La Junta solo ha ejecutado el 30% de los más de 730 millones recaudados, desde mayo de 2011, a través del canon autonómico de depuración.

El último balance publicado por la Consejería con competencias en saneamiento y depuración, con fecha 31 de diciembre de 2018, indica que el 42,5% de las 300 actuaciones declaradas de interés, están sin iniciar.

En los últimos meses la Administración ha dado un fuerte impulso a las actuaciones pendientes, aunque esto no significa que entren en funcionamiento de forma inmediata. La media desde que se licitan las obras, se redactan los proyectos y se entregan al gestor está entre cuatro y seis años.

Ecologistas en Acción ha presentado un amplio informe sobre saneamiento y depuración en Andalucía, referido al balance de ejecución del canon autonómico y la situación, a 31 de diciembre de 2018 (último año con datos), de las actuaciones declaradas en 2010 de interés autonómico.

El balance de ingresos del canon en esa fecha es de más de 730 millones de euros -de los que 147 corresponden al último ejercicio-, aunque solo hay comprometido ejecutar 705 millones. Hasta ahora, según ha podido constatar la organización ecologista, se han ejecutado (gastados y pagados) casi 350 millones de euros, de los que casi 132 millones han sido financiados con cargo a Fondos certificados a la Unión Europea y unos 218 millones financiados con cargo a los ingresos del canon de mejora autonómico.

El dato más revelador, para Ecologistas en Acción, de la lentitud de la Administración a la hora de ejecutar las actuaciones que ella misma declaró de interés en 2010 es que solo el 30% de todo lo recaudado por el canon desde mayo de 2011 se ha ejecutado hasta finales de 2018. Es decir, se ingresa cada vez más por el canon pero se ejecuta cada vez menos. A ello hay que añadir la diferencia de cifras que existe entre los datos que ofrecen la Consejería y la Cámara de Cuentas en su Informe de Fiscalización. La diferencia entre todo lo ingresado respecto a la inversión ejecutada y financiada por el canon asciende a algo más de 512 millones de euros, una cifra que llega hasta los 582 millones de Euros para la Cámara de Cuentas, lo que supone una desviación de dinero público de 70 millones de euros.

En cuanto a las 300 actuaciones declaradas de interés autonómico, solo existe información del 61%, por lo que, teniendo en cuenta el porcentaje sin iniciar de éstas más el resto del que no se dispone de información, el 42,5% de las actuaciones están aún sin iniciar.

Aunque estas cifras disminuyen cada año, lo hacen de forma lenta, lo que da pie a Ecologistas en Acción a asegurar que aún estamos lejos del vertido 0 en nuestra Comunidad Autónoma. Las consecuencias se ven diariamente: sanciones de la Comisión Europea que seguirán llegando o actuación de fiscales y jueces por el vertido continuado de aguas residuales urbanas sin depurar a los cauces, causando efectos en el medio receptor.

A pesar de que en los últimos meses la actual dirección de la Consejería ha dado un fuerte impulso a la licitación de actuaciones pendientes, esto no significa que las infraestructuras vayan a entrar en funcionamiento de inmediato. La propia Consejería admite en su balance que una obra de estas características necesita un periodo de tramitación hasta su ejecución final que puede durar entre 4 y 6 años.

Ecologistas en Acción insiste a las Administraciones responsables de la ejecución de las actuaciones pendientes que aceleren los procedimientos administrativos y no escatimen los ingresos del canon para su ejecución. Además exigen a los Entes Locales, en función de lo recogido en las leyes de Régimen Local, que asuman las competencias en materia de tratamiento de aguas residuales.

Por estos motivos, Ecologistas entiende que las Administraciones Central y Autonómica son las responsables de la ejecución de las obras de saneamiento y depuración en función de la declaración del interés en uno u otro sentido, mientras los Ayuntamientos tienen que prestar colaboración en esta obligación facilitando los terrenos para ubicar la infraestructura que realice el tratamiento de las aguas residuales urbanas, expropiando si es menester, agilizando permisos y, sobre todo, asumiendo con posterioridad las operaciones de mantenimiento de las mismas.

Desde Ecologistas en Acción urgen a acelerar las actuaciones para evitar la continua incoación de expedientes sancionadores y los efectos de los vertidos de aguas sin depurar a los cauces públicos, que pueden llegar incluso a daños sustanciales para el sistema natural como la falta de oxígeno; el aumento de tóxicos para los organismos acuáticos; presencia de patógenos; procesos de eutrofización; presencia de plaguicidas, metales y fármacos; aumento de la turbidez o la modificación del lecho del río.

Aquí podéis hojear el Análisis de los Ingresos del Canon Autonómico y situación de las actuaciones declarada de interés a 31 de diciembre de 2018