La portavoz adjunta del grupo parlamentario de IU Andalucía Inmaculada Nieto ha desgranado hoy los siete principales incumplimientos cometidos por la Junta de Andalucía en relación a la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, de cuya aprobación en el Parlamento se cumple mañana un año. Según Nieto, dicha aprobación “generó unas expectativas formidables al movimiento memorialista y al conjunto de la sociedad andaluza” y ahora estas expectativas se han traducido en una “decepción incipiente por el grande de efectividad” de la Ley.

En rueda de prensa, Nieto ha expuesto que un asunto que “ya puso IU encima de la mesa en el debate presupuestario” ha quedado evidenciado tras el primer año de desarrollo de la ley: la insuficiente dotación presupuestaria, que “está muy lejos de ser suficiente para cumplir con su intendencia mínima básica para llevar un ritmo adecuado sobre todo con lo que tiene que ver con la exhumación de fosas o la identificación de restos”.

En este sentido, la parlamentaria de IU ha apuntado que “tenemos en nuestra comunidad los restos de entre 46.000 y 48.000 personas que aún están en fosas diseminadas por toda la geografía Andalucía, lo cual requiere de un trabajo ingente y del incremento de los recursos para que el tiempo no siga jugando en contra de quienes están esperando”.

Nieto ha afirmado que tanto al movimiento memorialista como a IU Andalucía les preocupa “la lentitud con la que se va desarrollando reglamentariamente la norma, dado que el trabajo de la Junta es excesivamente pausado”. En esta misma línea, Nieto ha declarado que “sólo a instancias de la oposición y de críticas que comienzan a ser muy contundentes por parte del movimiento memorialista se empieza a afrontar la necesidad de analizar la nomenclatura de ciertos equipamientos públicos, que aún honran a personas vinculadas al franquismo”.

Entre los incumplimientos expuestos por la portavoz adjunta del grupo parlamentario de IU Andalucía se encuentran además la ausencia de un proceso de exhumaciones detallado, protocolos de actuación y constitución de órganos aún pendientes, la ausencia de una documentación que garantice que se traslade al sistema educativo la verdad de lo sucedido en el Golpe de Estado, la Dictadura y la posterior represión o que la eliminación de la simbología franquista no está surtiendo efectos prácticos, ya que “la Junta aún no está tomando cartas en el asunto a pesar de que la ley es taxativa en ello”.

En última instancia, Nieto ha señalado que “compartimos la preocupación del movimiento memorialista” y ha asegurado que “tanto en lo que se refiere a la voluntad política como en lo que se refiere a los recursos que el Gobierno de Susana Díaz está dispuesto a poner, entendemos la decepción y el desánimo que empieza a cundir en el movimiento memorialista”.

Siete incumplimientos a un año de su aprobación

1. Sin dotación presupuestaria
La dotación económica sólo sube un 0,5% respecto al anterior presupuesto
en el que la Ley no existía.
Las cantidades destinadas por la Junta son absolutamente insuficientes para
cumplir los mínimos que exige la norma.
IU pide una Ley de acompañamiento económico.

2. Nulo desarrollo reglamentario
Seguimos sin reglamentos que regulen el desarrollo de la Ley
IU pide que se ponga en marcha el Consejo Andaluz de Memoria Democrática,
que se regulen los procesos de eliminación de símbolos franquistas, que
se adapte el sistema educativo a lo previsto en la Ley y que se apruebe un
nuevo protocolo de exhumaciones coherente con la Ley.

3. Censo de víctimas y Comisión de la Verdad
No avanza la elaboración de un censo oficial de víctimas del franquismo.
Sigue sin ponerse en marcha la Comisión de la Verdad para Andalucía.
Las oficinas de Memoria puestas en marcha por la Junta de Andalucía en diciembre,
sólo han servido para propaganda del PSOE.
IU pide la puesta en marcha inmediata del censo oficial y de la Comisión de
la Verdad.

4. Plan anual y cuatrienal de exhumaciones
La Junta está cayendo en un incumplimiento flagrante de lo establecido en los
protocolos internacionales:
No hay denuncias ante los Tribunales por las primeras evidencias de posibles
delitos de lesa humanidad.
No se está atendiendo a la identificación genética para individualizar a las víctimas
(la dura burocrácia para la realización de la prueba hace desistir a los
descendientes).
Sigue sin realizarse la necesaria divulgación y socialización de las circunstancias
históricas de los asesinatos y desapariciones.

5. Eliminación de la simbología franquista y exaltación de la dictadura
En términos generales, no se está eliminando la simbología franquista de los
espacios públicos o privados de uso público. La respuesta de la Junta a esto
es débil, inadecuada y en ocasiones inexistente.
No se está aplicando la sanción administrativa ni la supresión de subvenciones
que establece el régimen sancionador para casos de homenajes públicos
a personajes o símbolos franquistas.
La propia Junta incumple la Ley al mantener el nombre de golpistas en centros
educativos públicos, como ocurre con el Colegio “Cronista Rey Diaz” en
Córdoba.

6. La memoria en las aulas
La Ley establece con claridad la obligación de trasladar a las escuelas lo ocurrido
durante la dictadura para romper con el silencio curricular a la hora de
analizar los hechos históricos que van desde 1931 a 1982.
Pese a que la Junta afirma que este punto de la Ley ya se ha cumplido y llevado
a efecto, la realidad es que es mentira.

7. Lugares y senderos de Memoria Democrática
Se ha reducido sustancialmente el ritmo de declaración y catalogación de
Lugares de Memoria.
No se ha avanzado nada en el establecimiento de Senderos de Memoria.
Pedimos la puesta en valor del recorrido que realizaron los huidos republicanos
en febrero de 1937 desde Málaga a Almería y la necesaria catalogación
como Sendero de Memoria de la ruta en recuerdo de la guerrilla antifranquista
en la Sierra de Córdoba.