Sigue sin firmar el convenio sobre tarifas e impone horarios irracionales.

El Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) ha denunciado mediante nota de prensa la actitud, en su opinión, desdeñosa de RENFE hacia el servicio de Cercanías que tanto costó implantar, aunque fuera de forma incompleta, y muestra su queja porque se siga sin firmar el convenio con el Ayuntamiento de Córdoba para la reducción de las tarifas, uno de los grandes problemas para facilitar un mayor uso del servicio.

En este sentido, el CMC se ha dirigido al gobierno local para que exija la inmediata firma del convenio para el cual el Ayuntamiento dispone de partida presupuestaria, por lo que RENFE ni siquiera perderá ingresos, aunque ya ha anunciado la implantación de horarios de verano que elimina todos los trayectos de tarde-noche y que dispone un servicio que para nada favorece a las barriadas periféricas de Villarrubia, Higuerón y Alcolea, que deberían ser los grandes beneficiados del Cercanías. Con estas decisiones, tomadas sin tener en cuenta las necesidades planteadas reiteradamente por el Consejo del Movimiento Ciudadano, solo demuestran desprecio a los ciudadanos de la periferia cordobesa y a toda la ciudad.

El Consejo del Movimiento Ciudadano cree que ha llegado la hora de que el Ayuntamiento defienda ante RENFE al vecindario cordobés y que exija la mejora de la calidad y cantidad del servicio y un coste razonable y adecuado a las posibilidades de la población cordobesa. Además, el ayuntamiento tiene pendiente integrar el Cercanías con la red de autobuses de AUCORSA y mejorar los accesos a los aparcamientos establecidos en el entorno de las estaciones. Esto es, seguir trabajando en lo que decidió la comisión técnico-ciudadana creada al efecto en el anterior mandato municipal. Esta actitud de RENFE coincide con una actitud similar de ADIF que debe hacer realidad la creación de la nueva estación de la zona de Levante, para lo cual debería tener en cuenta las ubicaciones propuestas por los representantes vecinales porque permite un mejor y más fácil acceso a más de 50.000 personas. Para fomentar la intermodalidad con el Cercanías tendría que crear aparcamientos vigilados para bicicletas en las distintas estaciones y apeaderos en niveles de calidad adecuados. También es urgente que el ayuntamiento recupere la comisión sobre eliminación de las vías de Alcolea a las que debe invitar a ADIF y a RENFE, así como seguir buscando una solución para el paso subterráneo de Villarrubia o la eliminación del tacón de los Olivos Borrachos.