le está ahora dando vueltas desde las feministas jóvenes a quien es el sujeto del feminismo siempre me va a parecer bien. Lo que ahora nos parece algo que no sabemos ni donde ubicarlo es lo que nos ha pasado a nosotras cuando éramos jóvenes. Bienvenido sea todo lo que sea remover y lo que sea ampliar. ¿Y quien sobra? No sobra nadie. Siempre es bienvenido todo el mundo y así ha pasado.

¿Qué es lo que ahora me llama más la atención? Pues que posiblemente empiece una cuarta ola del feminismo o esto es lo que desde las teóricas estamos planteando. Porque con el “Me too” y esta nueva explosión hacia afuera, no hacia adentro, el feminismo ha pasado de ser alguien modocito sentado en la última fila de clase a estar sentado en la primera banca y a levantar siempre la mano. Pero esto pasar por ser visible, no porque antes no levantase la mano sino porque el foco se ha puesto encima del feminismo. Lo que hay que procurar es que el foco no se apague. Para ello es importante que todas las medidas legales dejen de ser una legislación softlaw y pasen a ser una legislación más imperativa y no tan dispositiva. Ese sería un elemento clave en temas de violencia de género, un elemento clave en temas formativos y no que acaben siempre con fórmulas tan correosas como: se dará enseñanza de feminismo y género en aquellas titulaciones donde corresponda. Y en cuáles no corresponde? O sea, todas estas trampas que el patriarcado sigue poniendo porque se les permite ponerlas son las que tienen que ir desapareciendo. Y sólo pueden desaparecer si todas las personas, varones y mujeres, ponemos voluntad.

P.- ¿Cuáles son las principales alianzas construidas, y cuáles quedan por construir?

A me gusta decir con la voz alta, clara y la boca llena que las mujeres hemos hecho todas las alianzas que nos tocaban e incluso algunas que, sin tocarnos, vamos y las hacemos por defecto. Ejemplo, en Córdoba tenemos varias plataformas de mujeres, plataformas en las que reivindicamos derechos de las mujeres pero muchos de estos derechos van a beneficiar a los varones. Voy a poner un ejemplo concreto porque se entiende mejor. Si nosotras decidimos que la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres aúna las voces de todas las asociaciones, y ha hecho que nos pongamos de acuerdo todas las asociaciones, o cualquier otra de las plataformas que logran que las mujeres nos podamos reunir bajo una única capa, de esa manera conseguimos que las mujeres acabemos teniendo una única voz. Esta es una parte muy positiva.

¿Y por qué digo que esto beneficia a los varones? Porque se consiguen elementos claves como derechos de paternidad, iguales e intransferibles, como se han conseguido hasta ahora y de manera gradual se seguirán consiguiendo con un marco normativo genérico. O sea que el feminismo no significa que queramos tener unos derechos privilegiados, sino que tengamos los mismos derechos varones y mujeres. Y esos derechos también incluyen derechos afectivos y sentimentales. Soledad Murillo hablaba de ese nuevo contrato social, de que mujeres y varones partimos de otro paradigma distinto del que habíamos partido, y para eso necesitamos de esa educación afectiva, esa educación sentimental, y partir de otros supuestos distintos de los que hasta ahora habíamos estado trabajando.

P.- Partiendo de tu participación en el primer colectivo feminista de Córdoba, ¿cuál es tu mirada del proceso que culmina en los hitos de las grandes movilizaciones del 8M y del 25N?

No puedo decir felicidad porque nos están matando. Y la sensación que da muchas veces esta impunidad es la misma sensación de impunidad que ha mostrado la sentencia de la manada u otras similares, pero es también lo que nos ha dado la fuerza para salir a la calle. Y al igual que he dicho que el “Me too” ha significado un antes y un después en el ámbito mundial, posiblemente la sentencia de la manada es la que ha significado un antes y un después en el ámbito nacional. Pero nos ha dado fuerza. A la sensación que me da la pertenencia a grupos, a colectivos, y la sensación de fuerza que nos da esa conciencia común que da el feminismo, es la que nos ha ayudado primero a tener esa resiliencia y también esas ganas de seguir trabajando porque no nos sigan matando.

Yo no quiero que cambien a peor las medidas antiterroristas. Lo que quiero que cambien a mejor las muertes por violencia de género cuando son más muertes que las muertes que ha habido por violencia terrorista. Que se considere en el mismo plano las muertes de violencia machista a las muertes por violencia terrorista. Y digo plano económico y digo plano normativo. Esto es lo que acaba resultando sumamente alucinante, esto de decir porque hay muchas parece

que pase menos. ¿El hecho de ser muchas las mujeres hace que signifique menos el que mueran? Y otra cosa más grave todavía, el hecho de que haya muchas muertes, y el hecho de que existan niñas y niños que también están muriendo por violencia machista veáse los últimos casos en la comunidad valenciana y en otras comunidades- ¿no les está dando otra voz de alarma en esa especial protección del menor?

Estas son cuestiones que nos hemos planteado desde el feminismo, que se han planteado desde la Asociación de Mujeres Juristas y desde otras asociaciones de mujeres abogadas. Y esto por hablar de mujeres expertas en estos temas concretos y por hablar en extenso de todas las asociaciones que formamos los colectivos feministas. Pero que cuesta. Cuando empezaron la reforma del código penal para ver qué se hacía en todas estas cuestiones a raíz de la sentencia de la manada lo primero que se vio es que en la comisión nacional de codificación no había mujeres y sobre la marcha corriendo había que resolver ese tema. Ese es un elemento clave. Un elemento clave numérico que hace que como las puntas del iceberg se vea esa pequeña cuestión que debajo arrastra un problema de machismo aún que significa que no se han resuelto bien las estructuras patriarcales que siguen manteniendo, como estaba diciendo al inicio, una ley softlaw que no está solventando un problema desde la base. Eso son cosas que hay que resolver.

P.- Antes de terminar te queremos pedir definir en tus palabras que es “ser feminista” o qué es ser “movimiento feminista”

El movimiento feminista tenemos algunas cosas en común. Pero definir feminismo es como definir qué es política. Yo creo que es verdad que el feminismo es una toma de conciencia política de la reivindicación de los derechos de las mujeres, pero luego hay tantos movimientos dentro del feminismo como partidos dentro de la política. Hay muchos movimientos dentro del feminismo y me parece estupendo. Yo a título personal, soy más del movimiento de la igualdad. Pero esto va con edades. He tomado varias opciones y una de las que he tomado era pues estar dentro de lo que se llama el movimiento del feminismo por la igualdad.

También he tomado otra opción y es, pudiendo discutir sobre muchas cosas, nunca voy a discutir públicamente con una mujer porque esté en otro movimiento distinto. Porque bastantes complicaciones tenemos ya las mujeres para que encima pongamos a pelearnos entre nosotras. O sea que hace muchísimos años nunca me peleo con una mujer, nunca, ni porque esté en otro movimiento ni porque tenga una visión distinta a la mía. Porque sé que por encima de todo tenemos un paraguas común que es el feminismo, que el objetivo clave es que tengamos ese afán por conseguir que los derechos de las mujeres y de los varones sean los mismos. Y que después ya tendremos ocasión de buscar esas diferentes vías, si la vía es el feminismo de la diferencia, el feminismo de la igualdad, el ecofeminismo, el que sea. Y además equivocarnos nos hace más sabias si cabe.

Yo que he pasado por varios momentos en el tema de la prostitución y he sido pro-legalista ahora soy pro-abolicionista. Hace unos años ni se me hubiése ocurrido decir esto voz alta, pues ahora lo digo y además sin ningún complejo. Ya te he dicho que soy mujer sin regla. Pues eso es lo bueno que te traen los años. O sea no tengo ningún ambage en decir estas cosas y me quedo tan ancha. Lo que no voy a hacer es entrar discusiones porque creo por encima de todo, si tenemos esa sororidad que nos permite hacer y decir estas cosas, que nos permite mirarnos francamente a los ojos y decir, por encima de todo está esa unión que tenemos, esas ganas que tenemos de llegar a un objetivo común y hoy cedo yo pero mañana cedes y aquí no va a pasar nada.

P.- Te queremos agradecer el tiempo tan valioso que nos has permitido compartir y hacer un expreso reconocimiento a tu activismo incondicional en el movimiento feminista sobreponiéndote a tantos inconvenientes y cuestiones personales, sin ti el movimiento no sería el mismo hoy. ¡Muchas gracias!

Bueno, seguro que sí. pero yo te lo agradezco de corazón. Porque pasamos por unos momentos y dentro de las mil y una historia el hecho de poder compartir con mujeres tan grandes y tan estupendas para ha sido un lujo. Gracias.

Entrevista realizada el 9 noviembre 2018

“El feminismo nos enseña una cosa sorprendente y es sentido del humor. Yo creo que soy tan feliz porque el feminismo sobre todo, por encima de todo, me ha enseñado humor. Me ha enseñado humor para sobrellevar tantas cosas dispares”.

Amelia Sanchís

“Tengo un don,

el don de saber reírme de mis torpezas, reírme a veces del malhumorado día, de mi pudor y de mi timidez.

Tengo un don, se reírme de mi.

Y me agota hasta la saciedad

quien ni se ríe de na, o se burla de todo”.

Carmen López Román (Carmela)

ENTREVISTA A Mª JOSÉ MORUNO LÓPEZ

Activista feminista, fue técnica y Concejala del Ayuntamiento de Córdoba (IU), y sigue con incansable dedicación al Fórum de Política Feminista de Andalucía

Nuestro trabajo está en armonizar las diferencias, las riquezas de las distintas ramas del árbol del Feminismo, sin perder el horizonte común”.

P.- ¿ Cómo empieza el Movimiento Feminista en Córdoba ¿Qué lo desencadena? ¿De qué años y qué contexto político-social estamos hablando?

En el año 1.968 en que llego a Córdoba, no encuentro en la ciudad un Movimiento Feminista como tal. Las mujeres dispuestas a reivindicar la igualdad de derechos, con las que me relacioné, eran mujeres significadas que procedían de la militancia en el Partido Comunista, mujeres en profesiones liberales y del mundo de la literatura y el arte… El aglutinante feminista de estas mujeres aparecía como grupo activo en el JUAN XXIII de la época de los setenta.

P.- ¿Cómo y cuándo empieza tu militancia en el Movimiento? ¿Que te motivó?

Mi militancia en movimientos políticos-sociales es más antigua que mi adolescencia. Mi convencimiento y defensa de la igualdad de derechos de Hombres y Mujeres me viene de la infancia: mis padres me educaron como igual, jugué los mismos juegos, estudié en las mismas aulas, no di lugar ni consentí ningún trato vejatorio por parte de mis compañeros varones. Nada especial, y todo en general me motivó a tomar parte en las vindicaciones feministas. Vivir entre iguales fue mi forma de vivir y la razón para militar en la causa feminista.

P.- ¿Quisieras compartir nombres y momentos de especial recuerdo de mujeres que marcaron el duro caminar del inicio?

En Córdoba, comienza a tomar presencia visible el movimiento de mujeres en los primeros

70. Al final de los años 80 y principios de los 90, tímidamente, va nombrándose como Movimiento Feminista, con amplias miras hacia lo público como espacio también de las mujeres.

Nombres que me vienen a la memoria, que no son todos ni los más relevantes: Anna Freixas, Vicenta Pérez, Juana Castro, Manoli Corredera, Paqui Carmona, Basilisa Ranchal, Encarna Plaza, Teresa Álvarez, Carmen Ruiz, Margarita Contreras, La Paquera… (Antonio, el pintor gay ). Otras muchas estuvieron y siguen estando hoy.

P.- Tus mejores recuerdos de esos años.

De 1.988 a 1.998, el Feminismo en Córdoba cobra más presencia y fuerza al amparo de la Institución Municipal que crea la Concejalía de la Mujer. El Ayuntamiento nos encomienda la acción del gobierno local en pro de la Igualdad de Género. Del 91 al 94, con un Plan de la Mujer aprobado en el 92, un presupuesto inicial sustancioso, una gestión compartida con los colectivos de mujeres organizadas, un programa establecido por las cuatro asociaciones de mujeres pioneras: Asamblea de Mujeres de Córdoba, Nueva Luz de Alcolea, Las Jaras de Miralbaida y Al Alba, de La Fuensanta.

Se vivió en la ciudad un efecto multiplicador y generador de iniciativas que con mujeres de mucha talla iniciando, se consolidaron y son parte fundamental del Movimiento Feminista hoy en Córdoba: Rafaela Pastor, Dulce Rodríguez, Claudia Zafra…

P.- ¿Hay malos recuerdos de aquellos años?

El Movimiento Feminista no me ha deparado malos recuerdos. Los momentos duros para crecer han sido gratificantes, y los ataques del Patriarcado para hacernos decrecer nos han aportado conocimientos, experiencias, talante y paciencia para mantener esta revolución, que aún se adivina larga en el tiempo.

P.- Si comparas aquellos años del duro inicio con hoy, ¿qué aspectos destacarías en esta comparación?

En los inicios, el salir de las mujeres de los espacios acotados para ellas a los espacios públicos, en tropel, en encuentro con otras muchas. En estos años de presencias conquistadas, la resistencia de los poderes patriarcales a compartir el mundo, hoy, poniendo de relieve las cuestiones de diferencias de enfoques entre nosotras.

P.- Después de tantos años del Movimiento Feminista, ¿cuáles son los principales logros, los hitos a destacar?

Ser protagonistas de nuestra propia vida afectiva- sexual-reproductiva, proceso que seguimos, tuvo momentos de logro que marcaron hitos: Aborto, divorcio, homosexualidad…

Marcaron hitos las leyes de Igualdad y de Dependencia, la paridad que nos abrió el acceso al poder político, los Consejos municipales, autonómicos y estatal de la Mujer. La lucha de las mujeres por sus derechos como ciudadanas puso en la agenda política estos logros. Son procesos largos e inconclusos que seguimos pagando a través de las violencias que sufrimos.

P.- ¿Qué desafíos esperan al movimiento y como te ves participando en ellos?

Tenemos delante una alianza de poderes, en un mundo mercantilista y patriarcal, que ha venido gestando una percepción sexualizada de las personas-mujeres. Esto conduce al comercio del sexo a gran escala y al recrudecimiento de la violencia hacia las mujeres que siguen siendo asesinadas. Por otro lado, el creciente protagonismo del Movimiento Feminista a nivel nacional e internacional ha hecho crecer con rapidez la adhesión, inclusión, defensa de muchos sectores y organizaciones. Nuestro trabajo está en armonizar las diferencias, las riquezas de las distintas ramas del árbol del Feminismo, sin perder el horizonte común.

Particularmente, estoy en esto segundo, tratando de aportar a nivel local, provincial, autonómico, estatal e internacional. Esto es posible al pertenecer al Forum de Política Feminista que con 30 años de existencia y casi 500 mujeres voluntarias en toda España, sigue ahí.

P.- ¿Qué le falta a la lucha feminista y que le sobra?

Le falta la comprensión universal de que no es una guerra de mujeres contra hombres y viceversa, sino una construcción pacifica de la democracia, ineludible.

Le sobran años, siglos de incomprensiones opresoras y demasiadas víctimas.

P.- ¿Y que nos dices de las alianzas con otros colectivos y movimientos sociales construidos o por construir?

Mujeres feministas formamos parte activa, militamos, en colectivos y movimientos sociales de toda índole, estamos mayoritariamente presentes en el trabajo de base que suelen abanderar los hombres, luego para nosotras las alianzas (palabro de regusto entre poderes) se hacen realidad en la integración en las tareas de cada una de las luchas contra la injusticias. Las desigualdades injustas que las mujeres sufren a causa de su género merecen, necesitan y buscan las alianzas de los hombres de otras luchas, que comprendan la magnitud de la injusticia que nos vulnera.

P.- ¿Que opinión te merece la función y la labor del Consejo Municipal de las Mujeres?

Los consejos institucionales (locales, autonómicos, nacional) de las mujeres, pierden o toman fuerza dependiendo del talante, la voluntad política y el trabajo de la concejala de turno

que las preside, que no siempre está a la altura de las expectativas del Movimiento Feminista. En esta ciudad ha habido etapas de avances importantes y etapas de parones incomprensibles. Soy partidaria de la colaboración y existencia de los consejos, siempre que sirvan para superar las realizaciones de las instituciones.

P. Mujeres construyendo colectividad. ¿ Que nos puedes contar de Nosotras Decidimos y de la

Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres?

Son ejemplos de colaboración superadora de diferencias, plurales, intergeneracionales, de un trabajo voluntario colaborativo entre colectivos distintos, que gobiernan bien los pulsos y afanes de protagonismos de personas y grupos, que resisten sensata y serenamente, con sororidad, las tentaciones de los puntos y las líneas rojas que tan pocos caminos hacen. ¡Que las diosas nos las protejan!

