15-E en Córdoba: miles de mujeres en la calle ante “el vergonzoso pacto de gobierno en Andalucía que amenaza sus derechos”

César Pérez / Carola Reintjes.

Miles de personas se movilizaron ayer desde las siete de la tarde en la Plaza de las Tendillas covocadas por organizaciones feministas, como en tantas ciudades de todo el país. La concentración daba continuidad a una jornada histórica de respuesta a quienes desde la Junta de Andalucía pretenden recortar derechos reconocidos para las mujeres de la mano del nuevo Gobierno PP-Ciudadanos apoyado por el partido ultraderechista Vox. De todos los rincones de la provincia acudieron para llenar la popular plaza céntrica. En total, nueve autobuses llegaron repletos de mujeres y hombres para sumarse desde Palma del Río, Posadas, Nueva Carteya, Doña Mencia, Montalbán, La Rambla, Puente Genil, Baena y Lucena.

En concreto, Vox propone la derogación de la “Ley 12/2007, de 26 de noviembre, para la promoción de la igualdad de género en Andalucía”: Esta ley interviene totalitariamente en todos los niveles de la sociedad con el pretexto de promocionar a las mujeres, y partiendo de la premisa errónea de que, si no se alcanza una ratio 50/50 en todos los ámbitos, es porque las mujeres han sido discriminadas. La igualdad de derechos está garantizada en España desde hace décadas”. Pero también la “derogación de la “Ley 8/2017 para garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares en Andalucía. Los derechos de las personas de orientación homosexual están ya reconocidos en las leyes ordinarias y la Constitución. España no es un país “homófobo” que necesite leyes especiales”. Para ello, su punto de partida no reconoce la discriminación de las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad, en particular en el laboral, y pretende equiparar la violencia y asesinatos machistas con una generalización de esta “violencia” que incluiría a los “hombres maltratados”. De la misma manera, y respecto al colectivo LGTBI, Vox ignora las cifras de incidentes violentos contra este colectivo, 287 incidentes homófobos solo el año pasado.

En la mañana de ayer, el portavoz del grupo parlamentario de Vox, Francisco Serrano, aseguró en Sevilla que “no se puede permitir que haya una kale borroka en la puerta del Parlamento”, en referencia a la concentración de colectivos feministas que protestaron en el inicio del debate de investidura de Juanma Moreno como presidente de la Junta de Andalucía. La estrategia mediática de este grupo político se ha definido como una extensión de la denominada ventana de Overton, que, en síntexis, viene a describir un rango de ideas que el público puede encontrar aceptable o tolerable. Consistiría en introducir en el debate público conceptos que rompen con lo asimilado en el inconsciente colectivo, en este caso con derechos adquiridos, para tratar de normalizar cuestiones que hoy se consideran aberrantes, tales como la equiparación cualitativa y cuantitativa de la violencia a las mujeres con la que “sufren los hombres”.

Frente a las políticas institucionales que propugna Vox con la connivencia de PP y Ciudadanos, o la banalización de la violencia machista, se escucharon todo tipo de lemas: “Que lo tengan claro, en Andalucía, y en todas partes, nos tendrán enfrente, si retroceden en derechos, vengan de donde vengan… La calle es nuestra”. En el centro de la plaza se abrió un circulo vacío donde se situaron pancartas de tres organizaciones convocantes en primera fila. Un grupo de mujeres se disfrazaron con el atuendo del distópico libro de Margaret Atwood popularizado en la serie “El cuento de la criada“, que describe una sociedad -Gilead- en la que el fascismo fundamentalista relega a la mujer a un objeto cuyo valor se sitúa en sus órganos reproductores por un problema de fertilidad que afecta principalmente a los hombres. Tras pronunciarse manifiestos desde las plataformas convocantes, las criadas se despojaron de los uniformes para bailar y cantar consignas por los derechos de las mujeres.

