• Cine, música y títeres para disfrutar y reivindicar un Centro más humano.
  • La veterana asociación vecinal “La Axerquía” da cuenta en un encuentro festivo de las citas estivales de este año en la Ermita de la Aurora, una llamada a la convivencia de los vecinos y vecinas del Centro.
  • El ciclo ‘No estamos solos’ aprovecha grandes clásicos para invitar, con cine fantástico, a reflexionar sobre las ciudades y el destino del ser humano.

La asociación vecinal (AV) Axerquía ha presentado en la mañana del domingo 16 de junio, en la Ermita de La Aurora, su programa cultural, social y lúdico del verano 2019, ya la 21ª edición de este ciclo, con el que a través de 23 citas busca cohesionar el tejido vecinal de esta zona del Centro Histórico y, a la vez, llamar a la reflexión sobre los problemas del barrio, la ciudad y el propio ser humano de una forma amable y cercana.

El mismo ciclo ‘No estamos solos’, que se extenderá desde el 2 de julio a lo largo de todo este mes, con clásicos imprescindibles del cine como ‘Exploradores’, ‘La Invasión de los Ladrones de Cuerpos o ‘La Guerra de los Mundos’, hablan de la suplantación del ciudadano, muy en consonancia con la lucha que encabeza la AV Axerquía contra la gentrificación y la pérdida de personalidad y espíritu del Casco Histórico y de su población.

Al respecto, la presidenta de la asociación y también del consejo de distrito Centro, Juana Pérez, ha recordado a la prensa las reivindicaciones de los vecinos de la zona, en buena parte reflejada en la programación de verano de ‘Las Noches de la Ermita de la Aurora’. Así, en el ciclo desde el 2 de julio al 30 de agosto, se incluye un segundo torneo nocturno de ajedrez, recitales poéticos, cortos del Concurso sobre Violencia de Género del IES Maimónides, los cicles del Cine Ateneo y de Comedia Clásica, sesiones de micros abiertos, y un concierto en acústico. Eso sí, todas las citas concluyen a medianoche “para respetar el descanso de los vecinos, ya que es otra de nuestras reivindicaciones”, ha puntualizado Juana Pérez.

El ciclo se ha convertido en uno de los más veteranos de su género en Andalucía organizado por entidades vecinales, ya que fue en 1999 cuando, tras la recuperación de la Ermita de la Aurora por Vimcorsa, el espacio fue escenario por primera vez del programa cultural, lúdico y reivindicativo, sin faltar un año y siempre con el patrocinio de la empresa municipal que remozó
este espacio.

La programación de verano ha sido presentada en un día de convivencia vecinal, con un centenar de participantes a lo largo de la jornada, en el que también estuvo presente el carácter social y reivindicativo de la AV. Así, por ejemplo, pudo contemplarse una exposición de Manuel Cuello Gijón sobre inmuebles señeros abandonados en el Casco Histórico junto a datos demográficos de la zona donde queda patente el descenso y envejecimiento de la población frente al ya grave
problema de la gentrificación.

El monólogo de la artista Sabina P. Vicente, cargado tanto de humor como crítica e ironía, también invitó a reflexionar sobre el turismo masificado y la pérdida de identidad de los barrios históricos, como también hicieron miembros del Foro por el Derecho a la Ciudad con una breve intervención en la que además se presentó el corto ‘Acuerdo Ciudadano’.