P.- ¿Como te explicas el éxito enorme del 25 de Noviembre y el 8 de Marzo?

Me lo explico:

  • Por lo dicho en la pregunta anterior;

  • Porque son décadas de trabajo por sensibilizar a la sociedad;

  • Porque son muchas las mujeres que hemos dejado en el camino sin acudir a la violencia;

  • Porque no se sostiene la injusticia de que no poseamos la mitad de la tierra;

  • Por otros muchos por qué, incluso, incluso, porque el tema de mostrarse como defensores/as de las mujeres esté de moda, o sea rentable.

P.- Muchas gracias por compartir tu tiempo tan valioso y por tu activismo incondicional en el movimiento feminista durante tantos años de tu vida. Las futuras generaciones de mujeres lo agradecerán.

Córdoba 17 de Noviembre de 2018.

El Feminismo es un movimiento con voluntad de transformación social, tiene por tanto carácter político. De ahí nuestro nombre: FORUM: como espacio abierto y plural. POLITICO: por la voluntad de cambio social. FEMINISTA: Por situarse históricamentee internacionalmente en el movimiento feminista.

Fórum de Política Feminista de Córdoba

APROXIMACIÓN A LA HISTORIA DEL FEMINISMO EN NUESTRA CIUDAD

Carmen León Fernández

El feminismo es mucho más que una ideología o una toma de postura,

es una auténtica revolución,

un modo pensar, de sentir, de vivir, un modo de hacer fiesta,

de habitar el planeta,

de relacionarse con la naturaleza, es en definitiva,

un modo de ser persona”.

La única forma posible de aproximarme a esta historia es partiendo de mi experiencia personal, aún siendo consciente de lo reducida e incompleta que puede ser.

Yo me incorporo al feminismo a finales de la década de los 80 como consecuencia de un proceso personal que me hace tomar conciencia de que la lucha por la igualdad, como todas las luchas sociales, no puede hacerse en solitario, ni tan siquiera con un pequeño grupo, es imprescindible organizarse, unirse a otras mujeres, a otras organizaciones. En definitiva, es una lucha POLITICA.

En mi barrio, en la Asociación Vecinal, se crea la Vocalía de la Mujer y desde ahí, junto a otras compañeras, hacemos un trabajo de incorporar a las mujeres a la vida de la Asociación organizando gimnasia de mantenimiento, talleres de todo tipo, fiestas… aprendimos unas de otras, nos animamos a salir de la casa, a reunirnos para conocernos, para dialogar sobre lo que nos pasaba y por qué, sobre lo que nos gustaba de verdad….

Para mí, uno de los hitos en la historia del feminismo en Córdoba, se da en el ámbito de la política, cuando desde el Área de las Mujer de Izquierda Unida se hace una apuesta por fomentar desde el Ayuntamiento el asociacionismo de mujeres en los barrios.

A finales de los 80, comienzo de los 90, surgen un buen número de asociaciones de mujeres. En la formación y consolidación de estas asociaciones tienen un gran protagonismo las mujeres que, desde su militancia en partidos de izquierdas, tenían un largo recorrido de lucha por la democracia y con una gran experiencia de organización feminista. De ellas aprendimos muchísimo.

Precisamente son estas mujeres, muchas de ellas pertenecientes a la Asamblea de Mujeres de Córdoba, las que impulsan y coordinan las celebraciones conjuntas del 8 de Marzo. Estas experiencias de coordinación nos ayudaron, sobre todo, a crear redes entre nosotras y a tomar conciencia de que juntas somos más fuertes.

Otro hito en esta historia colectiva fue cuando en 1997 es asesinada Ana Orantes. Las asociaciones de mujeres tomamos conciencia de que la expresión más cruel de la desigualdad eran los malos tratos y la violencia hacia las mujeres y que ahí teníamos que poner el foco, en sacar ese problema a la luz pública e incluirlo en las agendas políticas. Nace La Plataforma Cordobesa Contra la Violencia a las Mujeres que ha hecho y sigue haciendo un gran trabajo de concienciación, información, denuncia, reivindicación….

Fueron años de un trabajo ilusionante, de aprendizaje constante, de ir configurando nuestra identidad feminista. El feminismo es mucho más que una ideología o una toma de postura, es una auténtica revolución, un modo de pensar, de sentir, de vivir, un modo de hacer fiesta, de habitar el planeta, de relacionarse con la naturaleza, es, en definitiva, un modo de ser persona.

Poco a poco algunas de las asociaciones, yo diría que la mayoría, entran en una dinámica de priorizar las actividades lúdicas y de evasión, dejando a un lado el trabajo por la igualdad, el feminismo. Las mujeres que están en ellas, son las mismas que las crearon, las jóvenes no se incorporan y vivimos unos años de incertidumbre sobre el futuro de la lucha feminista porque la juventud no acababa de hacerla suya.

Pero esa incertidumbre no nos hizo arrojar la toalla, seguimos manteniendo el fuego y trabajando por la igualdad y contra la violencia machista. Y el movimiento feminista de todo el Estado español se coordinó, nos coordinamos, para convocar el 7 de Noviembre del 2016 una gran manifestación en Madrid y es un gran éxito! Por fin las calles se llenan de juventud de ambos sexos protestando y pidiendo la igualdad!

Este movimiento de coordinación del 7N ha seguido trabajando y uniendo esfuerzos y junto a otras organizaciones convocan la Huelga General del 8 de Marzo del 2018 que fue otro hito en la historia del feminismo en Córdoba y en todo el mundo.

Y ahí seguimos, con la certeza de los avances conseguidos, que han sido muchos y muy importantes, pero con el convencimiento de que aún nos queda mucho camino por recorrer porque además, en los últimos años, este Liberalismo Capitalista que nos asfixia, se ha aliado con el Patriarcado y está consiguiendo frenar el avance del feminismo.

Son muchos los retos que tenemos por delante y diferentes maneras de afrontarlos: Acabar con la violencia y los asesinatos a mujeres, organizar el trabajo productivo de forma que se priorice y valore el trabajo reproductivo o de cuidado de la vida, incorporar a los hombres al feminismo….

Estoy convencida de que el feminismo, en su compleja diversidad, está vivo y goza de buena salud.

29 octubre 2018

ENTREVISTA A DULCENOMBRE RODRIGUEZ

Mujer que se describe a si misma humildemente como “Mujer activista, obrera activista, es lo que soy”.

Yo por encima

de ser comunista o de intentarlo, soy feminista.

Ante todo soy feminista.

Y creo que no se es buen comunista, buen socialista, buen sindicalista

si no se es feminista”.

P- Teniendo en cuenta que el mes de noviembre, junto con el de marzo, son los meses de mayor trabajo militante en el movimiento feminista, te agradecemos profundamente la disponibilidad de tu tiempo y de brindarnos la posibilidad de compartir contigo esta reflexión sobre la historia del movimiento feminista en Córdoba en formato entrevista. ¡Gracias!

Cuéntanos cómo y cuándo nació en ti la motivación para iniciar esta militancia en el movimiento feminista a la que sigues fiel hasta hoy.

Te va a sorprender. Aunque parezca mentira, y después te lo voy a puntualizar, yo llegué al movimiento feminista a través del Partido Comunista, a través de la enseñanza y de la historia que me dieron la oportunidad de conocer a Dolores Ibárruri, “La Pasionaria”. Yo ya me preparé, me formé, estudié, me conciencé. Aunque siempre he dicho que la conciencia social y la rebeldía y la igualdad me la enseñó mi padre como un gran socialista que era. Pero sí tengo que agradecerle al Partido Comunista el llegar al conocimiento y a la conciencia social, aunque sí hay que decir que en el Partido Comunista, y en todos los partidos porque es estructural, existe el patriarcado y existe el machismo. No reconocer eso sería injusto y sería no avanzar, porque el machismo es estructural, el patriarcado es estructural y existe en el Partido Comunista y existe en los sindicatos y también en todos los partidos. Evidentemente a mí me duele más que exista en el Partido Comunista.

La conciencia me la creó mi padre, por la vivencia. Soy de una familia muy humilde, con 11 años me llevaron a la vendimia la primera vez. Salía de la vendimia, estaba en una escuela hogar, interna y tenía que meterme en el cuarto de baño a estudiar porque tenía que ponerme al compás de mis compañeras. Entraba a trabajar en una casa a las nueve y salía a las tres y luego me iba a la facultad de tres a diez de la noche. No quiero olvidarme quién soy, yo me siento orgullosa de mis raíces porque me han creado esa conciencia, la generosidad de mi madre, el sentido de la responsabilidad de mi padre. Es que lo he mamado, y yo he intentado transmitírselo a mis hijas. Espero poner un granito de arena para transmitírselo a mi nieto y a mi nieta y que mis hijos también aporten a eso.

Y porque yo creo sinceramente que otro mundo es posible, que la igualdad de los seres humanos es posible. Yo sí que lo creo. Si no, no estaría… eh.. y tengo muchos ejemplos, yo no soy nadie, de mujeres, de grandes mujeres, silenciadas, ocultadas que me han enseñado tanto, que he aprendido tanto de ellas. Esas mujeres que han luchado en tiempos tan difíciles en los pueblos, en los municipios. Creo que soy una afortunada porque he tenido la suerte de conocer a grandes hombres y a grandes mujeres, pero especialmente me quedo con las mujeres, con las grandes mujeres que me han rodeado en mi vida. Y entre ellas, una de ellas es Carola.

P- ¿Cómo te sentías en estos inicios de aprendizaje social? Qué pasaba en esa época?

Yo soy una persona… voy a cumplir el 9 de noviembre 60 años ya. Soy una persona vitalista. Y me enseñaron que me tenía que rodear de gente que aprendiera. Y me he rodeado siempre de gente para aprender, y las he admirado y respetado, siempre. En aquel momento era ilusionante, era descubrir cosas nuevas. Aunque yo ya era rebelde, por las circunstancias personales tuve que trabajar y estudiar, entonces no tuve tiempo en la juventud, en los catorce, dieciséis hasta los veinte, no tuve tiempo de dedicarme al ámbito social. Porque quería tener un futuro y tener cultura. Pero cuando tuve la posibilidad, yo creo que quiero aprender todos los días, todos los días, porque quizás sabiendo o teniendo conocimiento es más difícil que me dobleguen. Pero todavía me gustaría saber más, porque ignoro muchísimo más.

Para mí fue ilusionante, muy ilusionante, porque además empecé con los movimientos sociales en el ámbito vecinal, en la asociación vecinal de mi barrio. Aprendí de un cura obrero que me enseñó tanto con su ejemplo. Yo soy agnóstica pero aprendí tanto, me enseñó tanto tanto. De hecho, tengo grandes amigos que son cristianos procedentes de los cristianos de base, aunque yo no comparta muchas cosas yo los respeto. Yo creo en el respeto. Así como me gusta que me respeten a mí. Aquel momento fue muy ilusionante para mí. Han sido muchos los años que he estado.

En el momento en que se me fue la ilusión dejé el ámbito político. Porque me llena más de satisfacción personales y sobre todo colectivas, el ámbito social. Me es más grato trabajar por y

para las mujeres. Aprender de ellas todos los días me hace ser más humilde. Yo trabajo directamente con víctimas de violencia. No me importa el sueldo, no me importa, no es lo mejor pero no todo el mundo tiene la suerte de trabajar en algo que le gusta y que disfruta, y yo la tengo. Ellas me hacen conocer la realidad de primera mano y ser más humilde.

P.- ¿Y si comparas el contexto de los inicios del movimiento feminista con hoy, como te sientes?

Yo creo que a pesar de los años que han pasado sigo siendo optimista y sigo siendo vitalista. Es verdad que me cabreo, que a veces siento rabia, impotencia, dolor. Sería injusto no decir que los colectivos hemos conseguido avances, leyes que nos protegen, pero, en realidad, cuando rascas es distinto. Está vacío. A veces me siento cansada, desilusionada. Quizás hoy sea un día de estos…. (Se emociona). Discúlpame. Pero ver jugar a esos niños y a esas niñas ahora mismo, seguir teniendo esperanza, te hace seguir pensando que es necesaria la lucha colectiva, que es necesario ser valiente y que hace falta ser también y tener generosidad. Hay que cumplir los derechos humanos. Si eso es ser comunista, entonces soy comunista. Lo único que quiero es que las personas tengan todas las mismas posibilidades, que sean respetadas, no somos nadie para juzgar. No es una utopía imposible, porque las utopías son posibles, las que no son posibles son las quimeras. Hace cuarenta años la utopía era que las mujeres en tiempos de la dictadura tuviéramos derecho al voto, y hoy es posible. ¿Qué sería sin la utopía?

A mí me gustaría dejarle a mi nieto y a mi nieta un mundo mejor. Creo que mis hijas tienen hoy más derechos que he tenido yo. Y que son más libres y están más empoderadas que estuve yo. Creo que hay que humanizarnos. La sociedad está poco humanizada y juzgamos mucho. ¿Quién soy yo para juzgar a nadie?

Esta ciudad es grande por los grandes colectivos que tiene. Su entramado social es muy grande, si bien es cierto y puede servirte para la primera pregunta, que es mucho menos que hace veinte años. El Movimiento Vecinal o las AMPAS tienen menos fuerza y hay mucho menos participación, eso sí te desilusiona. Porque la situación actual que tienen la clase trabajadora, las mujeres, la gente que está en paro, los pobres, es tan mala como hace veinte años o quizás peor. La situación es muy difícil y me sorprende que no haya más rebeldía, que no estemos más en la calle, que no estemos más unidas y unidos contra aquellos que están pisoteando a los seres humanos, porque están pisoteando derechos.

P.- ¿Cuáles fueron los hitos y logros del movimiento que viviste con mayor intensidad?

La Ley Integral contra la Violencia de Género costó mucho. Siempre digo que no es la mejor ley, pero es la mejor herramienta que hoy por hoy existe para luchar contra la violencia, proteger a las víctimas y educar a las generaciones venideras. Ese fue un logro grandísimo. Primero

porque luchamos mucho las mujeres, salió de la mujeres Abogadas Themis a nivel nacional y aquí concretamente cogimos quince mil firmas en un fin de semana y nos plantamos en Madrid para su

entrega al Congreso por el registro de entrada. La aprobación de esa ley fue un logro. Se dejaron cosas de lado con el objetivo, que me pareció muy bien, de que fuera aprobada por unanimidad.

Otro hito indudable es el Pacto de Estado que trabajamos tanto, por el que hemos luchado tanto. Si echáramos mano a la hemeroteca, nos daríamos cuenta que nuestra plataforma lo pedía cuando nadie hablaba de un Pacto de Estado.

Hay que mencionar otro logro importante, hemos crecido en número e impacto. Recuerdo el año 1997, íbamos a una manifestación como mucho cincuenta o cien personas. La última manifestación fue de cinco mil personas, el Día Internacional contra la Violencia en las Mujeres.

Otro hito fue incorporar y darle responsabilidad a las mujeres jóvenes. Eso es muy difícil, muy difícil. Esto es un logro importante. Así como la concienciación social de la gente joven y de los hombres que ya se incorporan a las manifestaciones, a los actos, a las conferencias, a las formaciones. Y más en las zonas rurales donde la situación de violencia todavía es más complicada.

A veces te sientes impotente ante las cincuenta y tres mujeres que van asesinadas en este año y cinco niños, en algo estamos fallando ante tanta concienciación, y esto te hace rebelde, te hace sentirte impotente, te hace desilusionarte pero ves luego que los logros son importantes. Y con que una sola mujer de las que hemos atendido, con las que he hablado, la hemos acompañado o ha dormido en mi casa, con que una sola mujer esté bien y esté libre del agresor, sólo con eso ya estoy contenta, sólo por eso vale la pena la lucha. A pesar de los días como hoy.

P.- ¿Qué dirías que le hace falta al movimiento? ¿Y hay algo que dirías que le sobra, en el sentido que pueda no ser positivo o entorpecer la tarea?

Yo no soy muy políticamente correcta y por ello diré lo que pienso. Estaba diciendo anteriormente que tengo miedo de muchas cosas. El día 8 de marzo, la respuesta que han tenido las mujeres fue muy grande a nivel mundial. En Europa también ha sido grande, pero en España ha sido la mayor respuesta. En Córdoba fue una respuesta proporcionalmente mayor aún.

Y mira si es fuerte el patriarcado que uno de los triunfos del patriarcado es dividirnos a las mujeres y ante lo fuerte que ha sido el 8 de marzo se ha tambaleado en algo el patriarcado, hay que hacer un análisis tranquilo y reflexionar un poco. Y ante eso ya ha sacado algo sibilinamente el patriarcado para dividirnos y nos está dividiendo a las mujeres. Debemos ser inteligentes, analizar, reflexionar y actuar. Tu y yo podemos estar en desacuerdo en muchas cosas y eso además nos enriquece si somos capaces de hablar, de dialogar y de resolver nuestros conflictos de una manera tolerante pero si lo que nos une son cuatro o cinco cosas, vamos a unirnos con eso. Pero es tan fuerte el patriarcado que te mete debates para dividirnos a las mujeres y eso está sucediendo a partir del 8 de marzo. Eso es un problema grave, la división de las mujeres. Porque si la duquesa es víctima de violencia, yo voy a defender a la duquesa. Luego en la lucha de clases estaré en contra de ella si está sometiendo a una mujer.

