La Asociación Vecinal Las Jaras se queja de que su Ayuntamiento, los representantes públicos del gobierno y de la oposición, no los escuchan para nada.

Llevan en esta última etapa sin agua, con cortes de días, con agua-barro saliendo del grifo y con aguas residuales cayendo al lago de donde se capta el agua para consumo humano.

La Asociación de Vecinal Las Jaras lleva mucho tiempo padeciendo cortes de agua, que cuando les llega sale de los grifos con barro y lavadoras que no se pueden poner porque la ropa sale amarilla. Es por ello que llevan año tras año denunciando esta  situación ante los medios de comunicación y en redes sociales. Pidiendo al alcalde, a su concejal de urbanismo y a los partidos de la oposición que resuelvan este problema “antes de que pueda haber un brote infeccioso en las personas que viven en esta parte urbana de la sierra”.

La asociación vecinal recibe quejas del vecindario “por la poca diligencia de los políticos para hacer algo por resolver los problemas de la ciudadanía mientras que son tremendamente diligentes para pasar al cobro los impuestos IBI”. Ya están llegando los recibos para el pago del impuesto de bienes inmuebles y pronto llegaran los demás impuestos. La personas que vivimos en Las Jaras “estamos muy de acuerdo con el pago de los impuestos, con lo que no estamos tan conforme es con la gestión que se está haciendo para la prestación de los servicios públicos y en concreto con el agua negra y sucia que se nos está sirviendo”.

La Asociación Vecinal Las Jaras transmite que la vecindad se sienten defraudada con los actuales miembros del gobierno municipal que “en la oposición decían una cosa totalmente contraria a la que dicen hoy”. Cuando estaban en la oposición exigían al entonces gobierno PSOE-IUCA que comenzasen a trabajar con la empresa municipal de aguas (EMACSA) y con la Confederación Hidrográfica (CHG) para solventar cuanto antes el problema y la situación que padecen las personas residentes en las Jaras necesita una solución provisional  que se haga, esta es una situación legalizada.

El vecindario dice sentirse engañado por quienes entonces eran oposición municipal que exigían una pronta resolución del problema “por ser esta una obligación municipal de prestación de servicios básicos y en concreto los de suministro tratamiento y vertido de aguas. Un problema, que “no debe tener ningún fondo político, es una obligación municipal de prestación de servicios públicos”.

La asociación vecinal lamenta lo lejos que queda la Moción política auspiciada por Ciudadanos en enero de 20119 a la que se sumaron todos los grupos políticos.Aunque “claro estábamos a tres meses de las elecciones municipales y había que hacerse la foto de familia”. Ahora están viendo “como gobierno y oposición juegan en el mismo campo de incumplimiento”. Además añaden que “es vergonzoso tener que pedir desde la asociación vecinal al alcalde, que haga lo que pedía que se hiciese desde la oposición”.

Por último la Asociación Vecinal Las Jaras denuncia que a día de hoy la situación del abastecimiento del agua en las Jaras es inasumible  por la calidad de la misma. Que a día de hoy “no hay una propuesta de solución clara a corto plazo, mientras esta parte de Córdoba no puede ni beber agua ni asearse ni lavar la ropa”. Esperan que “después de las placidas vacaciones, gobierno y oposición se acuerden que existen unos contribuyentes que siguen sin agua potable”