Ángel-Bartolomé Gómez Puerto. Doctor en Derecho. Profesor de Derecho Constitucional (Universidad de Córdoba).

Posiblemente esta tribuna de opinión es las más breve que haya escrito, pero el mensaje que quiero transmitir a las personas con las que formo sociedad, pueblo, es bien sencillo.

La pandemia mundial que nos asola es tremenda y desconocida. La comunidad científica, diezmada en los años de gobiernos “liberales” y conservadores, esa década terrible para lo público, se afana sin límite de horas de trabajo en descubrir posibles soluciones, pero obviamente, estos procesos de investigación médica no son inmediatos.

Los distintos servicios públicos (sanitarios, emergencia civil, educativo, etc.) tratan, con mucho esfuerzo, de combatir los efectos letales y sociales de la pandemia. Esta es una de las cuestiones que no debemos olvidar, lo importante, trascendental, que es contar con una red pública que garantice nuestra seguridad material y emocional.

Y en todo este proceso, en este tiempo histórico tan excepcional, la sociedad, el pueblo, estamos dando muestras de cohesión, de unidad en torno a las directrices que nos transmite el Gobierno, derivado de las decisiones, difíciles, que cada día va a adoptando la comunidad científica nacional, que está coordinando a nivel nacional la estrategia de lucha contra la enfermedad.

El pueblo español está unido, aplaudimos a diario, tenemos esperanza y confianza. No dejemos que la negatividad de algunos representantes mine nuestra moral, en muchas ocasiones en base a falsedades que se difunden maliciosamente en redes sociales sin control.

Podemos salir de esta situación, seamos fuertes y responsables. Estemos unidos, es fundamental.

Córdoba, 4 de abril de 2020.