Pero si a una mujer la violan, la insultan, la menosprecian por el hecho de ser mujer, yo estará apoyándola. Y uno de los problemas que tenemos las mujeres es que nos dividimos, y yo por encima de ser comunista o de intentarlo, soy feminista. Ante todo soy feminista. Y creo que no se es buen comunista, buen socialista, buen sindicalista si no se es feminista. Y para las mujeres que tenemos la doble militancia, que tenemos una militancia en un partido o en un sindicato y que somos feministas, es complicado, y ahí tenemos un grave problema. Por eso prefiero decir que tenemos que conseguir objetivos comunes y luchar por ello dejando a un lado todo lo que nos separe. Yo creo que eso es importante. Y ahí lo tenemos difícil.

Hace falta más complicidad entre las mujeres, no sé si es la expresión más adecuada. Más solidaridad entre nosotras. Nos sobran demasiados partidos. Yo tendría que ser más objetiva, aunque fuera de un partido concreto, cuando mi partido actúa mal. Es decir, las mujeres que militamos en los partidos deberíamos ser menos partidistas y más objetivas con la realidad de lo que pasa dentro de ellos. Digo esto con la experiencia del tiempo, el conocimiento, el saber que por encima de todo, soy o intento ser una feminista que cree en los valores de la solidaridad, la igualdad, la paz, el ecologismo, la justicia social, la visibilización, lo que es la igualdad real, sin el fanatismo de los partidos.

El tiempo, la reflexión y el análisis me han llevado a pensar así y yo no digo que tenga la verdad absoluta, pero es mi verdad por la cual actúo. Y me equivoco, me equivoco muchísimas veces, pero intento que mi vida vaya en consonancia con lo que sale por mi boca. Eso es lo que intento, nada más. Pero lo intento en todos los aspectos de mi vida. Es difícil, complicado y tropiezo todos los días de mi vida. Pero soy valiente, me levanto y continuo.

P.- Partiendo de tu participación en la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, ¿cuál es tu mirada del proceso que culmina en el enorme éxito de la manifestación del 25 de noviembre 2017, 25N, y la gran huelga y manifestación del 8 de marzo 2018, 8M, en nuestra ciudad?

Eso tiene su historia, pero centrándonos en Córdoba ciudad, la plataforma nace junto con varias mujeres de colectivos de aquí. Yo fui cofundadora, quiero nombrar a alguna que ya no está, hay muchas pero quiero mencionar a la sindicalista Antonia Martos porque ya no está entre nosotras. Nace a raíz del asesinato de Ana Orantes. Ana Orantes fue una mujer que públicamente dijo en 1997 que era maltratada por su marido, y el juez la condenó a vivir en el mismo lugar y en la misma casa que el marido. Y el marido no hizo otra cosa que rociarla de gasolina y quemarla.

Fueron principios complicados, difíciles, sin un duro. 21 años después aún somos alegales, es decir, nosotras hemos preferido no constituirnos en organización formal, sin NIF. Por voluntad política que aprecia las actividades y nuestro trabajo tenemos un convenio, pero podemos tenerlo o no tenerlo. Hubo tiempos en los que no lo hemos tenido porque no se llegó a un acuerdo. Trabajamos de forma asamblearia, con un equipo de trabajo. A partir de ahora a lo mejor funcionamos de otra manera pero hemos tenido una portavoz, no hemos querido tener presidenta, es un equipo de trabajo. Son 21 años de un camino no fácil, pero hemos conseguido logros. Y el éxito del 8 de marzo en los últimos ocho años es un gran logro que también nos unió. Unió a asociaciones muy diversas, luego cada asociación tiene sus actividades y su propia impronta. Me parece que eso es enriquecedor. La Plataforma cordobesa contra la Violencia a las Mujeres está compuesta por asociaciones de mujeres, por 72 colectivos de mujeres de Córdoba ciudad y provincia. Luego están los partidos políticos y los sindicatos, que tienen voz pero no tienen voto, el poder lo tienen los colectivos de mujeres.

Y luego hay otra plataforma que nace y también se fortalece desde hace ocho años y se llama “Nosotras Decidimos”, y también se fortalece a raíz de unirse varias asociaciones. Juntas somos fuertes y hemos conseguido un 8 de marzo en Córdoba maravilloso por el sentido reinvindicativo. Antes en los 8 de marzo había menos concienciación. Si sumamos, si tu conciencias a cinco personas y yo conciencio a otras cinco, ya son diez. En cambio si estoy sola sólo puedo concienciar a cinco. Yo creo que juntas conseguimos más cosas. También es más difícil trabajar porque, como en cualquier colectivo humano, las dificultades existen, lógico.

P.- En este contexto, y desde tu punto de vista, cuéntanos las alianzas constituidas y por constituir.

Un poquito osada voy a ser. Ahora cuando se habla de alianzas políticas, si alguien ha dado ejemplos de alianzas es la Plataforma cordobesa contra la Violencia Machista, con muchos años de existencias, y también Nosotras Decidimos. Las mujeres estamos demostrando desde el dialogo, el trabajo diario y la unión en la acción que somos capaces de llegar a acuerdos desde nuestras diferencias. Yo creo que las alianzas deben ser de igual a igual, en las mismas líneas horizontales, paralelas, no sumisas. No me gustan las alianzas en las que hay alguien con más poder que otro, o en las que haya gente que someta a otra, o en las que se dejen principios o señas de identidad atrás de colectivos. No me gusta este tipo de alianza. Yo creo que las alianzas que hacemos las mujeres son difíciles, pero son más poderosas, son más fuertes, quizás porque no tenemos tanto afán de protagonismo, somos más generosas.

Córdoba tiene dentro del colectivo de mujeres la fortaleza en las dos plataformas, la Plataforma contra la Violencia a las Mujeres y la plataforma “Nosotras Decidimos”. Ambas plataformas están compuestas por distintos colectivos de mujeres, por muchas asociaciones. Cada una trabaja, opina y actua de una manera diferente, pero se unen para trabajar en conjunto y conseguir logros conjuntos. Y todos los colectivos ceden, hay que ceder, para llegar a acuerdos hay que ceder, es de toda la vida. Pero ceder, no someterse que es diferente.

Siendo muy honesta, tenemos que hablar más en Córdoba, tenemos que dialogar más y tener más debates sobre las distintas posturas que tenemos sobre la prostitución, es fundamental, y si no llegamos a acuerdos, al menos respetarnos. Yo no soy mejor que nadie porque defienda a ultranza la abolición de la prostitución. Porque admitir que los seres humanos sean comprados por hombres es una barbaridad, pero no insultaré a quien no piense como yo, ni juzgaré a quien no piense como yo, ni diré que es menos feminista que yo porque piense que hay que legalizar la prostitución. Aunque yo no creo que haya que legalizar el derecho del hombre a comprar el cuerpo de la mujer, no lo creo. Pero eso no me da ningún derecho a insultar ni a juzgar ni a decir que esa persona que defiende eso es menos feminista que yo. Tiene puntos de vistas diferentes. También pienso que hay que debatir mucho más sobre el tema de los vientres de alquiler. Y que nosotras debemos seguir en la línea en la que estamos. Se consiguen logros debatiendo pero también respetando y siendo generosas. Generosidad, generosidad, generosidad.

P.- ¿Estos son los desafíos que ves para el futuro?

Bueno, desafíos veo muchos. Esos son dos. Dos puntos muy importantes en los que el sistema patriarcal capitalista está haciendo que nos dividamos. Ya te vuelvo a repetir que es mi opinión personal, Dulce Rodríguez. El capital y el patriarcal nos dividen ahora mismito después del 8 de marzo por esos dos debates, creo que no lo debemos consentir desde las distintas posiciones.

Retos importantes tenemos muchos. Otro desafío difícil que seguimos teniendo es la invisibilización de las mujeres en el siglo XXI. Otro reto tan importante es conseguir que en los puestos de trabajo se trate con igualdad a las mujeres. Pensando en nuestro futuro, las grandes empobrecidas somos las mujeres, el futuro de las pensiones afecta con mucha más dureza a las mujeres. Son las que tienen contratos a tiempo parcial y además su sueldo es menor. Es un reto importante que el trabajo renumerado de las mujeres sea el mismo que el de los hombres, en las mismas condiciones. Desde el sábado yo estoy trabajando gratis hasta el 31 de diciembre. Si ahora son las grandes empobrecidas, no olvidar una cosa: no somos el colectivo de las mujeres, somos el 52 % de la humanidad, y eso se nos olvida. Y somos las grandes empobrecidas, tenemos sólo el 3% de las tierras. Otro reto fundamental es acabar con la violencia machista. Si existe esa violencia es porque existe desigualdad por lo tanto el reto más importante es que exista una igualdad real.

P.- La última pregunta tiene que ver con tu paso por el Consejo Municipal de las Mujeres. Cuéntanos como fue esta experiencia.

Ah, qué tiempo más bonito. No estoy más en el Consejo Municipal de las Mujeres porque en representación de mi organización ya está otra persona porque yo tenía ya mucho trabajo, estaba en muchos sitios y tenía responsabilidades de trabajo, no hay que olvidar que esto es un trabajo voluntario, una militancia activa, lo que nosotras hacemos. Yo como de otra cosa, de mi trabajo, esto es una militancia activa como tantas y tantas mujeres y tantos hombres. Y no estoy porque hay otras mujeres y además yo necesitaba relajarme.

Ese periodo de mi vida fue enriquecedor, de aprendizaje y además de conseguir logros. Aprendizaje porque tuve a mi alrededor a María Vicenta, a María José, a Pepa Contreras, a muchas mujeres que me enriquecieron y me permitieron aprender de ellas. A Carmen López, cómo olvidar a Carmen López. Uy, que me voy a emocionar otra vez. A Ana. No me quiero emocionar porque ya no están. De discusión, pero unos debates tan grandes, tan profundos, de haber conseguido logros. Creo que la gente no sabe. Tenemos documentos maravillosos, los dejamos escondidos y no los leemos. El Reglamento del Consejo Municipal de las Mujeres es un avance, pero dice tantas cosas que no sé si se llevarán a cabo, yo creo que no. Es que hasta las subvenciones que se le daban a los colectivos pasaban por la Permanente del Consejo Municipal de las Mujeres, todo pasaba por la Permanente. Había debate, había mucho debate en esa Permanente. Se consiguió el Consejo Municipal de las Mujeres, se consiguió el Reglamento, se consiguieron tantas cosas. Había tanto debate, había tanta participación.

Nos íbamos a los barrios, hablábamos con las mujeres, te estoy hablando desde la perspectiva de las mujeres que estamos en colectivos, la mayoría de la ciudadanía de a pie, de las mujeres de a pie no están en colectivos. Teníamos que llegar a esas mujeres, y llegábamos a esas mujeres, porque nos íbamos por los barrios, estábamos en las barrios, charlábamos con esas mujeres, les poníamos poxi en las paredes y ellas tenían que decir. Algunas habían tenido la oportunidad de saber leer y escribir, otras no, pero expresaban, hablaban. Conocíamos la realidad y sobre esa realidad, seis puntos o siete, no más. Vamos a trabajar sobre esos siete puntos, vamos a priorizar esos siete puntos. Fue un trabajo precioso. A mí me enriqueció mucho, mucho, mucho.

Me siento muy orgullosa de haber colaborado en la elaboración, en la participación del Consejo Municipal de las Mujeres y haber tenido a grandes mujeres. Entre ellas, tengo que mencionar a grandes políticas, incluso estando en puntos de vistas políticos diferentes, distintos y siendo adversarias políticas. Yo creo que el respeto que había, el debate, la acción, la acción concreta para las mujeres que estaban asociadas y las que no estaban asociadas. Fue muy precioso. Muy bonito.

P.- ¿Tienes alguna recomendación para hacer?

Sí, sí. Lo único que habría que intentar seguir por este camino andando. Hay algo hermoso que valoro, la presidenta del Consejo Municipal de las Mujeres es la propia alcaldesa y eso debe dar relevancia. Porque implica que ella misma ha querido ser. Pero es verdad que el trabajo de una alcaldesa debe ser tan enorme, no quiero ni pensarlo. Y esto puede conllevar que por restrcción de tiempo no haya tanta actividad. Y recomiendo sólo una cosa, el cumplimiento del Reglamento, tenemos un Reglamento maravilloso que todo lo dice, todo lo concreta, lo especifica. Vamos a cumplir el Reglamento del Consejo Municipal de las Mujeres que nos costó mucho. Y como se aproximan las elecciones mira si voy a ser valiente, a mí me gustaría como Dulcenombre Rodríguez me gustaría, primero, que hubiera igualdad en presidencia, porque así nacen políticas transversales, y, segundo, que el Consejo Municipal de las Mujeres tuviera su propio presupuesto, como indica el Reglamento, y a su plena disposición. Y, por último, que la Casa de la Igualdad fuera gestionada por los colectivos de mujeres con un gran acuerdo.

P.- Queremos hacer un expreso reconocimiento a tu incansable activismo en el movimiento feminista, a pesar de todas las dificultades, con entrega incondicional y perseverancia.

Siete años mi madre con Alzheimer viviendo conmigo, fue un período además que me separé, he tenido un infarto, pero esto me da vida.

P.- Sí, lo sabemos. Sobreponiéndote a todo eso, solo se puedo remarcar tu incondicional apoyo al movimiento feminista sin el cual no hubiera sido posible llegar adonde ha llegado.

Gracias, me vas a emocionar.

Entrevista realizada el 6 de noviembre de 2018

LA INAUGURACIÓN DE LA CASA DE LA IGUALDAD

UNA CASA PARA EL FEMINISMO

Elena Cobos Ruiz

En mi opinión, uno de los recursos democráticos más importantes es la libertad de asociación. Máxime cuando para mi, uno de los problemas de la democracia es el individualismo. En una democracia las asociaciones protegen los derechos de las minorías, les dan voz y consistencia y fortalecen tanto social como individualmente a sus integrantes.

En una democracia cada cual es independiente, pero esa independencia también lo debilita, sólo asociándose con otros podrá oponer sus opiniones a las de la mayoría y tener mayor protección. El asociacionismo entra dentro de la necesidad de relacionarse que tiene el ser humano y hay que incluirla como una de las principales del ser humano.

Esta es la función política del derecho de asociación. Es participando de los asuntos públicos como se defiende la democracia y esto se hace por medio del asociacionismo que es absolutamente esencial para el bienestar de la sociedad y sus individuos.

En los actos que acompañan a la organización y el desempeño de una asociación los individuos aprenden las reglas de adaptarse a un propósito común. Hay que asociarse. Hay que participar. Hay que protegerse. De ahí la importancia del Consejo Municipal de la Mujer que no es sino la agrupación de las asociaciones de mujeres de nuestra ciudad.

Asociaciones que llevamos años trabajando y luchando por nuestros compromisos feministas. Unos compromisos convertidos en una ética común. Éste trabajo ha sido arduo y duro y qué mejor lugar para acamparse, refugiarse y reponerse de esta lucha democrática que una casa. Un refugio dónde debatir, encontrar referentes, compartir y coincidir con quien defienda tu imaginario.

Porque si asociarse es fundamental para cualquier miembro de la sociedad para estructurar, instrumentalizar y transmitir ideas en el caso de las mujeres hay que añadir la situación de precariedad física, familiar, económica y social en que se encuentra.

Las mujeres de mi generación no llegamos en igualdad de condiciones que los hombres a la madurez. Antes hemos sufrido el desprecio de dios por ser mujer. Las más hemos llegado sucias, mancilladas, abochornadas , minusvaloradas y señaladas sexual, laboral y familiarmente. Todo por el hecho de ser mujer. Y lo peor es que no sabíamos de ello. Nos habían cambiado nuestra condición de ser.

Ha sido mediante el asociacionismo, el contacto con otras mujeres, con las mismas o distintas vivencias, con diferentes puntos de vista o perspectivas lo que nos ha hecho descubrir que tenemos la capacidad y el derecho de negarnos, de asentir, de solicitar, de disfrutar, sentir y sufrir. De equivocarnos.

Porque en nuestras asociaciones hemos descubierto que sufrir no es un estado natural de la mujer. Que las sevicias matrimoniales son un delito. Y que la mujer debía de exigir, tener y disfrutar los mismos derechos de los hombres. Siempre han sido otras las que nos han mostrado el camino. Nunca nos ha marcado la senda un hombre. Las nuevas generaciones y los hombres nos tachan de ser reivindicativas. Es cierto. Somos reivindicativas porque no tenemos el poder. Y muchas no podemos ni ejercer los derechos que sobre el papel tenemos.