Miriam Toukan entonó una canción en árabe antes recitada en español por Carola Reintjes, autora de la letra;

María Gómez Díaz, una de las portavoces de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres manifestó a Paradigma los ya conocidos objetivos de acabar con las desigualdades y la violencia contra las mujeres, que son reivindicaciones en el marco de los Derechos Humanos globalmente reconocidos pero que siguen sin cumplirse, y denunció “el pacto vergonzoso que se ha hecho con los neofascistas”: “de un plumazo quieren eliminarnos de las listas del paro y meternos otra vez en la casa, sumisas y pendientes de nuestras parejas, sin contar con los necesarios recursos económicos que garantizan nuestra independencia”. Añadió que las luchas deben confluir: “las mujeres siempre estamos en todas las muchas, porque -a fin de cuentas- todo nos salpica, estamos contra el racismo, la xenofobia, el clasismo, junto a los pensionistas… somos conscientes de la necesidad de seguir en las calles”. Asimismo, adelantó que el año “se presenta muy calentito”, con un nuevo 8 de marzo que se espera multitudinario para que estos nuevos dirigentes “sepan que nos tienen de cara, y que no somos sumisas ni vamos a callarnos ni perder aquello por lo que tantos años hemos luchado, o por lo aún no conseguido”. Por último, reinvindicó el papel de los hombres en estas movilizaciones: “se vieron muchos hombres en Sevilla esta mañana y también ahora en las Tendillas, nuestra causa es su causa”.

Aleyda Collazos, activista de origen colombiano quiso denunciar ante las asistentes el papel de manipulación que vuelven a jugar muchos medios de comunicación, entre ellos, Antena 3, cadena que pretendía circunscribir el movimiento feminista a una supuesta orquestación por parte de partidos políticos. Precisamente hoy volvemos a encontrarnos con otra muestra de este ataque al movimiento feminista desde el Diario Córdoba, cuya web lanza una pregunta indignante por sí misma: ¿Entiende que la manifestación de mujeres ante el Parlamento andaluz se puede considerar un escrache?. Es otro triste intento de criminalizar un movimiento pacífico, como tantos otros. “Las mujeres nos movilizamos porque nos queremos vivas […] son 976 mujeres asesinadas, tres de ellas en estos últimos días [desde que hay registros en España] y las mujeres vamos a seguir en la calle”. Collazos concluyó su intervención llamando a corear un lema: “mujer, nativa o extranjera, la misma clase obrera”, y a “hacer pedagogía sobre todo esto que nos está pasando, en los bares, en las universidades, en nuestras casas…”

Dulce Rodríguez, otra portavoz de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, también quiso dejar claro que el movimiento feminista es independiente y nadie lo tutela; “Clarificar para que no seamos portavozas de las mentiras que dicen las cadenas de televisión. Las mujeres llevamos mucho tiempo en la calle reivindicando derechos, jamás somos tuteladas por nadie, somos libres e independientes, desde hace 22 años que tiene esta Plataforma, hemos sigo claras en nuestras cuentas. Hemos funcionado al principio gracias a la generosidad de asociaciones como Al Alba, La Jara, Cordoban, amistades y personas a título individual, desde entonces con un convenio primero con el Ayuntamiento y después con Diputación donde hay 2 comisiones de seguimiento. Con eso queremos decir que nadie nos paga nada. Respecto a los autobuses de ayer, las personas que fueron aportaron dinero para pagar los autobuses, otras personas a título personal donaron dinero, y colectivos aportaron donación para colaborar a pagar, y lo que queda haremos un sorteo para recoger el dinero que queda que pagar, por lo cual… Nadie nos movilizó, nadie nos pagó nada. Es simplemente ganas de menospreciar el movimiento de mujeres y sus acciones. Y claro, culpabilizar a alguien de la gran movilización que se produjo en Andalucía, España, Berlín, París, Buenos Aires… ALTO y CLARO hay que decirlo”.

La movilización feminista en Sevilla ya había superado todas las expectativas, que eran moderadas al ser el de ayer un día laborable, con miles de personas rodeando el Parlamento Andaluz, que obligaron finalmente a la policía a cortar la calle al tráfico, ya que la aplanada rebosaba de manifestantes. El PP, Ciudadanos y Vox tendrán que tener muy en cuenta el aviso conduntente e incondicional “Ni un paso atrás en políticas de igualdad”, si no quieren tener a las mujeres en la calle a lo largo de la legislatura, entre ellas muchas mujeres de sus propias filas. Lo acontecido durante el 15 de enero se considera “un toque de atención serio, sereno, pero repleto de vitalidad y alegría”.

El movimiento se extendió a todas las capitales españolas, particularmente multitudinarias las de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, pero también a ciudades europeas como Berlín, París, Toulouse o Buenos Aires o a municipios de la provincia como Priego, Lucena y Cabra, que se volvían a llenar de personas con el mismo lema «Ni un paso atrás».

Manifiestos de organizaciones feministas de Córdoba;

NUESTROS DERECHOS NO SE NEGOCIAN. NI UN PASO ATRÁS EN IGUALDAD Y DIVERSIDAD.

