Se trata de un servicio de videoconferencia alternativo a los ofrecidos por las multinacionales, seguro, basado en software libre y gratuito.

Desde la organización lo han estimado necesario por el fuerte auge de las comunicaciones online durante los últimos meses y las dudas surgidas en torno a aplicaciones como Zoom.

En los últimos días la organización Ingeniería Sin Fronteras (ISF) ha puesto a disposición de la sociedad un servicio de videoconferencia, equivalente a otros servicios comerciales de uso generalizado como son Zoom, Skype o Hangouts. Este servidor esta disponible para el uso de colectivos sociales, asociaciones, o particulares que necesiten comunicarse a distancia o por motivos del actual confinamiento.

El acceso a la herramienta se realiza desde cualquier navegador. En dispositivos móviles, es posible además acceder desde la App que se pueden descargar en esta web o en los repositorios disponibles para Android o iOS. Aunque el uso del servicio es muy intuitivo, ISF ha publicado además un manual de uso.

Con esta iniciativa, ISF trata de proporcionar un servidor confiable y seguro para la realización de reuniones, charlas y conferencias, que suponga una alternativa a los servicios de grandes empresas en los que en los que nuestros datos son tratados como mercancía y utilizados para el beneficio económico. Para alcanzar estos objetivos la organizació ha hecho una apuesta por tecnologías y comunicaciones libres, así como por la descentralización de servicios, continuando su apuesta por la soberanía tecnológica.

El servicio se basa en el software Jitsi Meet, parte de un ecosistema de aplicaciones de videoconferencia bajo la licencia libre Apache 2.0. Esto implica que el software puede usarse para cualquier propósito, distribuirse, modificarse, y distribuir las versiones modificadas. Y es lo que hace posible que ISF haya podido instalarlo en sus servidores y ofrecer este servicio.

Según ISF, “se puede confiar en este servicio en la medida en que confíes en ISF“, pues el servicio es operado y mantenido por el Grupo de Sistemas de Información (GSI) de la organización, y su socio tecnológico Freedom for Knowledge and Technology (F4KT). Además, al estar el código fuente publicado y ser auditable, esta garantizado que no incluye ninguna puerta trasera intencionada, convirtiéndolo en una de las opciones más seguras en la actualidad. ISF adquiere el compromiso de que retendrá la mínima información sobre quienes usen el servicio y por el mínimo tiempo disponible. Lo único que se almacena es la dirección IP de quien se conecta con propósitos de mantenimiento del servicio. En ningún caso esta información se almacena más de quince días, y sólo es accesible para el mencionado grupo de GSI y F4KT. Todo ello se recoge en la Política de privacidad.

El uso de la herramienta es gratuito aunque se puede contribuir al mantenimiento de la misma haciéndose simpatizante de la Federación Española de Ingeniería Sin Fronteras, a través de la sección Participa de la web.