Todo lo que hemos conseguido, tener dignidad, reconocimiento de nuestra inteligencia, valoración de nuestra capacidad, respeto de nuestra sensualidad, ha sido con “sangre, sudor y lágrimas”. Y no exagero. Muchas de nosotras se han quedado en el camino. A golpes le han impedido seguir reivindicando sus derechos y en concreto su derecho más elemental: La vida.

Se nos ha impedido la libertad de movimiento, de trabajo, de ser o no madre, esposa, compañera, a relacionarnos con quien decidamos, incluso a ser amadas. Y se nos ha mostrado el miedo, el desencanto, el desamor, la soledad como imperativos. Pero asociadas hemos descubierto que ciertos gestos y modos usuales son vejatorios. No poder salir de la casa cuando se necesita o se desea es coartar la libertad. No disponer de tus ingresos es un robo, una coacción. Y que el dolor que nos produce todo esto puede ser mitigado con el contacto con otras compañeras.

La reivindicación de la Casa de la Igualdad es natural a todo este movimiento. Se plantea sutilmente por muchas razones y viene aparejada de otras muchas. Casa de la Igualdad. No la llamamos Casa de la Mujer o de las Mujeres. Porque si así le hubiéramos nombrado nos estaríamos etiquetando como mujeres, que lo somos, pero una etiqueta permite despojarnos de la individualidad, facilita que se desconozca a la persona, se ignore su situación personal y cada una de nosotras aparecerá como portadora de todos los prejuicios con los que se etiqueta al grupo.

A mí personalmente me hubiera gustado más llamarla la Casa del Feminismo. El igualitarismo es algo genérico y el feminismo es la lucha concreta de la mujer. Una ética que solicita el reconocimiento pleno de las mujeres como seres humanos. Cuestión importante era tener un lugar y una herramienta donde crear un imaginario colectivo que fuera más allá de la realidad. Un lugar donde crear tipos y estereotipos, referentes según los cuales comportarnos, no según la norma dominante que ha sido creada por los hombres.

Porque no es el ser humano el que inventa la ficción. Es la ficción la que inventa al ser humano. La ficción aclara y ordena la realidad y nos permite comprenderla y reinventarla. Estamos rodeados de ficción, la historia de los santos, los mártires, las fuentes que provocan la fertilidad, los cuentos, ficciones creadas por hombres. En la casa, en nuestra casa imaginaremos mundos mejores diseñados por nosotras, en igualdad.

Nosotras imaginamos una casa donde no se maltratara, asustara, vejara a sus moradores, donde no existiera el miedo, donde la libertad fuera un bien común de sus habitantes, donde todos tuvieran las mismas oportunidades. Soñamos que participábamos del ideario colectivo, de la construcción de una casa de iguales dónde se respeten los derechos reivindicados y conseguidos durante años. Desde donde nos pongamos en marcha para reclamar los que aún no nos han sido reconocidos. Una casa con unos cimientos fuertes y suficientes para ir siendo ampliada.

En todas las sociedades se construyen casas. Unas albergan a las familias y otras albergan las instituciones que rigen a esa sociedad. La Casa de la Igualdad debe de albergar y proteger las normas y modos que las mujeres defendemos y que hay que extender a toda la sociedad.

Todas hemos cambiado con la creación de la Casa de la Igualdad, porque lo más importante que hemos hecho es meter la Casa de la Igualdad en el mundo de las cosas que existen. La Casa de la Igualdad es ya una realidad. Nos queda conservarla, agrandarla y disfrutarla.

Presentación realizada en la inauguración de la Casa de la Igualdad

* Elena Cobos Ruiz es la Presidenta de la Asociación Cultural Andrómina

Día de la Inauguración de la Casa de la Igualdad.

CONTRIBUYENDO CON PINCELADAS A LA MEMORIA COLECTIVA:

Flor Argentina.

“Las mujeres no somos un colectivo, somos más de la mitad de la población.

Si nos parasemos se pararía todo”.

Empecé a involucrarme en el Movimiento Feminista en el año 1992. En Córdoba gobernaba Herminio Trigo bajo las siglas de Izquierda Unida, esta organización llevaba ya tiempo teniendo interés en crear un espacio donde se pudiera atender las inquietudes que estaban aflorando en las mujeres de nuestra ciudad. La mayoría éramos mujeres amas de casa, al cuidado de nuestras familias, que empezaban a ver que eran capaces de desarrollar actividades fuera del hogar pero necesitábamos ayuda debido a la falta de autoestima por la cultura machista inculcada. En el programa electoral de Izquierda Unida en las elecciones del 1991 al 1995 ya se reflejaba este interés, así que, al ganarlas, en 1991 se creó la Concejalía de Servicios Sociales y Mujer, siendo la concejala Blanca Ciudad, como asesora estaba María José Moruno y de técnica Claudia Zafra.

También por esa época la Junta de Andalucía había creado el Instituto de la Mujer. Era una época en la que se animaba a las mujeres a formar asociaciones de mujeres. Mi encuentro con el asocianismo de mujeres fue de causalidad, una cuñada mía que trabajaba en el Instituto de la Mujer en Málaga me animaba a que formara parte de alguna de ellas para que saliera de casa. Un día me encontré paseando por Ciudad Jardín, colgando en un árbol una información de una asociación de Mujeres llamada “Amistades”. Empecé a acudir. Se reunían en el Centro Cívico que se abrió en Ciudad Jardín en la calle Marruecos. Empezamos a formarnos, a trabajar nuestra autoestima, a aprender que ser feminista no era nada malo y que ese término no implica cargarse al hombre, sino todo lo contrario: trabajar los dos juntos, pero para eso nos hacía y hace falta mucho camino. Otra cosa que aprendimos era trabajar colectivamente, y a ver la fuerza que teníamos todas juntas.

Seguía formándome y nutriéndome de las conferencias y jornadas que se organizaban, mi autoestima fue creciendo y los miedos que sentía al hablar y relacionarme con los demás iban desapareciendo, pudiendo dar mi opinión siempre que veía oportuno, sin tener miedo al ridículo. Nunca imaginé la vida que se me iba a abrir con el consejo de mi cuñada, ni cuanto iba a cambiar mi vida con esta forma de pensar. Con el tiempo fui incorporándome más a todo aquello que había descubierto, y aprendí a valorar a las mujeres que habían luchado por nuestros derechos antes.

Luego participé en la creación del Consejo Municipal de la Mujer (2000), a partir del 2012 denominado Consejo Municipal de las Mujeres. Esta experiencia siguió ampliando mi trayectoria como feminista, participé en la Permanente del Consejo, en el primer plan trasversal, y comprendí que las instituciones deben de gobernar en plan trasversal. Al Consejo del Movimiento Ciudadano accedí por estar en el Consejo Municipal de las Mujeres, ya llevo dos legislaturas es un ámbito que me gusta, pues a él llegan asuntos referentes a nuestra ciudad que conciernen a la ciudadanía.

En mi época del Consejo Municipal de las Mujeres me sumé a la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, creada a raíz de la muerte de Ana Orante (1997), mujer que hizo público el maltrato que sufría por parte de su marido. Nos hizo darnos cuenta que el maltrato hacia las mujeres no era algo privado, como nos habían hecho creer siempre.

Y ahí empezó una lucha que aún sigo para acabar con esa lacra. Ya por esos años pasé por otro colectivo, mujeres que se sentían republicanas de izquierdas, con otra forma de ver y entender lo que es ser mujeres “Marianne’. En esta época aprendí tantísimo sobre mujeres y su historia, mujeres que habían luchado durante la dictadura por recuperar unas libertades que se tenían durante la República y ahora estaban perdidas. También comprendí que era importante no quedarnos en las asociaciones de mujeres, sino que había que participar en la política y así lo hice, me afilié a Izquierda Unida y empecé a ser activa en el asocianismo vecinal.

En esta andadura tan importante de mi vida aprendí algo que ha forjado mi forma de pensar y de actuar es que las mujeres no somos un colectivo, somos más de la mitad de la población. Si nos parasemos se pararía todo. Y tenemos que asegurar estar presentes en todos los sitios donde se toman las decisiones que nos conciernen.

Durante mucho tiempo he ido gestionando la página web de

la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, que nos ha ido dando los tan tristes datos de mujeres asesinadas, así como de menores familiares. En la web sigo gestionando aún el cómputo de las mujeres asesinadas, sería bueno un relevo en esta tarea porque es importante ver que valemos para todo lo que se nos ponga delante.

Este año, como todos los años, han sido demasiadas mujeres asesinadas, siempre son demasiadas, y luego están los maltratadores que les quitan a las mujeres lo que más quieren: sus hijos/as.

Manifestación 25N 2011

PINCELADAS DE MEMORIA FEMINISTA DEL SECRETARIADO GITANO

P.- ¿En qué momento y de qué manera empezó el Secretariado Gitano a incorporar la defensa de los derechos de la mujer en su campo de acción y agenda de actividades?

Desde que comenzamos nuestra actividad hemos estado trabajando la defensa de los derechos de la mujer, debido a la heterogeneidad que las caracteriza, las mujeres gitanas responden a una gran diversidad de situaciones, edades, inquietudes y formas de vida. Para trabajar por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres respondiendo a esta diversidad, la Fundación Secretariado Gitano desarrolla proyectos enfocados en lograr la igualdad de género, una igualdad que está presente, de forma transversal, en toda su actividad. Aunque desde 2016 estamos trabajando un programa específico sobre igualdad de género y trato, el programa Calí que permite la la promoción de la igualdad de oportunidades y de género dentro y fuera de la comunidad gitana.

P.- ¿Cuáles consideráis los principales logros del movimiento feminista en Córdoba?

Movilizar a la juventud, implicar a hombres en la lucha feminista, involucrar a las autoridades coordinando a todos los agentes implicados, situarlo en la agenda política, conseguir mayor representación en los espacios de poder, empezar a usar el lenguaje inclusivo como una cosa cotidiana, cuestionarnos conductas que teníamos afianzadas… hemos conseguido cosas, pero aún tenemos que seguir trabajando en esta línea.

P.- ¿Y los principales desafíos, y tareas pendientes?

Aunque hemos conseguido mucho aún queda muchísimo trabajo por hacer, encontrar verdaderas soluciones para combatir la violencia de género, seguir sensibilizando a los agentes implicados y a la ciudadanía en general porque es un problema de todos, implantar un modelo inclusivo que contemple todas las especificidades de las mujeres haciendo que los recursos lleguen a todas las mujeres, alcanzar la equiparación salarial y seguir trabajando en eliminar el techo de cristal.

P.- ¿Cómo se ha vivido desde vuestra óptica el hito del año 2018, el 8M? ¿Y qué esperáis del 25N?

Como en el resto del mundo lo hemos vivido como un hito histórico, en el que todos y todas nos hemos dado cuenta que sin las mujeres el mundo no funciona igual, fue un buen día para seguir sintiéndonos orgullosas de lo que hacemos y lo que estamos consiguiendo como mujeres dentro y fuera de nuestras casas y, para salir a la calle y compartirlo con otras mujeres.

Del 25N lo que esperamos es la unión de toda la sociedad contra la violencia machista que sigue siendo uno de los problemas sociales más graves, no sólo en España sino en todo el mundo, que afecta fundamentalmente a mujeres y a niñas independientemente de la cultura a la que pertenezcan. Es una lacra que lleva anclada en la historia desde hace siglos, que pesa cada día más y que se ejerce de diversas maneras, incluso con los hijos y las hijas de las mujeres víctimas, en el ámbito privado o de la pareja, pero también en las instituciones, sobre todo hacia aquellas mujeres que viven la interseccionalidad en primera persona. No podemos ni queremos acostumbrarnos a las noticias de víctimas mortales, de mujeres, de menores asesinados o huérfanos, de familias rotas. No queremos que las mujeres víctimas de violencia sean una mera cifra y que solo se reduzcan a ser información de comunicados o noticias.

Pepi Medrano Cortes, Secretariado Gitano.

COLECTIVOS SOCIALES CORDOBESES SE UNEN A LA LUCHA FEMINISTA

PROTESTA DE LOS YAY@SFLAUTA CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

19 enero 2015.

Una vez más l@s yay@s hemos tenido que salir a la calle para denunciar los últimos asesinatos de mujeres por violencia machista. Ha sido hoy 19 E. en una mañana fría, plúmbea, nada agradable, en la que cargad@s de razón nos hemos concentrado en lucha contra tan gran maldad. Tenemos que seguir exigiendo un Pacto de Estado entre todas las fuerzas políticas y sociales para la erradicación de la violencia machista. Tenemos que convencer que mientras exista el patriarcado tan arraigado, tan interiorizado en las personas y en las instituciones la desigualdad, la violencia y los asesinatos no van a acabar.La columna amarilla contra la violencia de género es un ejemplo de activismo cívico continuado a lo largo del tiempo y del espacio. Llevamos años manifestándonos y son ya muchos los kilómetros recorridos. Hoy en un día duro y desagradable veintitrés personas con chalecos y pancartas amarillas hemos paseado como el primer día nuestra denuncia, nuestro pensamiento. El recorrido ha sido por la zona centro de nuestra bella ciudad y muchas personas las han leído. Estacionados alrededor del templete del bulevar se acerca una señora mayor, muy bien vestida, bellamente arreglada, con interés lee y hablando con Pilar le comenta: “Estoy impresionada con las frases, con lo que defienden y que haya hombres que las lleven”.

Foto: Concentración de protesta en el Bulevar, 19 enero 2015

Nuestros paseos creativos no son una pérdida de tiempo. Vivimos en una sociedad que se mueve entre la aceleración y el sedentarismo. Nuestros paseos creativos de denuncia están en vía de extinción si los dejamos en las manos del bipartidismo PP-PSOE. Nosotr@s constatamos con indignación cómo las medidas para salir de la crisis, están disminuyendo en todas las administraciones. Nosotr@s las denunciamos con nuestra columna amarilla. Las partidas presupuestarias para la erradicación de la violencia machista, están desmantelando las políticas de igualdad que se habían iniciado. Nosotr@s con nuestros paseos creativos las reprobamos. Nos están despojando ( PP-PSOE ) de los derechos sociales conseguidos en las duras luchas de otros tiempos, pretendiendo reducir de los espacios públicos de trabajo a las mujeres, conduciéndolas hacia el refugio de los hogares. Nosotr@s l@s yay@s con nuestros Lunes al sol os acusamos.

Hoy a Tomás un señor mayor le ha preguntado si somos una secta. Aclarada la confusión le ha manifestado que es una manera muy correcta de estar en la calle denunciando, reprobando y acusando. Nosotr@s somos activistas de la ciudadanía.

Jóvenes éramos, luchando seguimos. Yay@sflauta.

Pinceladas colectivas construyendo

MEMORIA DEL MOVIMIENTO FEMINISTA EN LA PROVINCIA DE CÓRDOBA

ASOCACIÓN FEMINISTA VENTANA ABIERTA

Pozoblanco

“Creemos que las asociación de mujeres estamos obligadas a ser el motor de cambio de la sociedad en la que vivimos”.

“Nadie puede enjaular los ojos de una mujer

que se acerca a una ventana”.

Carmen Martin Gaite

MANIFIESTO DEL 8 DE MARZO 2018

Bajo el lema “SIN NOSOTRAS NO HAY AVANCE” “¿Y SI PARAMOS?” la Asociación de Mujeres Ventana Abierta convocamos concentración y lectura de manifiesto en la puerta del Ayuntamiento de Pozoblanco, y también nos sumamos al paro de media hora.

“Con la conmemoración del 8 de Marzo, recuperamos nuestra memoria histórica y nos reconocemos como sujeto político y de pleno derecho, así como parte importante para el desarrollo de nuestros pueblos, al tiempo que recordamos con nuestro más profundo reconocimiento y agradecimiento a las mujeres que durante siglos lucharon por hacer una sociedad más justa, libre e igualitaria.

Esta jornada además nos debe llevar a una reflexión crítica, para los nuevos retos que se nos plantean en la agenda de la igualdad, en un mundo globalizado y neoliberal que oprime y marca la vida de las mujeres de todo el mundo.

Por otra parte y lo más importante, esta jornada es, fundamentalmente reivindicativa; un día para alzar la voz y recordar al mundo que, desgraciadamente, todavía queda un trecho importante para que la mujer alcance la igualdad real; un indicador de que las mujeres no hemos alcanzado la ciudadanía plena es que los derechos de las mujeres están permanentemente cuestionados y en polémica.

Las mujeres somos parte activa de nuestra sociedad y debemos comprometernos en la búsqueda constante de fórmulas que acaben con las injusticias que se cometen en los diferentes espacios políticos, económicos y sociales, denunciando las actuales estructuras de poder para su transformación, y acelerar los cambios necesarios para avanzar hacia una mayor justicia social y de género que reafirmen los derechos de las mujeres.

