Colectivos animalistas advierten del exceso reiterado de ocupantes en los coches de caballo turísticos

A raíz del accidente ocurrió el miércoles entre un turismo y una calesa, señalan que «es un peligro la circulación de coches de caballos en zonas de vehículos a motor»

19 mayo, 2022

Un caballo con calesa aguantando las altas temperaturas cordobesas en el Casco Histórico

Activistas de la Federación de Asociaciones Protectoras de Animales de Córdoba (FAPAC), la Asociación de Juristas de Córdoba por la Defensa Animal y el Medio Ambiente (DAMAC Juristas), El Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal de Córdoba (CACMA) y Empatiza Córdoba, han lamentado, a través de un comunicado público, el accidente ocurrido el pasado miércoles, 18 de mayo, en la Ribera donde una calesa sufrió el choque de un vehículo y provocó la caída del cochero.

Estas asociaciones consideran que es un peligro la circulación de coches de caballos en zonas de vehículos a motor, tanto para los usuarios de los vehículos como para los animales. Y señalan de que los caballos sufren las altas temperaturas de la ciudad y el exceso reiterado de ocupantes en coches, ya que, según el artículo 14 de la Ordenanza Reguladora del Transporte de Viajeros en Coches de Caballos en el municipio de Córdoba, no debe exceder de seis personas incluyendo al cochero, independientemente del peso del ocupante.

Recuerdan que este fin de semana, coincidiendo con un evento lamentable de violencia hacia los animales en la plaza de toros de los califas, subirán las temperaturas hasta los 43 grados. Advierten que con la Feria, aumentará la circulación de calesas en la ciudad, y avisan, al mismo tiempo, de que, a pesar de la ordenanza vigente, «si no se toma ningún tipo de medida a favor del bienestar de los animales, prevén que algún caballo fallecerá como ha ocurrido recientemente en la Feria de Sevilla y en la romería de Los Barrios de Cádiz«.

Remarcan, igualmente, que el uso de caballos en esas condiciones vulnera el artículo 4.1 de la legislación andaluza 11/2003 de protección animal, por sobrecargo de trabajo y explotación de animales con demasiada fatiga o en condiciones hostiles para poder dedicarse a las actividades que se les exige.

Por ese motivo piden una revisión del decreto 4663 para que sea válido todo el año, ya que el 19 de junio de 2018 el Gobierno autonómico lo aprobó para que las calesas no circulen en los meses de verano, entre las 14.00 hasta las 19.00 horas, si la AEMET marca una alerta en la ciudad de Córdoba.

Invitan, además a la ciudadanía a grabar el número de matrícula de las calesas que incumplan tanto la ordenanza como la normativa vigente, a llamar al 092 para comentarle a la Policía Local el número de matrícula para que puedan personarse en el lugar, y a subir el vídeo/foto a las redes sociales con el hastag #calesasElectricasYa.

Lo consideran importante para concienciar de que los animales están con las personas, no para las personas, y que los caleseros, medios de comunicación y gobernantes consideren las calesas eléctricas como una alternativa sostenible, novedosa para el turismo español, compasiva por la no necesidad de explotar ni mantener un animal con los gastos que conlleva, higiénica por eliminar los olores de los excrementos y orines de caballos de las calles de la ciudad que agravan las altas temperaturas, y beneficiosa por la no obligación del cumplimiento del decreto y varios artículos de la ordenanza ya mencionada.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.