No se hicieron mediciones sistemáticas, ni se midió en horario nocturno

El Consejo del Movimiento Ciudadano considera ineficaz el mapa estratégico de ruidos aprobado por el actual gobierno municipal y que fue elaborado en el mandato anterior. El mapa aprobado es una imagen falsa de la realidad del ruido en la ciudad al menos por dos motivos: uno, que no se hicieron mediciones sistemáticas por cuestiones presupuestarias, ni se midió en horario nocturno el parecer por no entrar dentro de los parámetros exigidos en Europa. Por esta razón, el Consejo del Movimiento Ciudadano esperaba que se rehicieran los trabajos y que no se concluyera el expediente para poder contar con un mapa real.

El Consejo del Movimiento Ciudadano considera que el ruido es uno de los problemas de convivencia más profundos y que merecería haberse realizado un mapa que respondiera a la realidad. Las mediciones sistemáticas han sido sustituidas por aplicación de algoritmos matemáticos que han determinado los resultados, prácticamente centrados en los focos generados por vehículos y el ferrocarril, esto último, tras haber aportado esa necesidad desde la comisión de periferia.

Con todo, para el Consejo del Movimiento Ciudadano, es más grave aún no haber tenido en cuenta el ocio nocturno, motivo de una gran cantidad de denuncias ciudadanas que no son atendidas suficientemente. Existe una ciudad nocturna con vida propia que origina problemas serios de convivencia por alterar el descanso. Nadie puede entender que la zona de la Ribera, la Corredera, María la Judía, avenida de Barcelona o la misma calle de la Plata o Historiador Díaz del Moral no sean zonas de ruido extremo que tendrían que ser sometidas a un control de horarios y actividad.

Para el Consejo del Movimiento Ciudadano, es necesario realizar una revisión total del trabajo realizado, una ampliación del mapa aprobado para que sea una imagen más fiel de la realidad de la ciudad, Asimismo, considera que hay que aplicar la actual ordenanza de ruidos, empezando por reactivar la declaración de zonas ZAS. A este respecto, espera que el gobierno municipal dé respuesta a la petición que hace meses realizó la asociación vecinal Axerquía y que aplique el protocolo que determina la ordenanza, que continúa en vigor. Las ordenanzas están para cumplirlas y no para obviarlas.