PLATAFORMA CORDOBESA CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

Respetando la diversidad y desde los movimientos feministas de Andalucía,

convocamos a la sociedad de nuestra tierra, de nuestro Estado, a que nos acompañen en las acciones que vamos a realizar para denunciar este sistema patriarcal, capitalista y racista que día a día nos agrede, nos viola y nos asesina; para denunciar la justicia patriarcal que sólo nos cree cuando somos asesinadas; para reivindicar que seguimos siendo nosotras las que sostenemos la vida echándonos a nuestras espaldas el peso de los cuidados y las que realizamos los trabajos más precarizados, por eso reivindicamos la igualdad real entre mujeres y hombres.

Hoy nos movilizamos con motivo del debate de investidura que materializará el vergonzoso pacto de gobierno en Andalucía en el que se está negociando con nuestros derechos, usándolos como moneda de cambio y negando la incuestionable realidad de las violencias machista y racista.

Nos llaman inconstitucionales pero la Ley integral de Violencia de Género es una de las normas sobre cuya constitucionalidad existen menos dudas, ya que ha sido sometida a más de 200 cuestiones de inconstitucionalidad y desde 2008 ha sido declarada sistemáticamente constitucional por el Tribunal Constitucional.

Lo contrario a la Constitución sería olvidar la escalofriante cifra de 976 mujeres asesinadas desde que tenemos datos y una media de 150.000 denuncias anuales por violencia de género, de las cuales según el Consejo General del Poder Judicial son falsas 0,007%. Derogar una ley que pretende proteger a las mujeres y prevenir una violencia que hace imposible la convivencia pacífica y democrática pone en peligro el presente y el futuro de las mujeres y de sus hijos e hijas menores.

ASAMBLEA DE MUJERES SUBVERSIVA

Existe en el mundo una violencia específica contra las mujeres y niñas que se llama machismo y patriarcado.

Porque renunciar a nuestro trabajo para cuidar es violencia.

Porque los empleos feminizados son los más precarios.

Porque enfermar por cuidar es violencia.

Porque los recortes en dependencia son violencia.

Porque los recortes sociales son violencia.

Porque la revictimización es violencia.

Porque los partos inducidos es violencia . SUBVERSIÓN.

Nadie puede enmascarar esa realidad sin cometer una grave y miope injusticia contra más de la mitad de la población que somos nosotras, las mujeres.La vigente ley de violencia de género es mejorable y así lo venimos denunciando, pero, no pueden por mucho que mientan, negar la existencia de esta violencia patriarcal que nos asesina a las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. Esta violencia, es la prueba más brutal de las múltiples desigualdades a las que estamos sometidas las mujeres. La organización mundial de la salud, estima que un 30% de las mujeres que han tenido una relación de pareja han sufrido alguna forma de violencia, y un 38% de los asesinatos de mujeres en todo el mundo son cometidos por su pareja masculina. Cada 5 horas una mujer es violada en nuestro país, mientras dichos violadores andan sueltos, la justicia patriarcal sigue culpabilizando a las mujeres, dejando sueltos a las “manadas” machistas, pero las mujeres, no vamos a permitir que se dé ni un paso atrás. Ningún pacto de gobierno puede suponer eliminar los derechos que juntas y con tanto esfuerzo hemos conquistado.

PLATAFORMA NOSOTRAS DECIDIMOS

Siguiendo las bases sentadas en el 8M, nuestra lucha seguirá siendo por un feminismo inclusivo, interseccional, antirracista, antifascista y anticapitalista, que ponga la defensa de la vida en el centro de la economía, de la política y de la cultura. Porque somos conscientes de nuestras opresiones, no vamos a permitir ninguna otra.

Ni muertas ni heroínas, nos queremos vivas y libres, fundamentalmente sin miedo a movernos  libremente por nuestras ciudades o pueblos, por nuestras costas o montes, de noche o de día, asistiendo a ferias, haciendo deporte, trabajando en fábricas, en campos, en despachos, cocinando,  sirviendo copas, o haciendo encajes de bolillos, en bibliotecas o en discotecas,…. Somos muchas, somos payas, gitanas, migrantes, racializadas, lesbianas, trans… Somos diversas y no vamos a permitir que se nos someta a ningún tipo de explotación o criminalización.   Defenderemos unidas, en sororidad  nuestros barrios y ciudades diversas frente al discurso  neofascista del miedo, discurso machista, racista y clasista que nuevamente, encontramos en auge. Desde la frontera sur nos damos las manos entre hermanas, autóctonas, migradas, refugiadas gritando en común que ningún ser humano es ilegal.

