El Consejo del Movimiento Ciudadano favorable a la restricción de viviendas turísticas en el Casco

El Consejo del Movimiento ciudadano se muestra a favor de la adopción de medidas que limiten la transformación de viviendas residenciales a turísticas de forma descontrolada y masiva en la zona del Casco, tomando medidas cautelares de suspensión de licencias y de cambios en el Plan especial del Casco que eviten la saturación y transformación de la vida normal del Casco. Entiende que esta medida pueda no ser la misma para todo el Casco en función de la realidad actual y las previsiones de presión en el futuro.

Por otro lado, considera que también se debe regular la apertura de apartamentos turísticos, que actualmente son tratados con la misma norma que los hostales y hoteles. Se muestra a favor de que también se limiten en lugares donde ya puede haber saturación y que se debe propiciar su distribución por zonas menos presionadas del Casco o a barrios limítrofes. Asimismo, es fundamental que la transformación del edificio no impida su recuperación inmediata como viviendas, permitiendo su ocupación como tal en cuanto no haya tensión turística.

Igualmente, muestra su satisfacción porque una parte del empresariado hostelero se muestre en contra del turismo de borrachera y exige al Ayuntamiento que sea duro y exigente en que ese turismo de borrachera no sea tolerado en la vía pública ni cerca de zonas residenciales. Córdoba necesita un turismo de calidad, esto es, no un turismo de millonarios ni jet set, sino un turismo que sepa que se encuentra en una ciudad cuyo mayor valor debe ser su valor patrimonial y no el precio barato del alcohol y la juerga descontrolada.

Por último, insta a las Administraciones e Instituciones públicas y privadas que eviten la acumulación de toda actividad turística en el Casco. Córdoba cuenta con suficientes alicientes, y si es necesario deben generarse nuevos, en nuestra Sierra o en nuestra periferia, para derivar su actividad hacia estos lugares sacándolos del Casco. O, alternativamente, que se distribuyan por el Centro histórico, extendiéndose hacia la zona de la Axerquía Norte o hacia la zona del barrio de Santiago-San Pedro y entorno. Hay que hacer del turismo un aliado para construir nuestra ciudad, no para destruirla.

Foto: Paradigma Media Andalucía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.