Hoy estamos aquí para denunciar que:

La sociedad no se puede permitir la sangría que está ocurriendo en nuestro país con los asesinatos de mujeres, las cifras en solo dos meses son alarmantes, 27 mujeres asesinadas y los partidos políticos y el gobierno no deben seguir cerrando los ojos ante el terrorismo machistas; nos queremos seguras y vivas.

Que el cuerpo de las mujeres no puede convertirse en un bien de intercambio comercial, por ello mostramos nuestro más absoluto rechazo a la utilización de los “vientres de las mujeres con fines de gestación para otros” es decir la paternidad subrogada; porque desde la perspectiva de los Derechos Humanos no se pueden violar los derechos que asisten a las mujeres y menores, y esto nos lleva rechazar la idea de que las mujeres seamos usadas como contenedores y nuestras capacidades reproductivas sean compradas. El derecho a la integridad del cuerpo no puede quedar sujeto a ningún tipo de contrato.

La prostitución es una evidencia más de las desigualdades entre hombres y mujeres que se basa en relaciones de poder, dominación y explotación, cosifica el cuerpo de la mujer, tratándolo como un objeto de intercambio mercantil, en definitiva, una forma de esclavitud y por tanto una grave vulneración de los derechos humanos.

Las mujeres trabajamos de cinco a seis horas más que los hombres en Europa Occidental y no sólo trabajamos más, sino que nuestro trabajo es invisible y, en la mayoría de los casos, peor remunerado. Realizamos más de la mitad de la carga global de trabajo en el mundo, pero sólo un tercio de ese tiempo es recompensado económicamente.

La brecha salarial entre mujeres y hombres se ubica actualmente en el 27 por ciento a nivel global. Por otro lado, se debe reconocer el trabajo no remunerado que supone el cuidado del hogar y de los miembros de la familia, realizado por las mujeres, y redistribuir estas tareas de forma equitativa entre hombres y mujeres.

Las mujeres constituimos el 70% de la población actual que vive en la pobreza. Tan sólo un 1% de la propiedad mundial está en nuestras manos y a pesar de que producimos un 80% de los alimentos, tan sólo recibimos el 1% del crédito agrícola.

Las mujeres tenemos menos poder y presencia en la política que los hombres. La presencia de mujeres en los parlamentos de todo el mundo representa tan sólo el 13%,

Hoy también queremos expresar nuestro más profundo agradecimiento y solidaridad a las 8 ocho valientes mujeres,- Gloria, Martina, Patricia, Marian, Susana, Sara, Sonia y Celia que el pasado 9 de Febrero comenzaron una huelga de hambre en la Puerta del Sol, en Madrid, a las que se han sumado 10 mujeres más y un hombre hace 4 días.

Bajo el lema “Con maltrato no hay trato”, visibilizando las distintas violencias machistas que se ejercen sobre las mujeres y reclamando que la violencia de género se considere una cuestión de Estado con carácter urgente, además que se reconozca la figura de feminicidio, o el reconoci- miento de las víctimas de la violencia machista como víctimas del terrorismo. También solicitan la pérdida del derecho a visitas y de la patria potestad para los condenados por maltrato.

Por otra parte queremos destacar que hoy 8 de marzo se ha convocado un paro internacional -“ el día sin mujeres” – en más 40 países. El “Paro Internacional de Mujeres” busca la unidad de todas las mujeres en una huelga que protesta contra las violencias machistas, los feminicidios, la brecha salarial, por el derecho a la libre elección a la maternidad y que no se obligue a ninguna niña a ser madre, y para visibilizar el trabajo de cuidados, que las pensiones continúan siendo más bajas y que las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar están aún en pañales.

Que pare el mundo porque nos están matando,

Que pare el mundo porque no funciona sin nosotras,

Que paren las calles hasta que podamos transitarlas seguras,

Que paren los feminicidios porque nuestras vidas no están a disposición de otros. Si nuestras vidas no valen nada, ¡¡¡produzcan sin nosotras!!!

MIRANDO ATRÁS……

Veamos a modo de ejemplo dos actividades que realizó la Asociación feminista “Ventana Abierta” en Pozoblanco en los últimos años, son pequeños ejemplos de la incondicional entrega a la causa feminista y su incansable actividad año tras año:

  1. Sus convocatorias cada año de manifestaciones contra la violencia machista, a continuación reproducimos el manifiesto de la manifestación del año 2011, así como (ii) Su participación muy activa en la “Marcha de Mujeres por la Paz, la Interculturalidad y el Mestizaje”.

MANIFESTACIÓN CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA 27 DE JUNIO 2011

CONVOCADA POR LA ASOCIACIÓN FEMINISTA “VENTANA ABIERTA”

” En el transcurso de este último mes 11 mujeres han sido asesinadas a manos de los terroristas: Si, digo bien, terroristas, porque hasta el día de su muerte estas mujeres vivieron aterrorizadas, temiendo ese día que finalmente llegó. Y esto se repite mes tras mes y año tras año.

El terrorismo machista, como cualquier otro, existe y puede continuar con su actividad, porque los terroristas cuentan con apoyos sociales, con personas que justifican sus acciones y esconden sus actividades. Existen porque cuentan con traficantes y mercenarios de los medios de comunicación que ponen a su alcance las armas que necesitan para continuar con su actividad criminal.

Existen porque contamos con gobiernos que no dedican suficientes recursos para proteger a las victimas. Cuando los distintos gobiernos, la sociedad y los medios de comunicación tengan la misma actitud ante el terrorismo machista que ante el terrorismo de ETA estaremos ante el principio del fin.”

Concentración 20 mayo 2017

EL COLECTIVO DE MUJERES ATALANTA

El colectivo de mujeres Atalanta nació, como una necesidad de agruparse, compartir problemas y encontrar soluciones conjuntas. Comenzamos a reunirnos, por un lado las mujeres que veníamos de la lucha jornalera y por otro Ana Granados Sanjuán, concejala del ayuntamiento, comienza una activa lucha por concienciar a la población en general de la importancia de asociarse, para conseguir objetivos que mejorasen la vida del pueblo, pero poniendo especial interés en hacer llegar el feminismo a las mujeres del pueblo.

Destacar de esta etapa los logros conseguidos por Ana. Se crea la primera asociación de padres del colegio Público Nuestra señora de la Salud. Siendo la primera presidenta, una de las mujeres que ya había conseguido entrar al grupo de mujeres que nos reuníamos con frecuencia para debatir sobre el feminismo, conocer la historia de las sufragistas. Otra de las asociaciones creada en aquella época por Ana Granados fue la asociación contra la droga DOLMEN. También en esta asociación, en sus primeros pasos, había mujeres del ya legalizado Colectivo de Mujeres Atalanta. Ambas asociaciones siguen activas a día de hoy.

Nuestra intención era hacer oír la voz de la mujer en el pueblo y convertirnos en una parte activa. Al principio nos reuníamos donde podíamos, aunque normalmente era en alguna dependencia de “Extensión Agraria”, allí trabajaba Ana Granados. Nuestra colaboración con ella comienza en unas Jornadas de Salud que organiza y continúo con otro tipo de actividades. Después de 8 años de reuniones y debates eran muchas las mujeres que se habían subido al carro del feminismo y de la reivindicación. Ana Granados, una mujer muy importante para nosotras porque nos hizo tomar conciencia feminista, ella fue la que no insistió para legalizar nuestra asociación, instituyéndose de forma oficial el Colectivo de Mujeres Atalanta en 1992 (el 23 de abril de 1992 se celebro la primera Asamblea, con un numeroso grupo de mujeres).

Seguimos adelante contra viento y marea. En muchos casos teniendo en contra a nuestros maridos, nuestras familias, la incomprensión de incluso algunas mujeres del pueblo y hasta la de los mismos gobernantes que se encargaban de boicotear y desprestigiar todo lo que hacíamos. Unos de nuestros objetivos principales era participar activamente en la vida de nuestro pueblo, ya que todo lo que ocurre nos afecta directa o indirectamente.

Nuestro primer logro fue la “Escuela de Madres y Padres, este también fue un proyecto de Ana Granados y Aurora del Amo, que junto con Marisa Sánchez como monitora. Destacar que la importancia de esta actividad no es sólo por la numerosa asistencia, sino por los años que estuvo funcionado y porque aquello supuso para Posadas un cambio importante en la forma de educar en casa. El Colectivo reivindicó la creación de guarderías, la construcción de un Residencial Geriátrico para el cuidado de las personas mayores, etc. Formando parte de las AMPAS las socias del

colectivo consiguen: las mejoras en los Centros Escolares, la puesta en marcha de los comedores escolares y actuamos activamente en la problemática de las drogas en la juventud.

En 1990 ya celebrábamos el “8 de Marzo” en Posadas, concentrándonos en el Paseo del pueblo y leyendo manifiestos (que habíamos escrito previamente), donde reivindicábamos la presencia de las mujeres en los espacios públicos, tanto políticos, jurídicos, culturales, económicos y sociales. Visibilizando la unión de todas y todos para conseguir una sociedad más solidaria e igualitaria. Durante la conmemoración de esta fecha hemos organizados Mesas redondas, charlas- debate con la participación de mujeres tan reconocidas como Nina Infante Castrillo, José Moruno López, Carmen Zarazúa, Begoña San José, Carmen López, Rafaela Pastor.

En Marzo de 2006 nuestro Colectivo obtuvo el reconocimiento por nuestra labor en la reivindicación feminista otorgado por la Delegación de Igualdad de la Diputación de Córdoba. Organizábamos talleres de: sexualidad, autoestima, relajación, manualidades, de animación a la lectura, un taller de mecánica del automóvil… para empoderar a las mujeres de nuestro pueblo. Apoyamos al primer insumiso de Posadas, conseguimos que nos visitara Eve Bonafini (Madres de la Plaza de Mayo) y mujeres de El Salvador, mujeres sobrevivientes de una matanza militar en un poblado. Participamos en programas de radio e hicimos campañas de recogida de productos de higiene para enviarlos a Bosnia y a Cuba, en colaboración con la ONG “Mujeres en Zona de Conflicto”. Impartíamos en los Colegios de educación Primaria del Pueblo y también se presentó en las Jornadas de Desarrollo Rural en Pedro Abad y Fuente Palmera, el Taller de “Aprendiendo a Compartir”, implicando a las niñas y niños en las tareas domésticas.

Hemos asistido a Jornadas Feministas a nivel Estatal, que se han organizado en Madrid, Córdoba y Granada. Organizamos encuentros feministas, invitando a asociaciones de mujeres de la Comarca, enriqueciéndonos con sus experiencias. Además asistimos a los actos y encuentros organizados por la Diputación, Fórum de Política Feminista, Plataforma Andaluza de Apoyo a Lobby Europeo de mujeres, Centro de Información Municipal, etc. Colaboramos con la “Plataforma Cordobesa Contra la violencia a las Mujeres”, participando en los actos y jornadas que ellas organizan y formamos parte del “Fórum de Política Feminista”.

Uno de los logros de los que nos sentimos más satisfechas, es el de la defensa contra el cierre de la Estación de Renfe en 1994. Cuando se cerraron las estaciones de Almodóvar del Río, el Higuerón y villarrubia. Posadas era otra de las estaciones que pretendían cerrar, en una época en las que, muchas mujeres de Pueblo se desplazaban a Córdoba para trabajar. Atalanta apoya a estas mujeres, siendo una parte muy activa, junto con AEDENAT, otros colectivos del pueblo y los sindicatos UGT y C.C.O.O, que se fueron sumando a la reivindicación consiguiendo que Posadas no perdiera su estación. Otro logro era ver puesta la primera piedra de la residencia de ancianos en febrero del 2002, nos sentimos orgullosas, no sólo por el beneficio que ha supuesto para las familias de Posadas contar con estos servicios dentro de la población, sino también por ver

conseguida una de las reivindicaciones a las que más tiempo y esfuerzo habíamos dedicado (comenzó en 1997).

Y por supuesto, el cambio de la situación laboral de las Auxiliares de Ayuda a Domicilio de Posadas y Hornachuelos. El colectivo denunció públicamente la discriminación laboral que estaban sufriendo estas trabajadoras y posibilitó la primera formación y organización sindical de este grupo de mujeres. La sede del colectivo sirvió para organizar las primeras reuniones.

Hemos colaborado con historiadoras de la Universidad de Madrid, Barcelona y Sevilla; Alicia Gil Lázaro, Carmen Sarazúa y Pilar Díaz Sánchez, interesadas en conocer acciones reivindicativas de la mujeres trabajadoras en la rama de textil, agrícola y servicio doméstico en la época de la Dictadura. Fruto de esta colaboración es el libro “Vida de Antonio y Carmelita”, La militancia jornalera en Andalucía (1950-2000).

Participamos en la planificación y ejecución del proyecto “Educación para el Desarrollo” de la ONG “Paz con Dignidad”, un proyecto para trabajar los Derechos Humanos y de las mujeres, fomentando la diversidad e incluyendo la visión de las mujeres de organizaciones de Latinoamérica y en el Proyecto de “Mujeres del Guadalquivir”. Un proyecto de un grupo de asociaciones de mujeres (13 Asociaciones de Córdoba y Sevilla) cuyo objetivo es el fomento y promoción de la participación social de la mujer y de la igualdad de género a través de las redes sociales.

En junio de 2017 fuimos partícipes en la “Marcha por la Paz” de Córdoba, en la que cientos de mujeres, hombres y niños y niñas de toda la provincia llenaron sus calles vestidos de blanco por la Paz. Un nuevo movimiento internacionalista y solidario que reivindicaba, con voz de mujer, la paz en el mundo, el respeto y la tolerancia entre culturas.

Y como no, el 8 de Marzo de 2018, una fecha clave para la reivindicación feminista. Una movilización sin precedentes contra la desigualdad de género en todas sus vertientes (corresponsabilidad y cuidados familiares, brecha salarial y de pensiones, discriminación laboral, techo de cristal, acoso y violencia) y una huelga feminista bajo el lema “Si nosotras paramos, se para el mundo”. El Colectivo organizó dos manifestaciones: una por la mañana y otra por la tarde y en las dos, las mujeres de Posadas se echaron a la calle para luchar contra la desigualdad de género.

Pero si de algo nos sentimos realmente orgullosas es de las relaciones que hemos creado, compartido y disfrutado entre nosotras, mujeres que al día de hoy seguimos unidas por esta causa; luchar para que las mujeres consigamos la igualdad real y que hombres y mujeres podamos expresarnos con libertad y convivir con el respeto a la diferencia. Saber que no estamos solas es lo que nos alimenta el alma para levantarnos cada día decididas a no permitir ni un paso atrás.

Manifestación del 25N 2018, Córdoba

ANEXOS DE INTERÉS

EMPODERAMIENTO FEMINISTA ANTE LAS VIOLENCIAS MACHISTAS

Amelia Sanchis Vidal. Profa. Derecho Eclesiástico del Estado. UCO.

Desde pequeña, siempre me fascinó elegir. Quería elegirlo todo. Con 5 años le pregunté un día a mi madre, ¿cuándo se elige el color de la piel? La pregunta venía a cuento de unos cromos que estaba coleccionando, sobre razas y costumbres, y había decidido ser hindú. Su color me tenía fascinada, no conocía nadie de ese color y pensé que, así, no me quemaría al sol. Mi madre sonrió y me dijo que el color de la piel no se elegía, ya tenía el que me había tocado. Fue una decepción. A los 11 años, otra pregunta importante me rondaba por la cabeza y le pregunté a mi madre,

¿cuándo podré elegir si quiero ser niña o niño? Mi madre, otra vez con una sonrisa, me dijo que yo era chica. Indignada, le dije, ¿hay algo que pueda elegir? Mi madre contestó: estudia, cuanto más sepas, más podrás elegir cuando seas mayor. La respuesta me dio esperanza de futuro y una poderosa razón para estudiar.

Años después, poco antes de cumplir 18, le pregunté a mi madre, ¿por qué es tan difícil cambiar de religión? Mi madre, esta vez sin sonrisa, me preguntó ¿quieres cambiar de religión? No, le contesté, es que ya no la siento mía, no me sostiene. Me miró fijamente, y dijo: “esa decisión te marcará toda la vida, dentro o fuera, la Iglesia marca la moral”. Lo que no sabíamos ninguna de las dos es que, años después me dedicaría a investigar sobre las cosmovisiones profanas y sagradas desde la perspectiva de género y comprobaría lo poco que pueden elegir muchas mujeres.

El patriarcado, a pesar de la igualdad ante la ley, sigue manteniendo a las mujeres en papeles secundarios. Tan solo tenemos que asomarnos a la televisión para comprobar tres cosas:

    1. Las noticias nos recuerdan que a las mujeres nos matan por el hecho de ser mujer. Parece que, como somos tantas tampoco es tanto. Las manifestaciones en las calles, las protestas y las acciones de formación y sensibilización se realizan gracias a grupos feministas organizados localmente.

    2. Las noticias nos recuerdan que las tradiciones, por todo el mundo, son importantes para mantener el orden social. Las imponen varones desde las religiones, generalmente, pero las mantienen las mujeres. Luego, serán los anuncios, películas o libros, los encargados de fijar en el imaginario colectivo cómo tenemos que vestirnos, sentir, o ponernos enfermas.

    3. Las noticias también nos recuerdan que los deportes masculinos merecen más tiempo que los femeninos. Y mejores sueldos, y mejores billetes de avión, incluso unos trofeos más grandes que los merecidos por las chicas en igual categoría.

Las mujeres hemos asumido mucha responsabilidad, pero poco poder y cuando una mujer llega al poder lo hace cansada. Menos mal que nos queda el humor, incluso para sonreír cuando se oye ese paternal “paciencia, ya llegareis”. Quizá es que no queremos llegar arriba, quizá es que queremos que no haya arriba, quizá es el momento de gestionar, como hemos hecho las mujeres, con más responsabilidad, menos poder y más diversidad.

Desde los “conocimientos situados”, tan alejados de las ciencias neutras, intentamos detectar las múltiples violencias que se sufren en la cultura, los usos sociales, el lenguaje, la legislación o las instituciones. La violencia estructural no deja ni huella, pero predispone para que cuando lleguen los golpes, los que dejan huella, ya estemos acostumbradas al maltrato de baja intensidad.

Hay que formar en igualdad entre mujeres y varones, desde donde se pueda erradicar el maltrato y, hay que comenzar en los colegios, lugar idóneo para estudiar sexualidad, afectividad, feminismo y ética, porque son elementos comunes que unen a las personas como ciudadanas. Quizá ha llegado ya el momento de plantearnos, en un Estado aconfesional, que sus aulas no son el lugar idóneo para la enseñanza de la religión desde su dimensión confesional. Como tampoco lo serían los templos para la enseñanza de la Constitución, la ética o el feminismo. En los colegios hay que formar a las personas en su dimensión de ciudadanas. En los templos se pueden formar a las personas en su dimensión de creyentes.

De otro lado, las mujeres están relegadas en los puestos de toma de decisión de la mayoría de las religiones, tal como sucede en la Iglesia católica, que no ostentan cargos de poder, aun siendo numéricamente casi tres veces más que los varones; lo mismo pasa en la religión musulmana o en la judía ortodoxa. Estos datos son relevantes por múltiples razones, pues los conceptos jurídicos indeterminados

como la moral pública se acaba construyendo, sobre la base de la moral católica. Es decir, sobre un sistema de valores donde la mujer es considerada para trabajos de cuidados, no remunerados, como madre, abnegada esposa o como monjas perpetúas menores de edad, pero no tienen posibilidad para elegir lo que los varones han elegido para ellos. No reproduciré lo dicho por la Jerarquía eclesial católica respecto a la ideología de género, pero eso también es violencia.

A pesar del trabajo esforzado y meritorio de muchas mujeres dentro de cada una de las confesiones religiosas, desde la teología y otros abordajes conceptuales, es poca la repercusión que tienen en sus respectivas confesiones religiosas. Sufren violencia estructural dentro de sus instituciones, tratándolas en “condiciones de semiesclavitud” como quedó detallado por l’Observatore Romano. Sufren acoso laboral y sexual, y la brecha salarial entre el trabajo que realiza un obispo o una religiosa no llega a ser un problema porque ni se plantea. Hay mujeres esperanzadas, dentro de las confesiones religiosas, que trabajan para que las cosas cambien desde

adentro. La fe, la espiritualidad, es muy importante para millones de personas y eso no es patrimonio de las confesiones religiosas y menos de las jerarquías de ninguna confesión. La autonomía ha venido para quedarse, en las cosmovisiones también.

Con toda esta variedad dentro del movimiento feminista, y lo hemos hablado mucho las que ya somos viejitas, necesitamos seguir gestionando la diversidad con cariño y con humor. Llevo casi 40 años en Córdoba y me sigue llamando la atención el fuerte compromiso social de la ciudadanía a través de la diversidad asociativa. Diversidad ideológica que toma el espacio público “a su manera”. Una riqueza que nos retroalimenta y que las mujeres hemos gestionado con la asociación de asociaciones (plataformas o redes), para fortalecernos aún más.

En Córdoba tenemos la suerte de contar con una genealogía violeta que es tan diversa como antigua. Se puede participar en distintos grupos y, considero, que el denominador común no es la ideología, ni la religión, ni el sexo, ni el color de la piel, son las mujeres trabajando por y con otras mujeres. Creo que todas tenemos ideología, cosmovisión, género y piel, pero ya no queremos repartirnos más migajas, queremos repartir las risas, la riqueza, el tiempo productivo y el reproductivo. De ellas, de mis compañeras de viaje, he aprendido mucho desde que dejé de hablar para escucharlas más, y siento una profunda admiración.

He encontrado mujeres militando en todas partes, tan sabias y trabajadoras que sé que nuestra diversidad es la mayor de nuestras riquezas. También me han enseñado que el poder está abajo, cercano a la tierra, pero que el poder patriarcal duele y hay que educar, educar y educar para que no se eduquen violentos. Por eso hay que estar unidas personas e instituciones para trabajar contra la violencia machista, contando con niñas y niños, jóvenes, mayores y muy mayores para que cuenten su aprendizaje vital. Es lo mejor que tenemos para prevenir muerte y orfandad.

De otro lado, hay otra cuestión relevante que viene de la mano del feminismo, es la gestión de la diversidad y la Plataforma Cordobesa Contra la Violencia a las Mujeres es un ejemplo de buenas prácticas. En Córdoba, en el año 2000, durante las “Jornadas Feminismo.es… y será”, como relata Nuria Varela, se festejaron tres realidades y un término:

  1. En realidad, no hay problema dentro del feminismo, entre la doble militancia ni entre el feminismo de la igualdad y la diferencia.

  2. La participación mujeres jóvenes hicieron realidad el título de las Jornadas. Tras el #meetoo, somos tres generaciones de mujeres trabajando por la igualdad, la no discriminación y, sobre todo, por la erradicación contra la violencia machista.

  3. En toda actividad humana el feminismo ya está trabajando desde el activismo a la investigación y, así, se asegura la retroalimentación en todos los campos, desde el deporte a la religión.

  1. El éxito del “feminismo difuso”: incluye a quienes no se reconocían feministas, porque socialmente estaba mal visto y que, ahora, incluye a quienes se reconocen como tales, porque está socialmente bien visto.

Coincido con Justa Montero cuando dice que nadie le ha regalado nada al Movimiento Feminista, lo único que se puede hacer es memoria colectiva para que se sumen quienes quieran al Movimiento, pero consignando sus aportes: acciones o movimientos reivindicativos, estudios, datos estadísticos, políticas o legislación. Desde una formulación concreta podremos hacer memoria y construcción colectiva feminista.

Muchas mujeres y algunos hombres, trabajamos en busca de la igualdad de derechos; esa igualdad que se rompe en añicos cuando matan a mujeres por el hecho de serlo, ante un Derecho que también se vuelve violento cuando “banaliza el mal” como dijo Hannah Arendt.

También fue ella, la que dijo que “si legalmente la mujer tiene los mismos derechos, en la valoración social no es así. Esto se refleja económicamente en que en muchas profesiones la mujer trabaja con sueldos considerablemente más bajos que los del hombre. Si trabajase en las mismas condiciones salariales, ella volvería a perder —en virtud justamente de esa valoración social—, y especialmente hoy, su lugar en la vida laboral Lo cual significaría a su vez una evolución directamente reaccionaria, pues la independencia de la mujer es en primer lugar una independencia económica respecto del hombre. A esta paradójica situación —por mor de la igualdad de derechos tener que renunciar a una parte de la igualdad de derechos— sólo escapan las llamadas profesiones de alto nivel, como médicas, abogadas, etc., que en el porcentaje total no tienen mayor relevancia, por mucho que deban sus derechos al movimiento feminista en sentido estricto. La mujer trabajadora es ya un hecho de la vida económica, y codo con codo con él marcha la ideología del movimiento feminista.”

Y uso sus palabras porque quiero remarcar otra vez la importancia de la violencia estructural, y de su erradicación, para combatir la violencia física. Necesitamos del movimiento feminista, de las asociaciones de mujeres, de las activistas, de las estudiosas feministas para trabajar juntas y revueltas, para ir superando violencias estructurales y físicas. Necesitamos ser mestizas, cada vez más.

Oír la repulsa de niñas y niños hacia la violencia de género es una esperanza fundada de que el machismo disminuirá entre la gente más joven. Cada vida cuenta y nada es natural, los derechos se aprenden, tratar a las personas con respeto y dignidad se aprende, la espiritualidad se aprende, y si una tradición degrada a un ser humano hay que cambiarla porque todo es susceptible de mejora.

Mi madre fue católica, sus valores siempre estuvieron presentes en su vida. Ya al final, muy enferma, empezó a dudar de que fuera necesaria tanta abnegación, por parte de las mujeres, para ir al cielo. Creo que ella necesitaba en la tierra, en ese momento, algo que su Iglesia no le estaba dando. Un día me preguntó, ¿tú crees que Dios está más allá de la Iglesia? Tu Dios lo ve todo mamá. Ella sabía la respuesta, como también supo que el silencio ya no la protegía, Audre Lorde le había prestado las palabras que no encontró durante muchos años, y cuando la descubrió me preguntó ¿el feminismo se estudiará alguna vez en los colegios? Sonriendo, le contesté, eso espero, en eso sí tengo fe.

(Basado en el usado en el Pleno Extraordinario contra la Violencia de Género, Córdoba, noviembre 2018).

Gracias a la Plataforma Cordobesa Contra la Violencia a las Mujeres, por su trabajo para erradicar la violencia machista, por ser ejemplo de que la diversidad se puede gestionar y hacer de ella virtud, y por darme una oportunidad para la reflexión. Otra vez gracias.

PROTECCIÓN, REPARACIÓN Y JUSTICIA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Rosa Blanco Casares

Un año más el 25 de noviembre nos ha reunido para alzar la voz contra la violencia patriarcal y la violencia de Estado contra las mujeres. ¿Importamos las mujeres al Estado español?

¿y a la Comunidad Autónoma Andaluza? ¿Se toman suficientes medidas contra la violencia de género para evitar no sólo los asesinatos de mujeres sino también los de sus hijos e hijas? ¿Qué pasa con las medidas políticas, económicas, judiciales, sanitarias, educativas, administrativas, etc., recogidas en la Ley de 2004? Lo que está ocurriendo es que estas medidas se toman con demasiada lentitud o no se toman y esto tiene como consecuencia la lista negra de asesinatos de cada año.

Desde la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las mujeres se denuncia cada año, y mes a mes, las mujeres asesinadas por el simple hecho de ser mujeres, junto a niños y niñas, a quienes el padre les ha arrebatado la vida con la única finalidad de destrozar la de su madre. Incluyen también en este cómputo a aquellas mujeres a las que se les ha robado el nombre. Desde el año 2000 hasta el presente mes de noviembre de 2018 se han contabilizado 1357 víctimas en total, de las cuales 41 han sido niños y niñas; y 240 se han propucido en Andalucía.

Son cifras alarmantes que ponen de manifiesto la incapacidad de las Instituciones Autonómicas y del Estado para proteger a las mujeres contra la violencia machista. Un año después del tan publicitado “Pacto de Estado”, firmado por todos los partidos políticos, aún no se había transferido el dinero comprometido, correspondiente a las Comunidades Autónomas, y a los Ayuntamientos, para financiar las medidas contempladas en el Pacto para el año 2018. ¿Cómo se van a tomar medidas si es tan lento transferir un presupuesto, que a todas luces resulta además insuficiente? ¿Cómo se van a cambiar actitudes contra las violencias machistas si la actual Ley de Educación no contempla nada más que una declaración de intenciones sobre la igualdad entre hombres y mujeres?

Es necesario y urgente una modificación de la LOMCE o su derogación completa, en pro de una ley de Educación que garantice la educación afectivo-sexual, en valores de Igualdad, con carácter transversal y en todos los tramos educativos, que eduque a los niños para que rechacen unas masculinidades violentas, posesivas y dominantes y posibilite a las niñas desarrollar su individualidad y ser protagonistas de su propia vida, fuera del estereotipado amor romántico. Esto sólo es posible con una escuela pública de calidad, verdaderamente democrática, crítica, laica y coeducadora.

Es primordial que jueces y juezas, así como todo el personal relacionado con las Administaciones de Justicia, Sanidad y Educación reciban formación específica con perspectiva de género y atención a la diversidad sexual (LGTBIQ ) para que haya criterios claros de intervención en el sentido de proteger a las mujeres y a sus hijos e hijas de los agresores.

Es imprescindible que se amplíe el concepto de violencia de género, violencia machista, a todas las violencias que sufrimos las mujeres por el hecho de ser mujeres, como por ejemplo la violencia sexual. Hace falta hacer una gran pedagogía social para que se produzcan cambios culturales en torno a las ideas, actitudes, relaciones e imaginario colectivo, que reconozca a las mujeres como personas con derechos, dueñas de nuestras vidas, dueñas de nuestros cuerpos, dueñas de nuestras decisiones. Esto exige disponer, por parte del Estado y de todas las Administraciones, de recursos suficientes para la prevención, la justicia y la reparación de las mujeres víctimas de la violencia sexual.

Queremos tener una vida libre de violencia y construir un mundo en el que podamos vivir sin miedo a ser asesinadas, violadas, explotadas, acosadas, perseguidas por ejercer nuestra libertad o por defendernos de las agresiones. Por todo ello, gritábamos este 8 de Marzo: “BASTA! A todas las violencias que sufrimos en todos los ámbitos y espacios de nuestras vidas: en el hogar, en el trabajo y en los espacios públicos.

Y hoy, después ya del 25 de noviembre, seguimos pidiendo a la ciudadanía firmeza y constancia en la exigencia de PROTECCIÓN, REPARACIÓN Y JUSTICIA Y TODAS LAS MEDIDAS NECESARIAS QUE HAGAN POSIBLE ROMPER LAS CADENAS DE LA VIOLENCIA.

Noviembre 2018

ANEXO – COMPUTO DE VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Elaboración: Plataforma cordobesa contra la Violencia a las Mujeres

Víctimas de violencia de género en 2018

67 víctimas en total

Córdoba 0 Resto Andalucía 12 Resto España 47 Menores de edad 8

GÁLVEZ LÓPEZ

FECHA

NOMBRE

EDAD

LUGAR

AGRESOR

PARENTESCO

20/04/2018

FLORENTINA J. B.

69

VITORIA

JAVIER R.

EX PAREJA DE LA HIJA

20/04/2018

MARÍA JOSÉ B. J.

42

VITORIA

JAVIER R.

EX PAREJA

01/05/2018

SILVIA P.M.

34

BURGOS

S. P. M

EX PAREJA

04/05/2018

LETICIA ROSINO

33

CASTROGONZALO (ZAMORA)

PRESUNTO ASESINO

11/05/2018

MARÍA DEL MAR C.

21

LAS GABIAS (GRANADA)

JOSÉ MIGUEL F.

NOVIO

04/06/2018

LAIA

13

VILANOVA I LA GELTRÚ (BARCELONA)

PRIMO

05/06/2018

VANESA SANTANA PADILLA

21

BETANCURIA (FUERTEVENTURA)

08/06/2018

MARÍA SOLEDAD ÁLVAREZ RODRÍGUEZ

40

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

MARIDO

17/06/2018

PEPA

43

GUADAHORTUNA (GRANADA)

PAREJA

18/06/2018

FRANCISCA DE JESÚS PÉREZ IXCAYAU

45

BADALONA (BARCELONA)

FERMÍN

PAREJA

20/06/2018

MAGDALENA MOREIRA ALONSO

46

O PORRIÑO (PONTEVEDRA)

TOMÁS ROMERO IGLESIAS

MARIDO

21/06/2018

SOPHIA LÖSCHER

28

ASPARRENA (ÁLAVA)

MACHISTA

25/06/2018

RAQUEL

37

ZARAGOZA

DAVID

PAREJA

06/07/2018

MARTA JOSEFINA A. D.

47

MADRID

EX PAREJA

07/07/2018

CRISTINA M.

24

LEPE (HUELVA)

D. V.

EX PAREJA

07/07/2018

MARÍA ISABEL FUENTE

84

LA FELGUERA (LANGREO)

LUIS LLANEZA

MARIDO

09/07/2018

ALI L.

