Atropellado un lince en la carretera de los Pinares de Aznalcázar, en Doñana-Aljarafe.

Ecologistas en Acción va a solicitar por enésima vez a la Administración andaluza que acometa un plan eficiente de medidas para evitar los atropellos de lince ibérico.

Piden una moratoria para nuevas carreteras, planes de control de velocidad eficientes y la actuación inmediata para propiciar las buenas prácticas de conducción de vehículos en los puntos negros identificados.

3 noviembre, 2021

Imagen del lince atropellado el pasado lunes

Un macho adulto de lince ibérico fue atropellado el lunes día 1 en la carretera de los Pinares de Aznalcázar, provincia de Sevilla. Es el quinto ejemplar atropellado en la población Doñana-Aljarafe en lo que va de 2021, manteniéndose la muerte por atropello como la primera causa no natural de muerte de lince ibérico, con un 32%, por delante del furtivismo que es la causa de un 24% de muertes no naturales.

Aunque se invierten muchos millones de euros anuales, con cierto éxito, en criar a estos animales en cautividad para liberarlos posteriormente en el medio natural, no se evita por completo que sean atropellados, lo que deja bien a las claras que el soltar ejemplares no garantiza la viabilidad de la población de linces en Doñana que está en recesión y, mucho menos, considerar que la especie está fuera de riesgo de extinción.

Según ha podido saber Ecologistas en Acción, el lince fue golpeado por un vehículo, muriendo a los pocos minutos, en la pista forestal asfaltada SE-661 a cinco kilómetros del Corredor Verde del Guadiamar, donde se encuentran un camping, una casa forestal de la Junta de Andalucía y una vía pecuaria, el Cordel Camino de los Playeros, siendo la velocidad máxima de 20 km/h.

Ecologistas en Acción ha pedido al Presidente de la Junta de Andalucía que se implique en la conservación de este felino único en el mundo, que se encuentra en peligro de extinción, y que coordine a las dos Consejerías competentes, la de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio y la de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, para que enfoquen sus esfuerzos con carácter de urgencia en la corrección de todos los puntos negros y la permeabilización de todas las carreteras y caminos agrícolas asfaltados, más que en la cuestión secundaria de si se rebaja o no de categoría de protección, pues, consideran desde la organización ecologista, es muy precario el cumplimiento de criterios para ello.

Ecologistas en Acción considera tan necesaria esta decisión política que ni siquiera el Life Lynx Connect, del que es beneficiaria y coordina la Junta de Andalucía, contiene las medidas necesarias, ya que incluye sólo una relacionada con la reducción de muertes por atropello descrita como “Corrección de puntos negros de alta prioridad para que los cruces de carreteras sean seguros en las zonas de conexión, así como monitoreo de la efectividad de esas estructuras de corrección para mantener valores aceptables de muerte no natural por atropellos”, entre las 33 acciones supuestamente diseñadas para mejorar la situación de conservación del lince ibérico y sus poblaciones.

La población considerada como estable y primigenia, la de Doñana-Aljarafe, se encuentra aislada de las otras poblaciones de manera drástica por la autopista entre Huelva y Sevilla, A-49, atrapada en un territorio con numerosos puntos negros identificados como zona de atropello: el camino asfaltado de CHG en Dehesa de Abajo, las carreteras Chucena-Hinojos-Villamanrique, Hinojos-Pilas, Almonte-El Rocío, la carretera Huelva-Mazagón en el entorno de Dunas del Odiel-Laguna de Palos y el camino asfaltado El Rocío-Villamanrique.

Y ello, a pesar de las Zonas Especiales de Conservación de la Red Natura 2000, Corredor Ecológico del Río Guadiamar y Corredor Ecológico del Río Tinto, que deberían recibir especial atención inversora y de proyectos para fomentar su funcionalidad de conectividad ecológica para la especie. Pero la implementación de medidas, al menos en los puntos negros que están perfectamente identificados hace años, no parece encontrarse como prioridad en este proyecto Lynx Connect en el que se están invirtiendo más de 18 millones y medio de euros, siendo el 60% financiado con el fondo europeo Life, cuyo objetivo general es “aumentar tanto el tamaño global de la población como la conectividad entre los núcleos de Lince ibérico para asegurar una metapoblación funcional autosostenible y viable”.

Ecologistas en Acción anuncia que va a solicitar «por enésima vez» a la Administración andaluza que acometa un plan eficiente de medidas para evitar los atropellos de lince ibérico, con una moratoria para nuevas carreteras, planes de control de velocidad eficientes y la actuación inmediata para propiciar las buenas prácticas de conducción de vehículos en los puntos negros identificados.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.