Acaba de lanzar un catálogo recopilando diversas iniciativas de producción cercanas a la ciudad de Sevilla.

El catálogo ha sido elaborado en colaboración con El Enjambre Sin Reina, y se publica en un momento en que cabe plantearse si nuestro modelo de consumo tan deslocalizado es el más adecuado de cara a situaciones como la que vivimos.

Con la financiación de la Agencia Andalucía de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), Ingeniería Sin Fronteras Andalucía acaba de lanzar el “Catálogo de Iniciativas de Producción Local”. Se trata de una guía que recopila iniciativas de producción cercanas a la ciudad de Sevilla, que de una manera u otra están relacionadas con la agroecología o la economía social y solidaria. Su elaboración y publicación se enmarca en el proyecto Andalucía Consume Crítico, con número de expediente 0ED019/2017.

Para llevarlo a cabo se han establecido unos criterios de evaluación de las iniciativas, para luego presentarlas en base a cinco criterios: organización interna, género, diversidad social, sostenibilidad ambiental y la adecuación a la demanda y las necesidades del consumo. Se incluye además una breve descripción de cada iniciativa e información de contacto. Todo el trabajo de investigación ha sido llevado a cabo por El Enjambre Sin Reina.

Para realizar la guía se ha tomado como punto de partida la “Guía para la Definición de Criterios Sostenibles en Mercados Alternativos y su visualización de cara a las personas consumidoras”, que se llevó a cabo en el ámbito de la Universidad de Córdoba con la colaboración de los mercaos sociales “La Tejedora” en Córdoba y “La Rendija” en Sevilla. Esta guía establece una metodología que ha sido seguida en el proceso de investigación, y también a la hora de visibilizar las iniciativas.

La guía, que está centrada en el entorno de la ciudad de Sevilla y abarca unas 30 iniciativas, puede considerarse como un trabajo piloto, que sería extensible a otras zonas e iniciativas. Se esta trabajando en diferentes formas de aplicación de la misma. En formato físico se piensa en un bloc de anillas para espacios de venta de productos de proximidad, en los que se irían almacenando las fichas de las iniciativas cuyos productos están en venta. Se esta estudiando también un desarrollo web en el que las diferentes iniciativas introdujeran sus datos, fueran evaluadas con la metodología utilizada y fueran visibilizadas con la correspondiente ficha.

El comercio y la producción local pueden ser determinantes en la construcción de lo que estos días se esta llamando “la nueva normalidad”. El dinero que se gasta en pequeño comercio e iniciativas locales revierte hasta tres veces más en la comunidad que el gastado en grandes superficies. También disminuye la dependencia del comercio a larga distancia y genera medios de vida en nuestro entorno más cercano.

Desde las principales organizaciones ecologistas se viene hablando de la necesidad de una regreso bajo los criterios de la justicia social y ambiental, para así abordar la situación de crisis climática en la nos encontramos. Relocalizar el comercio y la producción puede ser una de las tareas mas sensatas que podemos acometer, construyendo así comunidades más sostenibles y autosuficientes.

A continuación dejamos enlaces para ampliar información y conocer el proyecto Andalucía Consume Crítico: