• Ante el anuncio de la Junta de Andalucía de cobrar una media de 3€ en aquellos museos que gestiona.
  • Denuncia el modelo que se aplica basado en servicios y no en cultura.

Si bien la Federación Vecinal no entra en si debe o no cobrarse la entrada a museos, sí que entiende que el impacto que causará será el de potenciar un tipo de turismo que, precisamente, es el caballo de batalla de Córdoba: el del turismo estacional, que es el que llega a la ciudad y ni siquiera pernoctan en ella, tras pasar por monumentos y museos más emblemáticos. Ese turismo, que busca los servicios en vez de la cultura, produce unos ingresos que no redundan en la ciudad. Según Al-Zahara, “anteponer para el sector del turismo y para nuestro patrimonio el cobro de entradas en los museos y no poner sobre la palestra otras medidas para romper la estacionalidad, incrementar el gasto, etc,… es ignorar que se está potenciando sólo un tipo de turismo de baja calidad y cuyos ingresos no se ven reflejados en la mejora de la ciudadanía ni de su patrimonio”.

La Federación Vecinal aprovecha para recordar que fue la única que ha defendido siempre el estudio de la implantación de una tasa turística con carácter finalista que redunde en los servicios y empresas turísticas de la ciudad, así como al mantenimiento patrimonial. El argumento para la negativa de la Junta de Andalucía y de la mayor parte de los sectores e instituciones fue que el pago de esa tasa mermaría las visitas. Ahora, sin embargo, la Junta plantea cobrar una cantidad similar a la de la tasa, pero para cada museo que se visite con lo que, siguiendo su misma lógica, mermará con más motivos la afluencia de turistas.

Cabe recordar que, en Baleares, donde hay establecida una tasa turística, ésta consiste en 3€ por persona. La propuestas de Al-Zahara en el anterior mandato municipal, fue el cobro como tasa de 50 céntimos para viajeros que llegan a la ciudad en autobuses turísticos, y de 1€ o 1,50€ por habitación, sin contar a menores, para aquellos turistas que se alojen en establecimientos. “No consideramos, evidentemente, que esta tasa turística sea la solución perfecta. Pero, del mismo modo, estimamos que las posibilidades para mejorar nuestro turismo y nuestro patrimonio pasan por soluciones globales y no soluciones parciales. Nuestro patrimonio debe ser mantenido no sólo por el que va a visitar un museo, sino también por el que pasea por nuestra ciudad, o ¿es que acaso nuestras calles, Casco Histórico, Patios, etcétera no son Patrimonio de la Humanidad?” se pregunta la directiva de Al-Zahara.