4 junio, 2022

Mª José Espino Bermell

Árboles, ¿qué árboles? ¿Los que nos darían sombran y no están? ¿Los que nos darían oxígeno y no los podemos respirar? ¿ Los que contrarrestan la contaminación del tráfico y no los podemos ver porque ya no están?

Árboles, esos grandes ausentes que no pueden darnos sombra, ni oxígeno, ni aire purificado, ni servirnos de barrera contra el ruido. ¿Dónde están aquellos que dejaron su huella en formas de alcorques y tocones, espacios vacíos y troncos mutilados? ¿Por qué no se han reemplazado? Hay muchas avenidas en Córdoba que si los tienen ¿ por qué en la Avenida de Ollerías no puede ser?

¿Y por qué han hecho amplios acerados sin árboles ni alcorques que prevean un futuro emplazamiento de arbolado? como es el caso de la gran acera donde está situada la pizzería.

Afortunadamente hay gente que con un sencillo gesto, nos recuerda que haberlos, los hubo. Desde hace unos días podemos ver en la Avenida de Ollerías unos discretos carteles recordándonos esos maravillosos árboles ausentes que ya no están y no han sido reemplazados por otros nuevos. Esos que nos ayudarían con sus sombras a aliviar los rigores del calor cordobés, esos que con su oxígeno podrían mitigar los efectos de la contaminación del tráfico.

Y sabemos que solo volveremos a disfrutar de ellos cuando la ciudadanía se dé cuenta de lo mucho que ganamos con su presencia en la limpieza del aire y el frescor de sus sombras y cuanto perdemos con su ausencia.

Si queremos una ciudad más limpia, más saludable y más amable, reclamemos los árboles que nos faltan o al menos no seamos indiferentes ante su ausencia.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.