49

COLLADO VILLALBA (MADRID)

MARIDO

16/07/2018

PAULA TERESA MARTÍN

40

LA OROTAVA (SANTA CRUZ DE TENERIFE)

ISRAEL RODRÍGUEZ

MARIDO

16/07/2018

~SIN IDENTIFICAR~

3

LA OROTAVA (SANTA CRUZ DE TENERIFE)

ISRAEL RODRÍGUEZ

PADRE

16/07/2018

~SIN

6

LA OROTAVA (SANTA

ISRAEL

PADRE

FECHA

NOMBRE

EDAD

LUGAR

AGRESOR

PARENTESCO

IDENTIFICAR~

CRUZ DE TENERIFE)

RODRÍGUEZ

18/07/2018

ANA BELÉN VARELA

54

LA CORUÑA

RAMÓN S.G.

MARIDO

18/07/2018

MARÍA JUDITE MARTINS ALVES

54

A CORUÑA

RAMÓN

MARIDO

24/07/2018

MARÍA ISABEL A. L.

63

ASTORGA (LEÓN)

A. A. A.

EX PAREJA

06/08/2018

MARI PAZ MARTÍNEZ

78

BARCELONA

MARIDO

09/08/2018

~SIN IDENTIFICAR~

59

ALARCÓN (CUENCA)

PAREJA

14/08/2018

LEYRE

21

DÚRCAL (GRANADA)

PAREJA

18/08/2018

ANA BELÉN VARELA ORDÓÑEZ

50

CABANA DE BERGANTIÑOS (A CORUÑA)

J.G.P

MARIDO

23/08/2018

ESTELA IZAGUIRRE

35

BARCELONA

DIDIER CALDERÓN

NOVIO

27/08/2018

IVANKA PETROVA

60

ORIHUELA (ALICANTE)

MATEY

PAREJA

27/08/2018

NATALYA BALYUK

38

HUARTE (NAVARRA)

ARTEM BALYUK

MARIDO

06/09/2018

DOLORES

68

ZARAGOZA

L. L. M.

MARIDO

08/09/2018

EVA BOU

35

BORRIOL (CASTELLÓN)

JOSÉ LUIS

PAREJA

10/09/2018

YÉSICA MENÉNDEZ

29

EL FRANCO (ASTURIAS)

ABDENEGO DE SOUZA

PAREJA

11/09/2018 JHOESTHER LÓPEZ 32 MADRID NOVIO

16/09/2018

~SIN IDENTIFICAR~

71

BARCELONA

MARIDO

21/09/2018

SARA MARÍA ANGELES E. J.

40

UBEDA (JAÉN)

EXPAREJA

25/09/2018

NURIA ALONSO MESA

39

MARACENA (GRANADA)

EX PAREJA

25/09/2018

NEREA

6

CASTELLÓN

RICARDO

PADRE

25/09/2018

MARTINA

2

CASTELLÓN

RICARDO

PADRE

26/09/2018

MAGUETTE MBEUGOU

25

BILBAO

B. N.

MARIDO

27/09/2018

MARÍA MANUELA CASTILLO

44

TORROX (MÁLAGA)

PAREJA

02/10/2018

ELOI

6

03/10/2018

NADEJDA

65

VITORIA (ÁLAVA)

FECHA

NOMBRE

EDAD

LUGAR

AGRESOR

PARENTESCO

06/10/2018

ANNA MARÍA GIMÉNEZ MARTÍNEZ

48

SANT JOAN LES FONTS (GERONA)

ANTONIO

EX PAREJA

11/10/2018

AICHA B.

30

GADOR (ALMERÍA)

K. K.

PAREJA

20/10/2018

ASIER NIEBLA MARTÍNEZ

61

URNIETA (GUIPÚZCOA)

23/10/2018

MARÍA JOSÉ PALLARÉS

67

ARGANDA DEL REY (MADRID)

ESPOSO

24/10/2018

FÁTIMA

36

SEVILLA

ENRIQUE

EX PAREJA

24/10/2018

YOLANDA JAÉN GÓMEZ

50

PAMPLONA

24/10/2018

MARÍA BLÁZQUEZ

33

FINESTRAT (ALICANTE)

PEDRO

EX PAREJA

10/11/2018

ASIER NIEBLA MARTÍNEZ

28

URNIETA (GUIPÚZCOA)

16/11/2018

SACRAMENTO ROCA MARTÍN

36

PALMA DE MALLORCA

RAFAEL PANTOJA

EX PAREJA

22/11/2018

~SIN IDENTIFICAR~

49

VENDERLL (TARRAGONA)

Fuentes: Ministerio; diarios locales y nacionales, y diversos blogs y páginas especializadas en violencia de género.

http://www.plataformacordobesa.com/computo/

REGLAMENTO DEL CONSEJO MUNICIPAL DE LAS MUJERES. AYUNTAMIENTO DE CORDOBA

CAPÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º.

  • El Consejo Municipal de las Mujeres es el órgano máximo de participación democrática de las mujeres de la ciudad de Córdoba y de sus asociaciones en los asuntos municipales.

  • El Consejo se regirá por el presente Reglamento, y en lo no contemplado en el mismo, por el Reglamento de Participación Ciudadana y las demás disposiciones que le sean de aplicación.

  • Gozará de autonomía con respecto a la Corporación Local.

Artículo 2º.

El Consejo Municipal de las Mujeres tendrá como finalidad la elaboración de estudios, informes y propuestas para hacer efectivo el principio de igualdad de las mujeres en todos los ámbitos de la vida política, económica, cultural, educativa y social del Municipio de Córdoba.

Artículo 3º.
  • Para la consecución de los fines del artículo anterior el Consejo Municipal de las Mujeres realizará las siguientes funciones:

  1. Promover, colaborar y asesorar en la realización de estudios sobre la situación de la mujer en el municipio de Córdoba, cuyos resultados sirvan de base para cualquier propuesta de actuación.

  2. Potenciar la participación de las mujeres en los asuntos municipales.

  3. Fomentar el asociacionismo entre las mujeres estimulando su creación y prestando el apoyo y la asistencia que le fuese requerida.

  4. Proponer la adopción de medidas dirigidas a eliminar los obstáculos que dificultan la igualdad real y efectiva de las ciudadanas de Córdoba.

  5. Impulsar la colaboración y cooperación entre asociaciones y entidades, ya sean públicas o privadas, que desarrollen actuaciones para la promoción de las mujeres.

  6. Velar por el cumplimiento de acuerdos del Pleno en medidas y actuaciones de especial incidencia sobre las mujeres.

  7. Actuar como receptor de información municipal, comunicando y difundiendo la misma a los colectivos de mujeres.

  • Las funciones del Consejo Municipal de las Mujeres se ejercerán mediante la emisión de dictámenes, informes o peticiones, actuando como órgano consultivo y asesor no vinculante para los órganos de gobierno municipales.

Artículo 4º.
  1. El Ayuntamiento facilitará, los medios oportunos para el cumplimiento de las funciones del Consejo de las Mujeres y su adecuado funcionamiento.

    1. Contará con presupuesto aprobado por los órganos correspondientes, en función de la programación del Consejo y dotación económica independiente en los Presupuestos Generales del Excmo. Ayuntamiento de Córdoba.

    1. El Ayuntamiento de Córdoba dispondrá la asignación de una sede para el Consejo Municipal de las Mujeres.

CAPÍTULO II COMPOSICIÓN

Artículo 5º.

  1. Podrán formar parte del Consejo Municipal de las Mujeres:

  1. Las Asociaciones u Organizaciones de Mujeres reconocidas legalmente y que figuren inscritas en el Registro Municipal de Asociaciones, con al menos 6 meses de antigüedad (artº 34.1 del Reglamento de Participación Ciudadana).

  2. Las Áreas o Secciones de Mujer de Organizaciones Ciudadanas, con autonomía funcional e independencia, que desarrollen trabajos encaminados a conseguir los objetivos generales del Consejo.

  3. Las Secretarías o Departamentos de la Mujer de los Sindicatos.

  4. Las Cátedras o Seminarios de Género de la Universidad, y de aquellas que perteneciendo a la Universidad reciban el apoyo de otras Instituciones.

  5. Consejos Locales.

  6. Los Partidos Políticos con representación en la Corporación Municipal.

  1. Podrán asistir personal técnico y/o experto, con voz pero sin voto, previa autorización de la Presidenta.

Artículo 6º.
  1. La integración de las Asociaciones u Organizaciones en el Consejo Municipal de las Mujeres se hará, por acuerdo de la Comisión Permanente, y posterior ratificación de la Asamblea General.

  2. Deberán cumplir como requisito indispensable el no perseguir fines lucrativos.

Artículo 7º.
  1. Las Asociaciones u Organizaciones que reúnan los requisitos expuestos y deseen formar parte del Consejo, deberán aportar con la solicitud los siguientes datos:

  1. Estatutos de la Asociación u Organización y/o acuerdo de los órganos de gobierno reconociendo autonomía funcional a secciones o colectivos organizados de mujer.

  2. Número de inscripción en el Registro Municipal de Asociaciones.

  3. Nombre de las personas que ocupan los cargos directivos.

  4. Domicilio social.

  5. Certificación del número de socias.

  6. Nombre de las personas representantes y suplentes de la Asociación u Organización en el Consejo Municipal de las Mujeres.

  1. Cualquier modificación de los datos aportados deberá notificarse a la Secretaría del Consejo dentro del mes siguiente al que se produzca.

Artículo 8º.
  1. Se perderá la cualidad de miembro del Consejo por cualquiera de las siguientes causas:

  1. Disolución de asociación.

  2. Voluntad propia.

  3. Por causar baja en el Registro Municipal de Asociaciones.

  4. Por falta de asistencia de todas sus representantes a la Asamblea General, tres veces consecutivas.

  5. Por no comunicar en los plazos establecidos la modificación de los datos a que se refiere al artículo 7.

  6. Por el incumplimiento reiterado del presente reglamento, de los acuerdos de los Órganos de Gobierno y la perturbación grave del funcionamiento del Consejo.

  1. Dicha pérdida será acordada por la Asamblea General a propuesta de la Comisión Permanente, una vez tramitado el expediente oportuno en el que habrá de darse audiencia a la Asociación.

CAPÍTULO III ÓRGANOS DE GOBIERNO

Artículo 9º.

El Consejo Municipal de las Mujeres contará con los siguientes órganos de gobierno:

  1. La Asamblea General

  2. La Comisión Permanente

  3. El/La Presidente/a

  4. La Vicepresidenta

Artículo 10º.
  1. El órgano superior del Consejo es la Asamblea General, que tendrá la siguiente distribución:

  1. La/El Presidenta/e.

  2. La Vicepresidenta.

  3. Una representante de cada una de las Asociaciones u Organizaciones de Mujeres.

  4. Una representante de cada una de las Áreas o Secciones de Mujer de Organizaciones Ciudadanas con autonomía funcional e independencia, que desarrollen trabajos encaminados a conseguir los objetivos generales del Consejo.

  5. Una representante de cada una de las Secretarías o Departamentos de la Mujer de los Sindicatos.

  6. Una representante de cada una de las Cátedras o Seminarios de Género de la Universidad, y de aquellas que perteneciendo a la Universidad reciban el apoyo de otras Instituciones.

  7. Una representante de cada uno de los Consejos Locales existentes.

  8. Una representante de cada uno de los Grupos Políticos de la Corporación Municipal.

  1. Cada asociación, Entidad o Grupo designará a sus propias representantes y suplentes.

  2. El Consejo estará formado por mujeres, salvo por imposibilidad manifiesta.

  3. El Consejo se renovará cada cuatro años, coincidiendo con el año posterior a la convocatoria de elecciones municipales.

Artículo 11º.

Corresponde a la Asamblea General:

  1. Señalar las líneas generales de actuación del Consejo.

  2. Aprobar el Programa anual de actividades a desarrollar por el Consejo y la Memoria anual del mismo, así como dictaminar el Programa anual del Departamento de Mujer.

  3. Aprobar el Proyecto de Presupuesto y elevarlo al Pleno del Ayuntamiento para su aprobación definitiva.

  4. Crear Comisiones de Trabajo a propuesta de la Comisión Permanente.

  5. Proponer las propuestas de modificación del presente reglamento, por mayoría absoluta de sus miembros.

  6. Aprobar la admisión de nuevas Asociaciones u Organizaciones en el Consejo, previa propuesta de la Comisión Permanente.

  7. Aprobar el acta de las sesiones anteriores.

  8. Elegir y cesar a las componentes de la Comisión Permanente, según el procedimiento establecido en el artº 14 del presente reglamento, salvo a la Presidenta.

  9. Cualesquiera otras que, correspondiendo al Consejo, no estén expresamente atribuidas a otros órganos.

Artículo 12º.
  1. La Comisión Permanente está integrada por La/El Presidenta/ e y las Vocales.

  2. Se nombrará una vocal como representante por cada uno de los Grupos Políticos Municipales, excepto el que ocupe la Presidencia.

  3. Se nombrarán dos Vocales como representantes de las Secretarías o Departamentos de la Mujer de los Sindicatos más representativos.

  4. El resto de las Vocales, serán elegidas democráticamente por la Asamblea General siempre superando en uno al número total de cargos asignados a la Presidenta, Sindicatos y Grupos Políticos.

  5. La Comisión Permanente nombrará asimismo el cargo de Vicepresidenta de entre las Vocales que forman parte de la misma.

  6. La Comisión Permanente será renovada cada cuatro años, coincidiendo con el año posterior a la convocatoria de elecciones y coincidiendo también con la renovación del Consejo.

Artículo 13º.

Corresponde a la Comisión Permanente:

  1. La gestión ordinaria del Consejo Municipal de las Mujeres.

  2. Preparar los asuntos que deba conocer la Asamblea General.

  3. Diseñar y planificar el Programa anual de actividades del Consejo y la Memoria anual del mismo, elevándolos a la Asamblea General para su aprobación.

  4. Proponer a la Asamblea General la creación de Comisiones de Trabajo y coordinar la labor de dichas Comisiones.

Artículo 14º.
  1. La elección de las vocales cuyo nombramiento corresponde a la Asamblea se realizará mediante votación por papeleta donde se recogerán los nombres de las diferentes candidatas. Podrán ser candidatas cualesquiera de las integrantes de la Asamblea General y deberán presentar su candidatura con una antelación de al menos dos días.

  2. Cada componente de la Asamblea votará a tres de las candidatas presentadas, recayendo la elección por orden necesario, en aquellas que obtengan mayor número de votos.

  3. Si se produjera empate se procederá a celebrar nueva votación entre las aspirantes.

  4. El número de representantes titulares de la Comisión Permanente recaerá entre las que obtengan mayor número de votos, estableciendo una lista cerrada de suplentes de mayor a menor votación hasta un máximo de cinco, en previsión de cubrir posibles vacantes de vocales elegidas por la Asamblea.

Artículo 15º.
  1. Se pierde la condición de componente de la Comisión Permanente por las causas reguladas en el art. 8 de este Reglamento y por revocación del mandato de la Organización que representa. En tales casos, en la próxima Asamblea General que se celebre se elegirá el cargo vacante de entre las candidatas que se presenten.

  2. En el caso de que el cese se produzca en las representantes de Organizaciones Sindicales o en las de Partidos Políticos, se deberá sustituir a las mismas en un plazo no superior a quince días.

  3. En el caso de las representantes de las Asociaciones u Organizaciones de Mujeres, se procederá a cubrir por orden de lista cerrada acordada en Asamblea y conforme al número de vacantes.

  4. Cuando se produzca el cese de 1/3 o más de dicha Comisión, se convocará una Asamblea Extraordinaria en el plazo de un mes.

Artículo 16º.

Son atribuciones de la Presidenta:

  1. Ostentar la representación del Consejo y dirigir su actividad.

  2. Convocar sesiones y presidirlas, moderando el desarrollo de los debates y dirimiendo las votaciones en caso de empate.

  3. Asegurar el cumplimiento de los acuerdos.

  4. Resolver, oída la Comisión Permanente, las dudas que se presenten en la aplicación del presente Reglamento.

  5. Informar a la Corporación de los acuerdos del Consejo Municipal de las Mujeres.

  6. Ejercer cuantas funciones le encomiende la Asamblea General, siempre que sean inherentes a su condición.

Artículo 17º.

La Presidenta del Consejo será El/La/ Concejal/a responsable de las Políticas de Igualdad.

Artículo 18º.

La Vicepresidenta sustituirá a La/el Presidenta/e en caso de vacante, ausencia o enfermedad, poniéndolo en conocimiento de la Comisión Permanente.

CAPÍTULO IV COMISIONES DE TRABAJO

Artículo 19º.

  1. La Comisión Permanente podrá proponer a la Asamblea General la creación de Comisiones de Trabajo, para el estudio y elaboración de propuestas sobre temas específicos.

  2. A las Comisiones de Trabajo podrán asistir mujeres que por su especial interés en los temas a tratar quieran participar de forma activa, previa solicitud y aprobación de la Comisión Permanente, y posterior información a la Asamblea General. Dichas personas podrán asistir con voz, pero sin voto, a la Asamblea General.