Que quede claro: en Andalucía y en todo el territorio nos van a tener enfrente, no permitiremos ni un paso atrás en los derechos y libertades de todas nosotras, vengan de donde vengan. Hoy empiezan estratégicamente desde Andalucía, pero en unos meses esta amenaza de involución se puede hacer realidad en todo el país y unidas nos encontrarán.

Asociaciones feministas de mujeres de toda Andalucía #NiUnPasoAtrasEnIgualdadYDiversidad #ConNuestrosDerechosNoNegociamos

Manifiesto a escala andaluza;

MANIFIESTO 15E – MOVILIZACIÓN FEMINISTA POR ANDALUCÍA
NUESTROS DERECHOS NO SE NEGOCIAN. NI UN PASO ATRÁS EN IGUALDAD Y DIVERSIDAD.

El movimiento feminista y las mujeres de Andalucía, desde nuestras diversidades, convocamos a la sociedad de nuestra tierra, de todo el Estado, a que nos acompañe en las acciones de este martes 15 de enero para denunciar este sistema patriarcal, capitalista y racista que día a día nos agrede, nos viola y nos asesina. Para denunciar la justicia patriarcal que sólo nos cree cuando somos asesinadas. Para reivindicar que seguimos siendo nosotras las que sostenemos la vida echándonos a nuestras espaldas el peso de los cuidados y las que realizamos los trabajos más precarizados.
Hoy nos movilizamos con motivo del debate de investidura que materializará el vergonzoso pacto de gobierno en Andalucía en el que se está negociando con nuestros derechos, usándolos como moneda de cambio y negando la incuestionable realidad de la violencia machista y racista.

La vigente ley de violencia de género es claramente insuficiente y así lo venimos denunciando. Hay mucho aún por mejorar. Pero no pueden, por mucho que mientan, negar la existencia de esta violencia patriarcal que nos asesina a las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. Esta violencia es la prueba más brutal de las múltiples desigualdades a las que estamos sometidas las mujeres.

La Organización Mundial de la Salud estima que un 30% de las mujeres que han tenido una relación de pareja ha sufrido alguna forma de violencia, y un 38% de los asesinatos de mujeres en todo el mundo son cometidos por su pareja masculina. Cada 5 horas una mujer es violada en nuestro país. Mientras dichos violadores andan sueltos, la justicia patriarcal sigue culpabilizando a las mujeres, dejando sueltas a las “manadas” machistas. Pero las mujeres no vamos a permitir que se dé ni un paso atrás. Ningún pacto de gobierno puede suponer eliminar los derechos que juntas y con tanto esfuerzo hemos conquistado.

Siguiendo las bases sentadas en el 8M, nuestra lucha seguirá siendo por un feminismo inclusivo, interseccional, antirracista, antifascista y anticapitalista. Porque somos conscientes de nuestras opresiones, no vamos a permitir ninguna otra.

Ni muertas ni heroínas, nos queremos vivas y libres, fundamentalmente sin miedo a movernos libremente por nuestras ciudades o pueblos, por nuestras costas o montes, de noche o de día, asistiendo a ferias, haciendo deporte, trabajando en fábricas, en campos, en despachos, cocinando, sirviendo copas, o haciendo encajes de bolillos, en bibliotecas o en discotecas,….
Somos muchas, somos payas, gitanas, migrantes, racializadas, con diversidad funcional, lesbianas, trans… Somos diversas y no vamos a permitir que se nos someta a ningún tipo de discriminación, explotación o criminalización. Defenderemos unidas, en sororidad, nuestros barrios y ciudades, diversas frente al discurso neofascista del miedo, discurso machista, racista y clasista que nuevamente encontramos en auge. Desde la frontera sur nos damos las manos entre hermanas, autóctonas, migradas, refugiadas, gritando en común que ningún ser humano es ilegal.

Que quede claro: en Andalucía y en todo el territorio nos van a tener enfrente, organizadas. No permitiremos ni un paso atrás en los derechos y libertades de todas las mujeres, vengan de donde vengan. Hoy empieza estratégicamente en Andalucía, pero en unos meses esta amenaza de involución se puede hacer realidad en todo el país, y unidas nos encontrarán.

Colectivos de mujeres y feministas de Andalucía
#NiUnPasoAtrasEnIgualdadYDiversidad #NoNegociamos

Colectivos andaluces adheridos:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.