Juan y Ana, después de 10 años solicitando un piso a VIMCORSA, al fin, en julio de 2019, lo consiguen. Cuando están haciendo la mudanza, un operador de ENDESA les advierte de que va a denunciarlos porque tienen enganchada ilegalmente la electricidad. A partir de ahí, lo que sucede demuestra el absoluto caos con el que funciona la empresa municipal. No os contamos más. Védlo vosotros y vosotras mismas.

Nuestro reconocimiento y agradecimiento a Marcos Leva y a la Plataforma Ciudadana “Córdoba Lucha”.