El Consejo del Movimiento Ciudadano afirma que el retraso de las ayudas estatales agudiza las necesidades de las familias cordobesas.

Del mismo modo ha solicitado al gobierno municipal que, de forma urgente, agilice la atención a la emergencia social generada por la paralización de la economía.

El Consejo del Movimiento Ciudadano cree necesario que el ayuntamiento tome medidas “de forma urgente” ante la emergencia social, que se ve agudizada y dilatada en el tiempo por el retraso de las anunciadas ayudas estatales (pago de desempleo, de ERTES, creación de un ingreso mínimo vital, …). A esto se suma el ya conocido “retraso injustificable” de la renta mínima de inserción de la Junta de Andalucía que “lo hace inoperante” en estas circunstancias. Para el Consejo es necesario “recordar que las familias que requieren ayuda urgente han llegado a triplicarse y a concentrarse en el plazo de un mes, y que van a cumplirse ya dos que muchas de ellas no tienen ingresos”.

Al mismo tiempo se han constatado que “las ayudas de emergencia, a pesar de haberse acelerado en su tramitación, siguen llegando más tarde de lo necesario y han de pasar por unas formalidades que les hace perder eficacia”. Por tanto, “insta al ayuntamiento a volver a modificar el sistema de tramitación, incrementar el personal en los distintos departamentos que intervienen en su tramitación, o a buscar un sistema complementario que permita que las ayudas lleguen en el plazo de una semana o diez días desde que se solicitan”.

Del mismo modo pide al ayuntamiento que, “mientras se reduce esta acumulación de familias necesitadas, mantenga y mejore el sistema de ayuda alimentaria dentro del programa “Todos por Córdoba”, que interviene con la participación esencial del Banco de alimentos y de numerosas entidades ciudadanas y voluntariado” Así como que “hay que evitar las concentraciones de personas por razones sanitarias, incrementar y diversificar los alimentos que se aportan, y adaptarse a las necesidades de la diversidad familiar existente”. Dicho programa “está contribuyendo a paliar la difícil situación de numerosas familias que de manera coyuntural se encuentran en un estado de necesidad imperiosa, pero no es la solución, por lo que se debe ir transfiriendo a dichas personas al sistema de servicios sociales”.

Por último, para el Consejo del Movimiento Ciudadano es fundamental que “el ayuntamiento disponga cuanto antes de las partidas oportunas que aseguren potenciar el sistema de servicios sociales, tanto en medios como en personal, incluyendo un servicio de atención psicológica, puesto que lamentablemente la situación social no va a poder volver a ser la misma que antes que la pandemia, que ya era difícil en muchos barrios y distritos de nuestra ciudad”. Asimismo, “volvemos a solicitar al gobierno estatal que permita usar el superávit municipal para intervenir en esta emergencia, así como que la Junta de Andalucía agilice la concesión de su renta de inserción y otras ayudas en esta difícil situación social”.