El CMC afirma que es el momento de cambiar la movilidad de nuestra ciudad y de no volver a las cotas de contaminación del aire y ruido que nos obligue a medidas coercitivas de reducción del tráfico.

Incluye la experiencia de peatonalización de la avenida de la Viñuela.

El Consejo del Movimiento Ciudadano de Córdoba ha transmitido al ayuntamiento su visto bueno en líneas generales al “Plan integral de movilidad sostenible para bicicletas y vehículos de movilidad personal”, si bien ha realizado algunas observaciones al mismo entre las que destaca que estas medidas y otras que se pudieran plantear con el mismo objetivo deben incluirse dentro del Plan de Movilidad Urbana Sostenible que no se llegó a aprobar de forma definitiva, y que no se sometió al Reglamento de Participación y que debería dar coherencia y unidad a todas las actuaciones.

Para el CMC la ejecución del programa debe realizarse de la forma más participada posible y evaluando las medidas que se activen para poder revertir aquellas que no surtan los resultados previstos. En este sentido, apoya la experiencia de peatonalización de parte de la avenida de la Viñuela incluida en el plan, si bien se debe incrementar la información, plantear alternativas de aparcamiento y evaluar si se alcanzan los objetivos de mejora de la calidad del espacio urbano, apoyo al comercio de cercanía y mejora del medio ambiente en la zona. Para el CMC, la implantación de las ciclocalles es más efectiva que la creación de carriles bici más aún cuando nunca se consensuaron con el movimiento ciudadano los trayectos por parte de la Junta de Andalucía. Pero la puesta en funcionamiento de las ciclocalles requiere de una campaña de sensibilización de la población cordobesa que incida en la preferencia de la bicicleta y los VMP en estos carriles y se pida el respeto a la norma por quienes van en vehículos motorizados.

El CMC asegura que es el momento de cambiar la movilidad de nuestra ciudad y de no volver a las cotas de contaminación del aire y ruido que nos obligue a medidas coercitivas de reducción del tráfico.

Por último, el Consejo del Movimiento Ciudadano considera que el plan de movilidad sostenible tiene que incluir la periferia cordobesa. A ese respecto, recuerda que hay que recuperar los proyectos de carril bici que lleguen al Higuerón, Villarrubia y Encinarejo por el oeste y a Alcolea y El Ángel por el oeste. También que el ayuntamiento tiene que impulsar las Vías verdes que vayan a Cerro Muriano y a Santa Cruz y la Campiña. Además, recuerdan que hay que incrementar el transporte público colectivo para que dé servicio a las nuevas urbanizaciones que se han generado en los últimos años (Encinares, El Sol, …)