Llega el domingo y, a las 12’00 en punto, “Domingos Laicos”, en Paradigma Radio

18 octubre, 2020

Hoy realizamos un programa dedicado a un personaje conocido en Córdoba y en Sevilla, y muy relacionado con las inmatriculaciones de la Iglesia Católica. Asesoró directamente a Aznar en el cambio legislativo que permitió a los obispos inmatricular a nombre de la Iglesia también los templos, y él mismo ejerció como uno de los mayores inmatriculadores en Córdoba y Sevilla, entre otros de los más importantes bienes patrimoniales como la Mezquita y la Catedral de Sevilla. Se trata de Juan Antonio Asenjo, que fue obispo de Córdoba y está a punto de jubilarse como arzobispo de Sevilla. Profundizaremos en su biografía y las polémicas que le han acompañado, la última debida a la concesión del título de hijo adoptivo por el ayuntamiento de Sevilla. para ello tenemos la ayuda de unos tertulianos que conocen y han seguido sus actuaciones. Se trata de Guillermo Casellas, nacido en Sevilla hace 67 años, jubilado, miembro y coportavoz de la “Plataforma en defensa del Patrimonio de Sevilla”; y Miguel Santiago, habitual colaborador de este programa y presidente de la “Plataforma en Defensa de la Mezquita, Patrimonio público”. Ambos se definen como “nazarenos” y, por supuesto, Laicos. Disfrutaremos con la información, explicación y compromisos estos dos grandes tertulianos.

¿Cómo afectó la conquista castellana a Córdoba?

¿Cómo afectó la conquista castellana a Córdoba?

Comenzaré respondiendo a la pregunta planteada en este artículo refiriéndome previamente a la fecunda historia de Córdoba hasta la conquista por Fernando III en 1236. En una segunda entrega analizaré las consecuencias de dicha conquista. El origen de Córdoba, como su...

1 Comentario

  1. LARA

    La Iglesia inmatricula, porque la casta política lo permite.
    Y si bien la ley la puso Aznar, después estuvo Zapatero y no la quitó. Ni ahora Sánchez con Podemos.
    Recordemos que el psoe en Córdoba, le robó al pueblo la caja provincial y el palacio de Viana, y se los regaló a la Iglesia que posteriormente saqueó impunemente, Cajasur.
    https://es.calameo.com/books/00560931085b6c836aac1

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.