Se suman así al manifiesto emitido de la Plataforma Eureka por una Renta Básica Universal e Incondicional para Europa.

La Plataforma por la Renta Básica Universal e Incondicional (RBUI) de Córdoba ha elaborado un manifiesto local que complementa al emitido por la Plataforma Eureka y en el que se reclama, ante la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer mañana 25 de noviembre, la implantación de esta medida como una herramienta para la prevención y la erradicación de la violencia contra las mujeres.

En este sentido, la Plataforma destaca que, una vez más, las mujeres son uno de los sectores que la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 ha golpeado con más fuerza, haciendo aún más grave el problema estructural que es la violencia machista. Por eso, recuerdan que “en nombre de la raza, religión, etnia, casta, lengua…, se imponen normas patriarcales, se fundamenta la desigualdad de género, se sustenta a la familia patriarcal a través de la división sexual del trabajo, se carga sobre las mujeres la mayor parte de los cuidados que son necesarios para el sostenimiento de la vida y se dificulta su acceso a la vivienda, a su carrera profesional, a su vida laboral, a su salario, a su pensión de jubilación y a sus relaciones sociales y culturales, como
personas en igualdad“.

Pero la Plataforma denuncia que no solo se produce violencia contra las mujeres en esos casos, sino “cuando se ejerce sobre ellas control económico, acoso laboral y sexual, humillaciones, intimidación, agresiones físicas, asesinatos de ellas o de sus hijos e hijas, que es lo más tremendo, horroroso e insoportable que nadie puede aguantar…, pero también se ejerce violencia contra las mujeres cuando son objeto de burla en chistes, relatos y otros micromachismos“.

La Plataforma cree que la implantación de una Renta Básica Universal e Incondicional es una herramienta ideal para prevenir y erradicar estas violencias, ya que garantiza la autonomía e independencia de todas las personas, hombres y mujeres, para cubrir nuestras necesidades materiales y el desarrollo de nuestras capacidades, permite elegir empleos sin la presión de la necesidad acuciante de un salario. Porque reconoce el trabajo de cuidados y gestión de la organización del hogar que las mujeres han aportado a la economía a lo largo de la existencia humana, sin ninguna remuneración y que hoy consideramos esencial que sean una responsabilidad compartida por hombres, mujeres, el estado, los mercados y el sistema laboral.

Por todo ello la Plataforma está convencida de que la RBUI contribuirá a eliminar la división sexual del trabajo, reduciendo la brecha salarial y facilitando el empoderamiento de las mujeres para resolver los conflictos de Violencia de Género. También permitirá desarrollar trabajos voluntarios encaminados a un cambio de valores y dará un plus para desarrollar otras miradas sobre la economía desde una perspectiva feminista, basada en el valor de las personas y los cuidados, y no en el dominio o el negocio. Razones todas estas más que suficientes, entienden, para que desde el feminismo se luche por la implantación de la RBUI como Política Pública.

Por estos motivos y para avanzar en todos los ámbitos, la Plataforma invita a firmar y difundir la Iniciativa Ciudadana Europea): http://rentabasicaincondicional.eu