Reclama que el Ayuntamiento asuma la responsabilidad que hasta ahora ha derivado al voluntariado y ONG´s, cuyo voluntariado es “el gesto más noble que sociedad ha dado de sí misma”.

Ese liderazgo en las actuaciones entiende que debe ser fruto de la conjunción del equipo de gobierno y de las fuerzas de la oposición en torno a medidas de calado social propias de la situación de emergencia de las familias.

Muestran su reconocimiento al Distrito Sur y Noroeste, así como a la Coordinadora de Mujeres del Distrito Sur

El Consejo de Distrito Sureste, que incluye también a zonas muy deprimidas de nuestra ciudad, ha emitido un comunicado en el que, tras mostrar su apoyo a las personas afectadas por la pandemia y a las que se mantienen en sus puestos de trabajo en los cuidados imprescindibles en estos momentos, pone el dedo en la yaga que, desde comenzó la crisis, ha quedado abierta y que han denunciado repetidamente tanto otros Consejos de Distrito, como colectivos y movimientos sociales o las propias trabajadoras y trabajadores de Servicios Sociales del Ayuntamiento. Desde Sureste se incide en algo que queda a la luz desde el momento en que se viven las situaciones actuales desde cerca: son las ONG y los y las voluntarias quienes están al frente del socorro de las personas más vulnerables; y, por otro lado, la descoordinación y la inexistencia de un plan de abordaje de las realidades por parte del Ayuntamiento, que luche por cubrir las necesidades más perentorias en materia de alimentación, pero también “de vivienda, suministros básicos, trabajo, educación, salud….” . Las respuestas deben organizarse según sean las responsabilidades. Esto es, el Ayuntamiento al frente y el mundo de lo social detrás, apoyando. Por eso, apostamos decididamente porque el acceso a los bienes de necesidad para el sustento sea considerado un derecho y no sean tratados como un gesto de caridad.”

Por ello, reclaman un plan de contingencia, que no sólo cubra la necesidad inmediata, sino que afronte “la penuria en la que se sumirá la población que se incorpora a esa bolsa que demanda desesperadamente la ayuda que no llega“. La situación actual ha desvelado, en opinión del Consejo de Distrito Sureste, cómo está el Ayuntamiento: con la necesidad de que se le dote integralmente de personal, siendo urgente en Servicios Sociales, y con financiación que pueda afrontar realmente la emergencia. En este sentido, se lamentan de que se hayan aprobado unos presupuestos que los concejales y concejalas saben que no van a ser reales, en vez de haber unificado posturas evitando enfrentamientos. “No es ese el ejemplo que les está dando la vecindad. Parece que siguen ausentes o peor, no entendiendo la realidad.”

El Consejo de Distrito Sureste planteó al Ayuntamiento un ofrecimiento de apoyo y ayuda con seis Asociaciones Vecinales con más veinte personas dispuestas a “articularse con los servicios municipales en favor de que ningún vecino o vecina se quedara atrás. Tiempo habrá de exigir las explicaciones oportunas de por qué ese ofrecimiento ha recibido el desprecio por respuesta. “, denuncian.

Por último, muestran su apoyo y solidaridad con tantas personas “que han mostrado sus sentires en estos días y que a pesar de los pesares, siguen clamando en el desierto y trabajando por quienes son las suyas aunque el gobierno municipal, como a nosotras, no nos haga el menor caso.”