Artículo 20º.

1. Cada Comisión de Trabajo elegirá de entre sus miembros, una Responsable o Portavoz del grupo. La Portavoz informará de forma periódica por escrito sobre el desarrollo de la Comisión de Trabajo. Asimismo podrán asistir a las reuniones de la Comisión Permanente a petición de la Presidencia o de un tercio de las componentes de la Comisión Permanente.

CAPÍTULO V LA SECRETARÍA

Artículo 21º.

La Secretaría es el órgano al que compete la gestión administrativa de los asuntos del Consejo Municipal de las Mujeres y la asistencia al mismo.

Artículo 22º.

La Secretaría será designada por la Presidenta del Consejo, entre las/os trabajadoras/es del Departamento de Mujer e Igualdad del Ayuntamiento.

Artículo 23º.

La Secretaría actuará con voz pero sin voto como Secretaria de la Asamblea General y de la Comisión Permanente, bajo la superior autoridad de la Presidencia.

Artículo 24º.

Las funciones de la Secretaría son:

  1. Asistir a la Presidencia, a la Asamblea General y a la Comisión Permanente en todos los asuntos inherentes a su condición para los que se le requiera.

  2. Efectuar las convocatorias de las sesiones por orden de la Presidencia, así como las citaciones a las componentes del Consejo, enviando la documentación correspondiente.

  3. Levantar acta de las sesiones.

  4. Llevar de forma autorizada el Registro de miembros y representantes de los distintos órganos, así como de las altas y bajas.

  5. Recibir las notificaciones, peticiones de datos, rectificaciones o cualquier otra clase de escritos de los que deba tener conocimiento.

  6. Emitir certificaciones de los acuerdos del Consejo Municipal de las Mujeres.

  7. Custodiar y remitir copia de las actas del Ayuntamiento.

  8. Cuantas otras funciones le sean encomendadas por los Órganos de Gobierno y sean inherentes a su condición.

CAPÍTULO VI FUNCIONAMIENTO DE LOS ÓRGANOS DEL CONSEJO

Artículo 25º.

  1. La Asamblea General se reunirá con carácter ordinario tres veces al año y con carácter extraordinario cuando lo estime oportuno la Comisión Permanente o a petición de un tercio de los miembros de la Asamblea.

  2. La Comisión Permanente se reunirá con carácter ordinario una vez al mes y con carácter extraordinario cuantas veces se considere necesario a propuesta de un tercio de sus integrantes.

Artículo 26º.
  1. Las sesiones de la Asamblea General y la Comisión Permanente serán convocadas por la Presidenta.

  2. Las sesiones ordinarias de la Asamblea General habrán de ser convocadas con diez días de antelación, y en el caso de la Comisión Permanente con un mínimo de tres días. Las sesiones extraordinarias con cuarenta y ocho horas.

  3. Las sesiones quedarán válidamente constituidas cuando asista un tercio del número legal de miembros. En todo caso, es necesaria la presencia de la Presidenta y de la Secretaria, o de quienes legalmente las sustituyan.

  4. La convocatoria deberá contener el Orden del Día fijado por la Presidenta, la fecha, hora y lugar de su celebración, e ir acompañada, en su caso, de la documentación suficiente.

  5. Las sesiones de la Asamblea General y de la Comisión Permanentes se desarrollarán respectivamente en la Sala de Plenos y Sala de Comisiones del Ayuntamiento, salvo imposibilidad manifiesta que se indicará en la convocatoria.

Artículo 27º.
  1. Los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de las presentes, salvo que alguna disposición exija mayoría absoluta.

  2. Existe mayoría simple cuando los votos afirmativos son más de los negativos.

  3. Se entenderá por mayoría absoluta cuando los votos afirmativos son más de la mitad de número legal de miembros.

  4. El voto es personal e indelegable. No se admitirá voto por correo.

  5. En caso de empate se hará valer el voto de calidad del/a Presidente/a.

DISPOSICION ADICIONAL

La modificación total o parcial de este Reglamento, así como la disolución del Consejo Municipal de las Mujeres, corresponde al Excmo. Ayuntamiento Pleno.

DISPOSICION DEROGATORIA

Con la entrada en vigor del presente Reglamento quedan derogados todos los vigentes, en esta materia hasta el momento.

DISPOSICION FINAL

Esta modificación del Reglamento aprobada por el Excmo. Ayuntamiento Pleno en Córdoba con fecha 13 de noviembre de 2012, entrará en vigor una vez cumplidos los requisitos establecidos en el artículo 70.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local.

En Córdoba, a 13 de noviembre de 2012.

La Concejala Delegada de Mujer e Igualdad.- María Eva Pedraza López

EN MEMORIA

En representación de todas esas mujeres luchadoras, feministas “de pura cepa” que se han ido, mujeres de entrega y compromiso incondicional con el feminismo como reivindicación social y política, y forma de vivir, es representación de las que ya no están pero siguen estando, porque las recordamos, hemos querido dejar espacio para una pérdida que nos tocó el alma hace pocos meses, como nos toca el alma la pérdida de todas y de cada una.

RECORDANDO A…. Carmela, Carmen López Román

TE VAS….

Buscando sirenas va Buscando sirenas nuevas Que le canten al pasar.

Rafael Alberti

El comienzo, Carmela, fue aquella tarde cuando llegaste al Juan XXIII y al pie de la escalera que nos llevaba a nuestra sala de reuniones dijiste: “vengo a ver qué es la asamblea de mujeres”. Corrían los años 80. Desde ese momento tu voz, tus ideas y tus sueños de transformación social, formaron parte del entrelazado que éramos. Allí y así, fuimos construyéndonos como mujeres feministas a la vez que teñíamos de color violeta nuestra ciudad, aunque fuera a gruesos brochazos, en luchas contra las violaciones, por el derecho a decidir sobre nuestra maternidad, sobre nuestro cuerpo, sobre nuestra sexualidad y por la autonomía del movimiento feminista. Carmelilla, ojalá encuentres muchas sirenas nuevas que te canten al pasar…

Carmen formó parte de La Asamblea de Mujeres de Córdoba Yerbabuena hasta el año 2005.

EN MEMORIA DE …. CARMEN LÓPEZ ROMÁN (Carmela)

Amelia Sanchis Vidal. 28 de diciembre de 2016.

Carmen López Román ha muerto y no sé cómo llorarla porque aún lo estoy asimilando. Es lo que tiene estar unida a alguien y enterarte que ha desaparecido para siempre. Era mi amiga, esa persona con la que discutes, en sentido literal y filosófico y, además, teníamos un proyecto común ilusionante: ser la primera pareja en presentar un diálogo feminista en el Club de la Comedia. De una inteligencia excepcional, su curiosidad la llevaba a lecturas poco ortodoxas que compartíamos con mucha pasión y más risas. Y ahí, en ese punto desacralizador que da el humor, es donde encontramos nuestro hueco, nuestra confortable guarida, donde analizábamos, ella desde la política y yo desde la filosofía (como me subrayaba) este loco mundo donde vivimos. Su claridad analítica era directamente proporcional al cariño que te tenía.

En ese pacto de contarnos la verdad, que no arrojarla de canto, nunca le agradecí suficiente su certera sentencia: “amiga, si te dedicas a la política será mejor que te rodees de un buen equipo o te meterán muchos goles”. Sus análisis políticos eran antológicos, los realizaba cuatro jugadas antes de que ocurrieran como las buenas ajedrecistas. En nuestras apasionantes conversaciones nos visitaron personas de aquí y de allá vestidas de poesía, filosofía, sociología, cocina, ensayo o política; pero sobre todo rememorábamos escenas de humor… desde los Hermanos Marx hasta Slavoj Zizek pasando por Eva Hache, Ana Morgade, Dani Rovira o Virginia Imaz, la más grande. Disfrutamos de risas y excesos porque las descreídas solo vivimos una vez y sé, por experiencia, que la echaré de menos, mucho.

Pero pensaré en ti querida Carmen; ya sabes amiga, nunca me acostumbré al Carmela.

EN MEMORIA DE CARMEN LÓPEZ ROMÁN.

Murió Carmen López Román y no sé muy bien qué decir porque me la imagino aquí, en la última fila, con un cigarrillo, una copa y la sonrisa socarrona colgada en los labios analizando cada palabra para concluir diciendo: sí, sí, pero yo aquí estoy criando malvas. Así que perdonadme que lea estas palabras, pero ando con la pena enredada y no sería capaz de articular algo coherente digno de nuestra amiga.

Quiero pensar que se fue porque el corazón, de tanto ampliarlo para acoger a seres humanos, ya no le cabía en el pecho. Y no llamó a nadie porque no le dio la gana. Era muy suya, además, la intimidad es lo que tiene, que es de cada cual. A quienes tuvimos la suerte de conocerla lo sabemos y encontrarla un 28 de diciembre fue su particular inocentada. Hale, a ver quién lo supera. Era tan inteligente como feminista y ambas cosas, junto a su agudo sentido del humor, le permitían realizar profundos análisis. De hecho, podían doler tanto que no se necesitaba ver sangre para saber que estaba pariendo ideas. Ella era así: una partera cómica, que no te dejaba ir sin que, al menos, contribuyeras con una palabra o una idea al bien común. Quería analizar las cosas desde la realidad que viven, día a día, la mayoría de los seres humanos, y eso incluye la pobreza, el mestizaje, la necesidad de cultura, y la rebeldía de ser y estar feminista. Quería la paridad, como ella diría, sin paripé. Siempre tan auténtica, tan tierna bajo su vestido de erizo que se ponía, equitativamente, unos días hacía afuera y otros hacia adentro, porque se exigía a ella tanto como exigía a las demás. Verdad y lealtad.

Hablábamos por el CARA LIBRO, como llamaba al FB, y por el móvil hasta que decidimos ensayar para nuestro diálogo del Club de la Comedia y cambiamos de escenario. En realidad, con esa ternura que la caracterizaba, lo hizo para que no me cansara escribiendo. Siempre tan atenta y gentil. Lo mismo nos íbamos de copas a la República de las Letras y acariciábamos los libros mientras repasábamos la crónica política en clave de humor, como íbamos a un concierto de Rozalen para, en pleno éxtasis, mover el esqueleto. Eso de bailar nos quedaba grande, confieso que ambas teníamos una gracia particular: no se sabía muy bien si nos movíamos a ritmo de soul o estábamos buscando monedas por el suelo. Poco nos importaba, la meta era gozar y eso lo conseguíamos.

Un día, y eso es amor verdadero, la invité al musical Mamma Mía, lo sé puse a prueba su cariño, pero no hubo más que hablar. Acabamos en el Gran Teatro cantando un cumpleaños feliz, y riendo más felices todavía. Cada vez nos veíamos más a menudo para deleitarnos con las pequeñas cosas del día a día. Para hablar de la vida y también de la muerte, de los fantasmas del más acá, porque sabíamos que los del más allá no existen y que, incluso, las nubes no huelen.

Preferíamos ser las viejitas de los teleñecos en asambleas y reuniones para discutir de lo que sí huele porque es más real y necesita de soluciones más urgentes.

Algunas veces Carmen estaba cansada y enfadada pero no podía parar su labor de ACTIVISTA-CUIDADORA. Esa doble y triple jornada le daba ascendente moral para cantarle las cuarenta en bastos a alguien y, pasando de la risa al llanto, decía las cosas con contundencia. Era su verdad, contada con pasión universal. Otras veces relataba las cosas con esa gracia tan suya, y después de hacerte llorar de la risa, los desencuentros pasaban a un segundo plano para buscar primero las concordancias. Tenía mucho arte como mediadora y como contadora de relatos porque te dejaba con las emociones a flor de piel.

También sabía lo que decía cuando hablaba del uso del tiempo, de la importancia de los ritmos y de la amistad. Guardo para mí que quienes, por esas mil circunstancias de la vida, no tenemos a la familia cerca hacemos de las amigas, las personas, una familia tan fuerte como compleja. Y Carmen era parte de mi familia, de ese complejo entramado compuesto por personas que sabemos que, a su lado, nunca estamos solas. Desde que estuve enferma, ella pasó a formar parte de mi núcleo duro, y consiguió que una dispersa profesional, cada vez más desarraigada, se sintiera acogida, en la cabeza y el corazón.

Ella, Carmen, mi amiga, tu amiga, la amiga de las personas que nos hemos congregado hoy aquí, no quería construir catedrales, de esas que te hace sentir pequeña, para albergar la amistad con cada una de nosotras. ELLA quería que construyéramos guaridas seguras (refugio de gente, dice el María Moliner), de las que hacen sentirte grande.

Y realmente, grande es quien te hace sentir grande, por eso, para tantas personas Carmen era inmensa.

Acabo con un post y un poema escrito por nuestra querida Carmen, para muchas de vosotras, Carmela.

DECÍA EN EL POST CARMEN:

“Tengo un don, el don de saber reírme de mis torpezas, reírme a veces del malhumorado día, de mi pudor y de mi timidez.

Tengo un don, se reírme de mi.

Y me agota hasta la saciedad quien ni se ríe de na, o se burla de todo”.

Gracias Carmen por habernos/haberme dado tanto.

Amelia Sanchis Vidal. 28 de diciembre de 2016

RECURSOS

Plataforma cordobesa contra la Violencia a las Mujeres http://www.plataformacordobesa.com/

http://www.plataformacordobesa.com/computo/ Plataforma Nosotras Decidimos

https://www.facebook.com/pages/category/Community/Plataforma-Nosotras-Decidimos-C%C3%B3rdoba- 827497523938605/

Fórum de Política Feminista, agrupación de Córdoba http://www.forumpoliticafeminista.org/?q=agrupaci%C3%B3n-de-c%C3%B3rdoba

La marea violeta

https://colectivofeministasenmovimiento.wordpress.com/2012/01/20/que-es-la-marea-violeta/

Consejo Municipal de las Mujeres

https://igualdad.cordoba.es/participacion-tu-ayuda-cuenta/consejo-municipal-de-las-mujeres

Enlances videos: https://www.facebook.com/827497523938605/videos/1754632347891780/

Paradigma Media Andalucia https://www.paradigmamedia.org

Esta recopilación de pinceladas de Memoria del Movimiento Feminista de Córdoba es una actividad subvencionada y promocionada por Promoción de la Igualdad, Ayuntamiento de Córdoba.

Desde Paradigma Media Andalucía hemos querido contribuir con nuestro granito de arena para mantener la memoria del movimiento feminista viva, traspasando generaciones, con pinceladas, humildes pinceladas, y sin mayor ambición que la aportar pinceladas dando voz a las protagonistas que realmente viven, construyen y escriben la historia del feminismo, las feministas luchadoras por un mundo feminista, ayer, hoy y mañana.

Mujeres que con su entrega incondicional han contribuido y contribuyen, día tras día, a construir un mundo más igualitario, justo y solidario.

¡ Gracias de corazón a todas y cada una de vosotras !

Paradigma Media Andalucía es una iniciativa ciudadana de comunicación que surge de la necesidad de cubrir las carencias informativas que tiene la sociedad, mediante la participación directa y colaborativa, con fuentes contrastadas, sin tergiversación según qué intereses, que de voz a las realidades sociales, a sus problemas, a sus necesidades. Se trata de poner la información al servicio de la persona, para que le sirva como fundamento para sus tomas de decisión, frente al uso de las personas a través de la información. Todo ello desde una experiencia ciudadana, sin ánimo de lucro, transparente, plural y participativa.

www.paradigmamedia.org

No nací mujer,

Con la boquita pintada

y la coquetería entre los dedos.

No llevo la dulzura Agazapada en mis neuronas.

No nací cortesana, ni débil,

+

ni científica, ni bruja, ni maga

No nací señorita, ni dama.

No nací amando los bordados, ni a los hombres.

No nací madre. No nací puta.

No nací con mano izquierda y manejando ollas.

No nací ni mejor ni peor que otras…

criaturas.

Nací Hembra

y a ser mujer me condenaron de por vida…

Carmen López Román 13 marzo 2016

Un año sin Julio

Un año sin Julio

Hace un año nos dejaba nuestro queridísimo amigo y socio de esta casa, Julio Anguita, ex-alcalde de Córdoba, histórico dirigente de IU y el PCE y militante de muchas, muchísimas, luchas que intentan construir otro mundo mejor y posible. Su corazón dejó de latir el...

Ya está aquí el último ¿Qué tal, cómo estamos? En Paradigma Radio

Ya está aquí el último ¿Qué tal, cómo estamos? En Paradigma Radio

Llega de nuevo ¿Qué tal, cómo estamos? En directo, desde el estudio Félix Ortega en Paradigma Radio Conducido por Enrique Rodríguez e Inés Fontiveros con David Luna en el Artículo 44 y en la técnica con el gran Adrián Velarde y la colaboración del alumnado de el Ciclo...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.