El Consejo de Distrito Villarrubia en la concentración de ayer tarde encabezada por su Presidente Juan Miguel Caballero

El Consejo de Distrito de Villarrubia, en el que están representadas todas las asociaciones vecinales y colectivos ciudadanos de la barriada, se concentraron ayer 6 de febrero, ante el Centro de Salud para denunciar su situación de precariedad y la falta de respuesta de la Delegación de Salud de Córdoba para dar solución a los problemas que presenta.

Según el Consejo de Distrito de Villarrubia el Centro de Salud de Villarrubia surge como un consultorio que, desde sus inicios, era demasiado pequeño para el número de usuarios a los que tenía que dar servicio. Con el paso del tiempo las necesidades de la ciudadanía aumentaron y los servicios fueron creciendo. Pediatría, más consultas médicas, más atención de enfermería, zona de almacén y archivo en un reducido edificio que los contenía. Por ello “la zona de espera de pacientes se redujo al mínimo.”

Según informa dicho consejo antes de 2008 ya se estaba trabajando y buscando suelo para la construcción de un nuevo Centro de Salud que diese respuesta al crecimiento de la población del distrito, pero “llegó la crisis financiera y todo lo proyectado y avanzado se paralizó”. Hoy la situación es peor que hace doce años ya que “la población ha seguido aumentando y el edificio envejeciendo”. La Sra. Delegada de Salud, María Jesús Botella, considera que la construcción de un nuevo Centro de Salud en Villarrubia es una prioridad para su Delegación, “pero no da los pasos para que sea una realidad”.

La Delegada “ha suspendido dos reuniones con el Consejo del Movimiento Ciudadano” para avanzar en este tema, entre otros. De igual forma hizo con el Consejo de Distrito “al suspender una reunión el día 23 de diciembre”. De igual modo se quejan que la Delegada de Salud no se presentara a la reunión mantenida con la Gerencia de Urbanismo para tratar algo tan urgente que es disponer de suelo para el  nuevo Centro de Salud. Este paso es “fundamental” para poder redactar el proyecto y dotarlo de presupuesto.

Esta situación hace pensar al consejo de distrito de que hay “otros intereses ocultos en la Delegación de Salud” y que  pretende “retrasar intencionadamente la dotación de este nuevo Centro de Salud en Villarrubia para desarrollar otro proyecto en otra zona de Córdoba”. Para Villarrubia es imprescindible dotar “cuanto antes” de un nuevo centro de salud que se adapte a la población actual y a su potencial crecimiento para dar “un servicio adecuado a la ciudadanía”. Además añaden que en tiempos de pandemia, en plena ola de frío y con lluvia los/las usuarias “han tenido que hacer cola en plena calle”. De la misma forma se quejan de que en atención primaria se atienda a las personas usuarias por teléfono.

El Consejo de Distrito de Villarrubia entiende que la la situación sanitaria actual “es crítica y que la atención primaria está desbordada” al no haber aumentado el personal ni los recursos materiales. Desde dicho consejo son conscientes  de que el personal sanitario está haciendo “un esfuerzo titánico” para dar respuesta tanto a la población contagiada por el virus como a las personas enfermas puntuales o crónicos. Aunque añaden que es “totalmente insuficiente” para una atención de calidad los/las pacientes. Es por ello que consideran “urgente” la construcción de un nuevo centro de salud, dotado con más recursos humanos y con los materiales adecuados.

Por todo lo anterior, con estas movilizaciones, los miembros del Consejo de Distrito denuncian la “situación de abandono por parte de la Delegación de Salud de Córdoba” y la “falta de respuesta” a la “demanda ciudadana de dotación de un nuevo Centro de Salud”  para prestar una atención sanitaria de calidad a los 11.000 habitantes del distrito.

Asimismo, consideran que se deben tomar medidas para evitar “las colas en la calle” de pacientes que esperan para ser atendidos. Además piden que se debe abrir, de nuevo, el Centro de Salud para una “atención adecuada” a las personas enfermas, aunque adoptando las medidas sanitarias adecuadas ya que la “atención presencial al paciente debe ser prioritaria”, dejando la atención telefónica para asuntos como la renovación de recetas o para partes de confirmación.

Por último el Consejo de Distrito de Villarrubia expresa que “si no se toman medidas para revertir esta situación en breve continuaremos con más movilizaciones” . Al mismo tiempo “movilizaremos a la vecindad del distrito” de Villarrubia ya que  el vecindario “está ya harto de tanta precariedad sanitaria en esta zona de la ciudad”.