Izquierda Unida se desmarca de su socio de Gobierno: “no volveremos a ser partícipes de este modelo de Carrera Oficial de Semana Santa”

César Pérez Navarro

“No compartimos para nada el balance que ha hecho nuestro socio de Gobierno, el PSOE, con respecto a esta Semana Santa […] No hablamos de la Semana santa en su conjunto, sino de la Carrera Oficial y de su enclave […] Nosotros queremos una Semana Santa popular, no una Carrera Oficial excluyente”. Con estas tajantes palabras, enmarcadas como una “cuestión de sentido común”, el Primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García, ha querido desvincuarse del desarrollo de la fiesta popular en el entorno de la Mezquita Catedral tal cual ha sido concebida y se ha desarrollado este año.

En primer lugar, IU ha salido al paso del riesgo reconocido que ha corrido el “patrimonio” más valioso de nuestra ciudad -“no puede existir ningún evento en la ciudad que haga daño o gestione mal el Patrimonio”- remarcando que no se trata de una cuestión “política”, sino más bien “técnica”. Al respecto, se ha referido al informe enviado por la Gerencia de Urbanismo a la Comisión de Patrimonio de la Delegación de Cultura -en manos del PSOE- advirtiendo de que hay incumplimientos de la Ley de Patrimonio, en relación al montaje de los palcos en la Carrera Oficial, como ya señalamos desde Paradigma el pasado 25 de marzo. Estas apreciaciones se han respaldado estos días por Catedráticos como el de arqueología de la UCO, Desiderio Vaquerizo, que llamaba a “primar la belleza de nuestro espíritu milenario sobre la fealdad del acero” el pasado 28 de marzo, entre tras cuestiones. “Es muy grave que la Junta de Andalucía se ponga de perfil en un informe que le manda la Gerencia Municipal de Urbanismo, porque los cordobeses y cordobesas tienen que velar por el Patrimonio Histórico, pero los primeros que tienen que velar por esto somos las instituciones”, además, es “una carrera oficial que divide y excluye”. Y aquí, García ha volcado el segundo análisis de su crítica, más relacionado con la denunciada no-participación ciudadana, y apelando al “consenso” y “un diálogo abierto con los Consejos de Distrito y con la ciudadanía que permita una Carrera Oficial sin bandos”.

Una Carrera Oficial muy mala para el turismo

“Es inaceptable que tengamos el centro de recepción de visitantes casi 25 o 30 días cerrado, cuando es una de las épocas de más afluencia turística” y que “haya 100 m2” despejados en torno al palco del Obispo.

El Primer Teniente Alcalde ha concluído con una buena carga de autocrítica: “el primer año nos cogió a contrapié, porque no sabíamos de qué estábamos hablando, el segundo ya es responsabilidad nuestra, nos hemos equivocado dos años, y ya aviso que no vamos a ser partícipes ni nos vamos a equivocar un tercer año en este modelo de Carrera Oficial”.


Por su parte, el delegado Cultura y Turismo de la Junta, Francisco Alcalde, ha alegado que “no tiene datos de que se hayan producido daños en el perímetro” de la Mezquita a la par que ha reconocido que el montaje de los palcos, muchos de los cuales se colocaron a lo largo de su andén sin autorización de la Gerencia de Urbanismo o de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, “ha supuesto un riesgo”. Como justificación, ha apuntado que “no hubo tiempo para analizar el estudio” de la Gerencia de Urbanismo… no obstante, ha asegurado que se tendrá en cuenta “para la próxima Semana Santa”. Precisamente, el año pasado, la Asociación Vecinal Guadalquivir del Campo de la Verdad ya acusó al Gobierno Municipal de llevar a cabo “una política de hechos consumados”, aspecto que parece repetirse año tras año en lo que a la participación ciudadana se refiere, pero también en otros aspectos como la privatización del entorno de la Mezquita y el casco histórico, así como la falta de medidas de protección de este Bien de Interés Cultural (BIC) Patrimonio de la Humanidad. Según el Delegado de Cultura, el estudio que se se madó desde la Gerencia de Urbanismo “no reunía las condiciones suficientes para que fuese analizado” por la Comisión de Patrimonio. “Entonces, carente de documentación básica y desde ese punto de vista, la comisión no entró a valorarlo”, aunque “sí se dieron unas pautas a seguir para la próxima Semana Santa” en cuanto a la instalación de palcos y sillas junto a la Mezquita-Catedral. Pautas, como -por ejemplo- la separación de 10 cms. de las estructuras metálicas que sostenían los palcos que, como ha quedado de manifiesto en muchas fotografías de detalle, tampoco se han cumplido. Al respecto, Pedro García ha señalado que el respeto al patrimonio es “mucho más serio” que decir que “van a poner un palco a 10 cms.”

La visión del PP ha resultado del todo diferente. Su portavoz municipal, José María Bellido, ha realizado una “valoración muy positiva” que pasa por “mejorar y hacer más accesible el recorrido de la Carrera Oficial a todos los cordobeses”, además de “garantizar siempre la protección de la Mezquita Catedral y nuestro casco histórico”. Ha añadido que “es un entorno complicado y se puede seguir mejorando, para que muchos cordobeses puedan acercarse y puedan disfrutar de forma libre” del recorrido de las procesiones. “Tenemos que encontrar una forma para que sea más accesible, buscar espacios libres para que más cordobeses puedan acceder a la carrera oficial”, ha concluído.

Estos tres análisis parecen invertir el papel que juegan tradicionalmente el Gobierno de un Ayuntamiento y su oposición. En esta ocasión, las críticas se vierten desde el socio de Gobierno mientras que la oposición respalda de forma “muy positiva” el desarrollo de esta fiesta popular y eclesiástica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.